Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia tumba de nuevo el aumento del 25% del sueldo del equipo de Bauzá

“No está justificado distinto trato a un colectivo determinado”, dice el Tribunal de Justicia balear

“No es posible que ese colectivo (cargos políticos de élite) se vea excluido de soportar unos sacrificios que al resto del personal de las Administraciones sí se les exige”. Así es la segunda bofetada del Tribunal Superior de Justicia de Baleares al suspender los aumentos de sueldos políticos en época de crisis y agonías financieras que aplicó el presidente balear, José Ramón Bauzá, a sus hombres y mujeres de su equipo directo. El PP mantiene su criterio, indica que el auto "no es firme y cabe el recurso". El presidente Bauzá trasladó a la Abogacía de la Comunidad la decisión final y evitó opinar.

Al llegar al poder, en 2011, Bauzá redujo a la mitad la estructura y el número de los cargos de confianza del Gobierno de Baleares, pero primó con un aumento del 25% del salario a su equipo de apoyo en Presidencia: media docena de personas, políticos del PP, periodistas y empresarios de su confianza. Un Gabinete en la sombra, -el sanedrín según el aparato del PP-, que mueve los hilos y apenas tiene protagonismo público. Este comité está encabezado por el empresario de publicidad y comunicación Javier Fons.

Los magistrados del Tribunal Superior resaltan que “no está justificado un distinto trato tan singular y privilegiado a un colectivo determinado” mientras que al resto de empleados“ se les rebaja sus percepciones retributivas de forma considerable”.

El sindicato UGT denunció el caso de este incremento selectivo. Tras una primera decisión judicial comprensiva de los jueces ante el Gobierno, en 2012 el Tribunal primero dictó una suspensión cautelar que ahora ha ratificado. El PP justificó los aumentos del equipo de Bauzá en la mayor carga laboral que soporta tras la reducción del gasto y de la plantilla de Presidencia. El portavoz del Gobierno valoró “el ahorro” de la nuestra estructura en dos millones sobre el gasto generado en el anterior Gobierno del PSOE. UGT anuncia que la ratificada suspensión “conlleva la devolución del aumento de sueldo percibido”.

“Todo el personal, esto es, funcionarios, personal directivo o personal eventual (político) ha de soportar bajo el mismo criterio los perjuicios y los efectos que la crisis causa", resalta el Tribunal Superior de Justicia de Baleares. UGT tilda el caso de “cacicada”, mientras rebaja de sueldos, programa 1.200 despidos públicos y ha causado ya gran número de parados entre empresas públicas.

El sindicato UGT y los grupos de izquierda reclaman al Gobierno balear del PP no recurra la suspensión ante el Tribunal Supremo y denuncian que estos 'premios' de Bauzá en las nóminas de sus asistentes directos es un agravio y discriminación. "Miles de funcionarios trabajan más horas a cambio de menos sueldos y salario, es un agravio", manifestó el portavoz del PSOE, Vicenç Thomàs.

Los jueces señalan que “el resto del personal de la administración, al que sin duda se ha obligado por la crisis económica al sacrificio de ver menguados sus salarios". UGT calcula que cada uno de los seis premiados debe devolver 6.000 euros de las primas anuladas.