Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bauzá cambia una ley y facilita a su esposa ser titular de una empresa

Según la ley autonómica, la mujer, docente, no podía tener un cargo empresarial privado

El popular José Ramón Bauzá, presidente de Baleares, el pasado abril.
El popular José Ramón Bauzá, presidente de Baleares, el pasado abril.

Hasta su elección, en mayo de 2011, el presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, del PP, era farmacéutico; su oficina tenía siete empleados. Además, era empresario en dos sociedades, Bauser Internacional 2001 y la enoteca Divino. Al tomar posesión de su cargo, aseguró en el registro de intereses de altos cargos que su única actividad paralela era la de diputado.

Bauzá figuró en el registro mercantil como administrador y apoderado de las dos compañías hasta mayo de 2012, cuando al trascender la aparente incompatibilidad inició la venta de su parte en Divino y transfirió formalmente la administración de Bauser —compañía patrimonial y comercial— a su esposa, Alejandra Marquina, que es docente interina de la Administración.

Al ser docente, la esposa de Bauzá entraba en incompatibilidad para tener un cargo empresarial privado, por la ley estatal y autonómica. La ley dice que no puede ejercer “cargo, profesión o actividad, público o privado, que pueda impedir o menoscabar el estricto cumplimiento de sus deberes”. El Gobierno de Baleares, el 31 de agosto de 2012, halló una posible puerta de salida para este obstáculo, un cambio legal. En uno de los 20 decretos “para la reducción del déficit del sector público”, incorporó una disposición adicional que facilita a los funcionarios y “personal docente” la compatibilidad con actividades privadas.

La esposa del presidente puede así “solicitar el reconocimiento expreso de esta compatibilidad”, lo que implica “la reducción del importe del complemento [salarial] específico”.

El portavoz del Gobierno y consejero de Educación, Rafael Bosch, negó anoche que el cambio responda a un deseo político de salvar la incompatibilidad de la profesora Marquina para que pueda seguir como administradora y titular de la empresa. “Ni ella ni ningún interino, con el salario que cobra, entra en incompatibilidades”. El PSOE cree que “el PP ha fabricado un cambio legal ad hoc, ha hecho un traje a medida”, según comentó su portavoz, Pilar Costa.