Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Irún un etarra huido desde 1995 y reclamado por Francia

Juan Ignacio Pérez Aramburu tiene pendiente una condena de tres años en el país vecino

Era el líder del grupo de 'kale borroka' que intentó quemar vivos a cinco 'ertzainas' en 1995

Pérez Aramburu sale arrestado de la comisaría de San Sebastián.
Pérez Aramburu sale arrestado de la comisaría de San Sebastián. AP

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido esta mañana al etarra Juan Ignacio Pérez Aramburu en Irún (Gipuzkoa), según ha informado el Ministerio del Interior. Pérez Aramburu (San Sebastián, 1964), quien se encontraba en paradero desconocido desde 1995, estaba reclamado por la justicia francesa para cumplir una condena de tres años de cárcel por pertenencia a ETA.

El arrestado, que ahora pasará a disposición de la Audiencia Nacional, encargada de tramitar la orden europea de detención emitida por los juzgados de París, huyó de España tras participar, junto a otros individuos, el 24 de marzo de 1995 en un ataque con artefactos incendiarios contra una patrulla de la Ertzaintza en Rentería. El ataque se produjo dentro de una "jornada de lucha" convocada por Herri Batasuna y KAS tras el hallazgo en Alicante de los cadáveres de los presuntos etarras José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala, víctimas de los GAL.

Pérez Aramburu era el jefe del comando Y —los grupos de kale borroka organizados por ETA— que cometió dicho atentado. Ya antes había sido juzgado y condenado a 18 meses de prisión por su participación en los incidentes registrados en San Sebastián en La Salve de 1993.

Cinco agentes resultaron heridos en el ataque de Rentería, uno de ellos, Jon Ruiz Sagarna, con quemaduras en el 55% de la superficie corporal. Ruiz Sagarna era el conductor de la furgoneta en que patrullaban los agentes. El vehículo quedó convertido en una bola de fuego y el ertzaina perdió su control, arrollando a dos mujeres que caminaban por el lugar y resultaron también heridas.

Ruiz Sagarna pasó un mes entre la vida y la muerte y tuvo que permanecer cinco más internado en el Hospital de Cruces, en Barakaldo (Bizkaia).

La policía vasca detuvo cuatro días después del ataque a cuatro sospechosos, tres de los cuales fueron condenados por la Audiencia de San Sebastián a seis años de cárcel. El Supremo elevó las condenas a 12 años como autores de cinco delitos de homicidio en grado de frustración, uno de incendio y otro de imprudencia temeraria con resultado de lesiones.

Pérez Aramburu logró eludir la operación de la Ertzaintza y se dio a la fuga, aunque durante el juicio celebrado en San Sebastián un ertzaina lo identificó como uno de los participantes en el ataque.

Es la primera vez que un etarra es detenido en España para ser entregado a Francia por delitos en ese país

A raíz de su fuga, el etarra fue incluido en febrero de 2002 por el Departamento de Tesoro de Estados Unidos en su lista de miembros de grupos terroristas cuyos activos debían ser congelados en ese país. También figura desde diciembre de 2001 en la lista de terroristas de la Unión Europea.

En 2000, fue condenado en rebeldía por el Tribunal Correccional de París a tres años de prisión por un delito de asociación de malhechores con el fin de la preparación de un acto de terrorismo, y prohibición de permanecer en territorio francés durante otros 10 años.

Los jueces del tribunal parisino le sentenciaron por dicho delito de asociación de malhechores después de que la policía francesa descubriera un pasaporte falsificado por ETA con una fotografía de Pérez Aramburu tras el arresto en noviembre de 1996 del entonces jefe de los comandos ilegales (fichados) y del aparato logístico de la banda, Juan Luis Aguirre Lete, informa Vasco Press

Interior recalca que es la primera vez que un etarra es detenido en España para ser entregado a las autoridades francesas por delitos cometidos en el territorio del país vecino. Mañana pasará a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional.

Pérez, quien estuvo reclamado durante un tiempo por un juzgado donostiarra por el ataque contra la Ertzaintza, no tiene actualmente acusaciones en los tribunales españoles ya que esta acusación ha prescrito, según fuentes de la lucha antiterrorista.