Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DRAMA DE LAS CUENTAS PÚBLICAS

Rajoy: “La reforma del modelo de financiación no es una prioridad”

El presidente afirma que cambiar el sistema sería "plantear el reparto de lo que no hay"

El PP intenta enfriar ahora el debate sobre la financiación autonómica

Rajoy insiste ante el debate catalán en "la defensa de la España constitucional"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha enfriado la expectativa de una reforma en profundidad de la financiación autonómica en esta legislatura, al declarar anoche, a su llegada a Nueva York, donde intervendrá hoy ante la Asamblea General de Naciones Unidas, que este asunto “no es una prioridad”.

Después de que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, declarase que “no es momento de abrir en canal “ el actual modelo, Rajoy ha recordado que cada cinco años hay que hacer una revisión del sistema de financiación autonómica, y que toca hacerla en esta legislatura “escuchando a todos”, pero no ha aclarado si el resultado de dicha evaluación será necesariamente una reforma del sistema, ni en qué sentido iría esta. “Pero no es la prioridad del día de hoy, el problema más importante que tienen las administraciones ahora es que no hay ingresos. Plantear en este momento una reforma del modelo de financiación autonómica es plantear el reparto de lo que no hay. El objetivo tiene que ser crear empleo y crecimiento económico”, ha insistido.

Rajoy ha despachado en términos similares la propuesta de resolución presentada por CiU en el Parlament, para someter a consulta el derecho a decidir del pueblo catalán. Sin entrar en el fondo de la propuesta, ha indicado que “en este momento lo serio, lo sensato y lo razonable es no añadir al problema principal [la crisis económica] otro problema. El objetivo nacional de todos ahora debía ser luchar contra el paro y promover el crecimiento económico”. Solo ha querido añadir que su “posicición, conocida por todos”, es la defensa de la “España constitucional”, que ha dado lugar al “modelo de Estado más descentralizado de la historia”. Y ha concluido con una apelación a la responsabilidad: “Creo que toca ser responsable, y el Gobierno será responsable, porque es su obligación”.

En cualquier caso, no parece posible que el Gobierno y el PP puedan frenar el debate sobre la financiación autonómica que han alentado en los últimos días Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría. Ambos respondieron la pasada semana al envite de Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña, con su disposición a reformar en esta legislatura el actual modelo.

La vicepresidenta, incluso, señaló que la primera fase, la de la evaluación del actual sistema, se llevaría a cabo en la Conferencia de Presidentes del 2 de octubre, lo que dio a entender la disposición a dialogar ya sobre este asunto. Esa impresión se reforzó con los mensajes de mano tendida del propio Rajoy. Pero este lunes, la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, ha asegurado que, ante la actual situación económica, “no es el momento de abrir un debate sobre el sistema de financiación”.

Cospedal es presidenta de Castilla-La Mancha y como tal será la portavoz de las comunidades del PP en esa cita. Su tesis: “No es momento para abrir en canal el actual modelo y los presidentes del PP siempre han entendido que el modelo de financiación era un mal modelo pero hay que realizar primero una evaluación del mismo y este no es el momento de ponerse a discutir, entre otras cosas, porque la situación económica no lo permite”. El problema es que a la misma hora la vicepresidenta y el ministro de Hacienda se reunían con los consejeros de todas las comunidades para fijar el orden del día, y Andalucía, Asturias, Cataluña y Canarias han mostrado su voluntad de plantear este asunto el día 2. El consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno canario, Javier González Ortiz, ha asegurado que en la conferencia se debe estudiar “la necesidad de establecer la modificación del sistema de financiación autonómico” y exigió que salga de allí un calendario concreto para esa reforma. La consejera andaluza de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha reivindicado que se aborde la modificación del sistema de financiación porque está suponiendo una “pérdida de en torno a 1.000 millones anuales”. También ha señalado estar “sorprendida” por las manifestaciones de Cospedal sobre este asunto cuando, durante el encuentro en La Moncloa “la vicepresidenta ha dirigido la reunión a la búsqueda del consenso con todas las comunidades”.

Varios de esos consejeros han visto una evidente contradicción entre la número dos del Gobierno y la número dos del PP, al menos respecto de los tiempos. De hecho, han explicado que el documento previo que hará el Ejecutivo incluirá referencias al sistema de financiación. Fuentes de La Moncloa y del PP se han esforzado en explicar que no hay diferencias entre ambas y que coinciden en asegurar que primero hay que cumplir la ley que exige una evaluación del funcionamiento del actual sistema. Santamaría aseguró el viernes que de eso se hablará en la conferencia y Cospedal lo ha rechazado expresamente este lunes.

En la reunión se ha acordado que el orden del día tenga dos partes genéricas sobre Europa y sobre situación económica. No ha habido discusión, casi todos han hablado del cumplimiento del objetivo de déficit y la vicepresidenta ha hecho una defensa del Estado autonómico. La vicepresidenta catalana, Joana Ortega, no ha mencionado las reivindicaciones secesionistas, sí el reparto del déficit.

Cospedal ha presentado al PP como el único que “garantiza a los españoles que va a defender la unidad de España, la Constitución y el Estado de las Autonomías”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >