Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Méndez: “El Gobierno pretende cambiar la estructura de la sanidad española”

El líder de UGT, Cándido Méndez, tilda el cobro por la sanidad a los 'sin papeles' de "injusto"

Manuel Cervera, portavoz del PP de Sanidad, dice que la medida iguala España al resto de Europa

El proyecto del Ejecutivo de Mariano Rajoy de que los inmigrantes ilegales paguen 710 euros anuales por tener acceso a la Sanidad española sigue levantando una polvareda de reacciones. Cándido Méndez, secretario general de UGT, ha declarado hoy en la Cadena SER: "El Gobierno pretende cambiar la naturaleza jurídica de la estructura sanitaria española". El líder sindical no ha mostrado sorpresa ante la medida, que califica como "muy injusta, pero coherente con la estrategia general del PP".

Paulatinamente, ha declarado Méndez, se encadenan hechos para pasar del "derecho sanitario universal a uno de seguros". Su radical oposición, ha agregado, se basa en que el sistema sanitario español "es bueno, avanzado y barato comparado con otros de los países de nuestro entorno".

Manuel Cervera, portavoz en la Comisión de Sanidad del PP en el Congreso, ha manifestado que la medida que plantea el Ejecutivo ayudará a igualar España con el resto de Europa. Hasta ahora, ha explicado, se vive una situación de injusticia, dado que los ciudadanos españoles deben pagar por la cobertura médica cuando viajan a otros países. Según Cervera, la reforma cumple con los dictámenes de la Unión Europea. No obstante, países como Francia, Holanda, Italia, Portugal o Bélgica, sí dan cobertura a los extranjeros en situación irregular.

El dirigente popular ha apuntado que la propuesta del Ministerio de Ana Mato es "menos radical" que, por ejemplo, la aprobada en el Reino Unido: allí las mujeres inmigrantes embarazadas menores de 18 años no tienen derecho a la asistencia sanitaria.

La nueva regulación es injusta y más cara para el país, además de insegura. José Martínez Olmos, portavoz socialista de Sanidad en la Cámara baja, ha vuelto a criticar la exigencia de convenios para que los inmigrantes irregulares reciban asistencia sanitaria. Martínez Olmos ha puesto como ejemplo de especial preocupación las enfermedades infecciosas y mentales que no van a ser atendidas puesto que "quedan fuera de la barrera del precio que han marcado". El Gobierno "no tiene alma" al desmantelar el estado de bienestar.

El portavoz adjunto del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, tras afirmar este martes que España tiene que dejar de ser "el paraíso de la inmigración ilegal", ha realizado este miércoles unas declaraciones más mesuradas en Radio Punto. Aún así, Hernando ha vuelto a insistir en que hay que llevar a cabo políticas que sirvan para "disuadir y eliminar elementos" que atraigan la inmigración ilegal. 

Hernando ha aludido a "los recursos limitados" del Estado como justificación para dar prioridad a las personas que cotizan a la Seguridad Social en los servicios sanitarios. "Lo que no se puede hacer es tratar a los inmigrantes que están legalmente en España como a los que entran ilegalmente en nuestro país", ha recalcado. Hernando ha enfatizado que nadie —sea legal o ilegal— se quedará sin asistencia médica en urgencias cuando sea necesario.