El PSOE acusa al PP de crear “un monstruo de 17 cabezas”

"Va a haber que hacer una guía para los inmigrantes irregulares", dice Trinidad Jiménez

El PSOE denunció ayer que, con su real decreto sobre la sanidad, el PP no solo “se ha cargado el sistema de salud” dejando a miles de personas fuera sino que, además, ha dado lugar a que cada comunidad “haga lo que quiera”. “El Gobierno ha creado el monstruo de Frankenstein, de 17 cabezas. Hay tal confusión que no se sabe qué va a ocurrir ni cómo se va a atender ni en qué condiciones. Va a haber que hacer una guía para los inmigrantes irregulares”, denunció Trinidad Jiménez, secretaria de Política Social del PSOE.

El secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reunió ayer con representantes de la Organización Médica Colegial para abordar la situación que va a crear a partir del 1 de septiembre. Los socialistas llevaron ayer a cada una de las comunidades afectadas por el recorte la oposición a la medida adoptada . Así, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, aseguró que lo que se hace con la reforma sanitaria a los inmigrantes es “absolutamente inhumano” y enfatizó que “no se le puede negar la salud a nadie” porque no tenga papeles.

Según dijo, se termina con su concepción como eje del estado del bienestar. “La sanidad a partir de mañana no va a ser universal ni gratuita. Va a haber gente que va a quedar excluida del sistema sanitario”, remarcó el líder de los socialistas madrileños para indicar que el retirar la tarjeta sanitaria a irregulares es también “caro”.

También los sindicatos se sumaron ayer al rechazo a la medida que entrará hoy en vigor. Así, UGT denunció que los convenios especiales de prestación por asistencia sanitaria a extranjeros en situación irregular suponen una violación de un derecho básico y una dejación de funciones por parte de la Administración, que pone en riesgo la salud de las personas y la salud pública en general.

En un comunicado, el sindicato UGT recordó que el derecho a la protección de la salud, individual y colectiva, es un mandato constitucional que obliga a los poderes públicos a tutelar y a organizar su ejercicio mediante las prestaciones y los servicios necesarios. Según la nota del sindicato, la pretensión de que los inmigrantes irregulares firmen convenios especiales y paguen por la asistencia es “un ejemplo más del afán recaudatorio de este Gobierno, que únicamente se dirige a quienes se encuentran en una situación más precaria”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS