Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALBERTO NÚÑEZ FEIJÓO | Presidente de Galicia

“Rajoy no está cumpliendo sus compromisos pero sí su deber”

“Ya le gustaría tener a España el 1,5% de déficit y el 21% de paro como Galicia”

Alberto Núñez Feijóo, en la residencia oficial de Monte Pío en Santiago, el pasado viernes.
Alberto Núñez Feijóo, en la residencia oficial de Monte Pío en Santiago, el pasado viernes.

Llega de comer con Mariano Rajoy en un restaurante de Santiago. Es viernes tarde y por el despacho del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, revolotea a su aire su perra Camila, la única que parece desobedecer las órdenes del “jefe” en la residencia oficial de Monte Pío. El presidente promete a los funcionarios autonómicos a los que acaba de bajar el sueldo que es “el primer y último” esfuerzo que la Xunta les pedirá en toda la legislatura. Avisa a los ciudadanos “con más renta” que tendrán que pagar más pero no en impuestos sino a través de tasas cada vez que usen los servicios públicos. Y de su compañero de mesa hoy asegura: “Rajoy no está cumpliendo sus promesas pero sí con su deber”. Para Feijóo ambas cosas son compatibles. No se siente el barón de moda en el PP tras revalidar la Xunta pero saca pecho con la macroeconomía: “Ya le gustaría a España tener el paro y el déficit de Galicia”.

Pregunta. ¿La segunda mayoría absoluta le convierten en el referente del PP nacional?

Respuesta. No.

P. ¿Quien aspire a suceder a Rajoy lo tiene más fácil desde un ministerio o una autonomía?

R. A quien aspire a suceder a Rajoy hoy por hoy le auguro pocas posibilidades de éxito.

P. ¿Cuándo decidió bajar el sueldo a los funcionarios?

R. Tuve que decidir entre eso o subir el IRPF y el impuesto de hidrocarburos. Vi que todas las comunidades grandes hicieron ajustes la legislatura anterior y que Andalucía los adoptase hace semanas fue un factor a tener en cuenta. Y decidí. Me preocupé de preservar los ingresos de los funcionarios más bajos y pedí un mayor esfuerzo a los de más rango.

P. ¿Tiene un plan B además de la austeridad?

R. Lo que intentamos es no subir los impuestos a todos los ciudadanos. Con una austeridad y una subida de impuestos es más difícil, lo ha tenido que hacer el Gobierno central porque no podía pagar pensiones, prestaciones por desempleo ni atender los intereses de la deuda.

P. ¿Echa de menos junto a los recortes una mayor apuesta por el crecimiento? La troika solo impone austeridad y el PP parece encantado con la receta.

R. No, no está encantado el PP. Yo echo de menos que con la misma intensidad que se pide rebajar el déficit deberían reclamarse políticas para favorecer el crecimiento económico. Y no la hay. Necesitamos políticas de innovación, educativas, de competitividad de la economía y para blindar a los estados contra los ataques especulativos. Hemos de mantener la contención del déficit para hacernos menos dependientes de la deuda pero debemos intensificar las políticas de crecimiento.

P. Renunció usted a poner impuestos a la banca y a subir el IRPF a las rentas más altas.

R. A la banca ya no se puede y esa subida del IRPF aquí recaudaría cinco millones de euros.

P. Esas medidas tienen también un carácter simbólico para que pague más quien más tiene.

R. Eso es lo que hemos hecho en los libros de texto que ahora ya no son gratis para todos.

P. ¿Por qué la redistribución la entienden por la vía del gasto y no por la de los ingresos?

R. Yo puedo decir que los hijos de los diputados tengan libros gratis y subirles el IRPF y estamos hablando de los mismos cinco millones. Los que tienen más renta en Galicia han de acostumbrarse a aportar más a la financiación de los servicios por la vía de la tasa cuando utilizan esos servicios públicos, no por la vía del IRPF. Comunidades que subieron el IRPF hasta el tope como Andalucía y Cataluña tienen más déficit y paro. No creo que sean el modelo.

P. Lo tenían ya antes de subir impuestos a las rentas altas.

R. Sin duda y eso no ha venido a solucionar sus problemas.

P. Repite que desde 2009 no pudo dar una buena noticia a los gallegos, ¿cuándo podrá?

R. Buenas noticias hay muchas: nuestro autogobierno está más blindado que el de aquellos que están en derivas secesionistas. Galicia manda sobre su dinero y no el Ministerio de Hacienda, es capaz de colocar la deuda y es hoy una comunidad respetada. Tenemos problemas con el paro y una profunda crisis pero ya le gustaría a la mayoría de comunidades autónomas y al conjunto de España tener nuestros datos macroeconómicos. Si España acabara con un 21% de paro y un 1,5% de déficit sería una buena legislatura. Galicia tiene esos datos hoy.

P. Prevé que el crecimiento llegue en 2015. ¿Y hasta entonces?

R. Seguiré haciendo lo posible para que la economía crezca. Tenemos una previsión del paro de menos de un punto para este año frente a los siete que creció en 2012. Si somos capaces en 2013 de que el paro no aumente, estaremos cambiando la tendencia. Si contenemos la deuda y empieza a fluir el crédito tendremos los cimientos pero el problema es que la reforma financiera llegó tarde.

P. ¿Qué siente al ver a los estafados por las preferentes?

R. Trabajamos en solitario para solucionarlo por medio del arbitraje y hay 11.500 familias que han resuelto su problema. No ocurre lo mismo en otras comunidades. Mi opinión es que hay que mantener el arbitraje porque los que no han cobrado no merecen un trato peor. Y se les debe dar liquidez, no cambiar sus ahorros por un papel que podrá tener valor pero que ahora no lo tiene porque son acciones de bancos que no cotizan en Bolsa. Esa es la posición que he expuesto a mi Gobierno. Si lo conseguimos, habremos solucionado el 80% del problema.

P. Hablemos de cosas que no cuestan dinero. Prometió acabar con el caciquismo es un día.

R. No creo haber tomado ninguna decisión caciquil.

P. ¿Se trataba de no traer más caciquismo o de acabar con el que había?

R. En el Gobierno en el que presido no hay de eso.

P. Preside el PP gallego.

R. Y he trabajado para que eso forme parte del pasado.

P. ¿Qué pasará con el alcalde de Santiago recién imputado?

R. Veremos cual es la decisión de la juez cuando comparezca el señor Currás. La imputación por sí misma a veces da lugar a exigir responsabilidades y a veces no. Si un alcalde sale en libertad bajo fianza acusado de prevaricación o cohecho lo lógico es que dimita. No cambio de opinión, ya sea de mi partido o de otros. Cuando un juez impone fianza exigimos al imputado que ponga el acta a disposición del PP y lo que hemos hecho es pedir su dimisión.

P. ¿Qué le parece la denuncia del fiscal contra Baltar?

R. Hay una denuncia del PSOE, el fiscal investiga y la pone en manos del juez. Pido que se mire qué hay ahí con la contundencia que el caso requiere y la presunción de inocencia que el ciudadano merece, aunque no esté en política como es el caso.

P. Para ser el presidente previsible que vaticinaban, Rajoy va incumpliendo todas sus promesas.

R. Pero cumple con su deber.

P. ¿A pesar de incumplir sus promesas?

R. A pesar de haber recibido una España distinta de la que se le dijo que era, no con un 6,6% de déficit sino con un 9%, con una restructuración financiera sin hacer y una deuda con las eléctricas de 24.000 millones de euros, una España como un colador. Insisto: no ha cumplido con sus compromisos electorales pero está cumpliendo con su deber. Y hay dos clases de políticos, los que cumplen con su deber y los que no. Se pueden cumplir los compromisos electorales y no cumplir con su deber, yo prefiero un político que cumple con su deber.

P. ¿Dignifica la política que Cospedal retire el sueldo a los diputados y alardee de austeridad mientras cobra 158.000 euros?

R. Yo planteé en Galicia mi propuesta que es bajar el número de diputados. Los ingresos de Cospedal corresponden al sueldo de presidenta de Castilla la Mancha y de secretaría general del PP. Cada uno tendrá su propia opinión.