Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botsuana y Urdangarin nunca estuvieron en el guion

La Zarzuela vio la entrevista como “una oportunidad para hablar, sobre todo, del pasado"

El Rey, con la estatua que le hizo Antonio López en 2001. Ampliar foto
El Rey, con la estatua que le hizo Antonio López en 2001. EFE

El Rey no respondió a las preguntas que hubieran querido hacerle la mayoría de los españoles, por ejemplo, sobre la cacería de elefantes en Botsuana por la que luego les pidió perdón, o la imputación de su yerno, Iñaki Urdangarin, en un grave caso de corrupción. Nadie se planteó en ningún momento que esos asuntos salieran en la entrevista a don Juan Carlos por su 75º aniversario.

La idea de la entrevista empezó a fraguarse el pasado octubre. El periodista Jesús Hermida, de la misma quinta del Rey, propuso a TVE hacer un programa especial sobre la generación del monarca con la excusa de su cumpleaños. La cadena de televisión pública se lo planteó al director de comunicación de la Casa del Rey, Javier Ayuso, quien a su vez, se lo comunicó al jefe de la Casa, Rafael Spottorno, y finalmente, al Rey. “Nos pareció una buena oportunidad para que el Rey hablara, sobre todo, del pasado. Y encajaba a la perfección en la nueva política de comunicación de la casa de acercarse a los ciudadanos”, explican fuentes de la Casa del Rey.

Una vez obtenido el sí del monarca, empezó “la negociación”, que, lejos de lo que pudiera parecer, no consistió, según fuentes de la Casa del Rey, en descartar temas espinosos. “Nunca llegaron a estar sobre la mesa. El primer guion que nos enviaron desde TVE no incluía preguntas sobre Urdangarin o Botsuana. Toda la entrevista y el programa está planteada de otra forma, no tanto como una entrevista sino como una conversación entre dos hombres de una misma generación hablando sobre su generación. El Rey no buscaba grandes titulares”, añaden.

La negociación consistió, básicamente, en un tema de tiempo: TVE empezó planteando casi 40 preguntas, que finalmente quedaron en 20.

La entrevista se grabó finalmente la mañana del pasado 27 de diciembre en La Zarzuela. Jesús Hermida conoció al Rey cuando aún era Príncipe, en Houston (EEUU). Hermida le ayudó a conectar con algunos periodistas americanos. No se puede decir que fueran amigos, porque además, últimamente, no habían coincidido, pero ambos guardaban un buen recuerdo de aquel primer encuentro. De hecho, así lo comentaron ambos en los momentos previos a la entrevista, en La Zarzuela.

Las respuestas de don Juan Carlos no se editaron. Sí que cortaron, en cambio, las preguntas de Hermida, porque a veces, eran más largas que la contestación del propio Monarca.