Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canarias no aplicará la reducción del 5% a los empleados públicos

La decisión tiene que ver con los recortes anunciados por el Ejecutivo central

Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias  no aplicará la reducción del 5% acordada en el Parlamento regional para los empleados públicos del Archipiélago. Lo ha anunciado el consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad Francisco Hernández Spínola (PSOE), quien señaló que el Ejecutivo de las islas calcula que por “lo que hasta el momento” se conoce, el recorte es superior al 5% que acordó el Parlamento regional.

En cualquier caso, el Ejecutivo insular considera “injustas” los recortes. En declaraciones a EL PAÍS, el consejero de Hacienda, Javier González Ortíz, advierte que Canarias ya ha cumplido y “no es posible seguir ajustando los servicios públicos en las Islas”. Ortiz indica que "los nuevos objetivos de déficit para las comunidades autónomas no tienen sentido en el caso de Canarias ya que el Archipiélago ha cumplido de sobra con los objetivos de estabilidad y somos las segunda Comunidad autónoma que menos deuda per cápita tiene en todo el Estado”.

Además, el responsable del área de Hacienda del Gobierno canario ha recordado que fruto de las anteriores medidas impuestas por Mariano Rajoy, el Gobierno de Canarias aprobó un paquete urgente de recortes para garantizar la prestación de servicios básicos como la educación y la sanidad. Así, el ejecutivo regional aprobó una subida temporal del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), incrementando el tipo general desde el 5% actual al 7%, y elevando el establecido con el 2% al 3%, mientras que se mantiene en el tipo cero los artículos de primera necesidad, y sube en 0,5% los tipos vigentes del 9% y el 13%. Con esta medida, el Gobierno canario prevé recaudar 250 millones de euros, muy lejos de los 800 millones previstos por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Además, Canarias ya aprobó, el pasado mes de abril, el recorte del 5 % en las retribuciones de los 62.000 empleados públicos lo que supondrá un ahorro de 130 millones de euros.

Por su parte, el presidente canario, Paulino Rivero, acusó a Rajoy de “orquestar una campaña para desprestigiar el modelo autonómico”. Del mismo modo, Rivero aseveró que “precisamente ahora que el Gobierno del PP pone las cosas aún más difíciles a las comunidades autónomas, es cuando con más fuerza que nunca debemos defender los avances experimentados por el Estado gracias a la descentralización política y administrativa de los últimos treinta años”.

En la misma línea, Paulino Rivero consideró injustas las nuevas restricciones del Estado ya que las comunidades autónomas “hemos impulsado mejoras en educación, sanidad, servicios sociales, infraestructuras, ordenación del territorio, turismo, cultura o deportes, desde los distintos territorios podemos y debemos decir, alto y claro, que en el objetivo de racionalizar y ganar en eficiencia es el Estado el que debe adelgazar de forma importante su estructura administrativa”. Así ante los nuevos recortes, el presidente canario apuesta por la eliminación de “buena parte de la Administración periférica del Estado y suprimir estructuras, algún ministerio, en su caso, que carecen de sentido al estar las competencias ya descentralizadas”.