Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy cambia el estado de la nación por un debate obligado sobre la UE

El Gobierno ratifica para el 11 de julio la comparecencia de Rajoy

Más de un mes después de anunciarse el rescate comparecerá para explicarlo

 Foto facilitada hoy, 22 de junio de 2012, por la presidencia del Gobierno español de Mariano Rajoy con el presidente de Francia, François Hollande
Foto facilitada hoy, 22 de junio de 2012, por la presidencia del Gobierno español de Mariano Rajoy con el presidente de Francia, François Hollande EFE

Más de un mes después de anunciarse el rescate de 100.000 millones de euros para los bancos españoles, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparecerá en el Congreso para explicarlo. Será el 11 de julio y no lo hará de forma voluntaria o como concesión al resto de grupos parlamentarios, si no como respuesta a la obligación legal de dar cuenta del resultado de la cumbre europea.

Este viernes, la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, respondió con la celebración de esta convocatoria cuando fue preguntada por la decisión de Mariano Rajoy de suprimir este año el debate sobre el estado de la nación.

“Habrá una comparecencia del presidente del Gobierno donde se hablará largo y tendido de Europa, que no es ni más ni menos que hablar de España y de la economía española, como bien conocen”, explicó la número dos del Ejecutivo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Pero Mariano Rajoy ni siquiera ha querido tener el gesto de adelantar ese debate para que se celebrara la semana siguiente a la cumbre de los días 28 y 29 de junio, sino que esperará al 11 de julio para comparecer. No es ni siquiera un debate específico sobre el rescate, sino que serán los portavoces parlamentarios los que harán que se hable de este asunto. El día 26, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ya avanzará en la comisión correspondiente del Congreso detalles del rescate, que fue anunciado el pasado 9 de junio.

Desde entonces, Rajoy ha participado en una sesión de control al Gobierno en el pleno, con la limitación de los dos minutos que le corresponden para contestar y a los portavoces para preguntar.

La vicepresidenta Saénz de Santamaría no explicó las razones de la supresión del debate del estado de la nación y se limitó a la comparecencia posterior a la cumbre europea. En este tipo de debates tasados intervienen todos los grupos con un máximo de media hora para cada uno de los portavoces y réplicas y dúplicas muy limitadas, supeditadas a la flexibilidad del presidente, Jesús Posada. Suelen durar unas cuatro horas. Por el contrario, el debate sobre el estado de la nación dura tres días, con intervenciones mucho más amplias y un debate y una votación de cierre de un centenar de propuestas de resolución que los grupos pueden presentar.

Todos los grupos, salvo el PP, han solicitado la comparecencia en pleno de Rajoy para que explique el rescate, pero los populares han bloqueado todas las peticiones hasta el momento. Desde que tomó posesión como presidente en diciembre, Rajoy solo ha comparecido las ocasiones tasadas por la ley y el PP ha bloqueado más de seis veces peticiones de la oposición.

Los grupos de la oposición han suscrito una proposición no de ley instando al Gobierno a convocar el debate sobre el estado de la nación.