Rajoy calma al empresariado catalán con el pacto fiscal

El presidente bendice la estrategia de Alicia Sánchez-Camacho de abstenerse en la votación

Mariano Rajoy, ayer en la recepción del viceprimer ministro de la República de Singapur, Tharman Shanmugaratnam.
Mariano Rajoy, ayer en la recepción del viceprimer ministro de la República de Singapur, Tharman Shanmugaratnam.ULY MARTÍN

Los empresarios catalanes reivindican desde hace tiempo una mejora de la financiación autonómica y Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, ha dado un paso para que no se le abra ese frente opositor. Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del Partido Popular catalán (PPC), se abstendrá en la votación del pacto fiscal en julio en el Parlamento catalán y Rajoy bendijo esa estrategia en una conversación que mantuvieron ambos en Sitges (Barcelona) durante las Jornadas del Círculo de Economía.

Los populares catalanes defienden un sistema de financiación singular “más justo y equilibrado” para Cataluña dentro de la LOFCA y rechazan tener la llave de la caja como reclama el Gobierno de Artur Mas. El modelo cuenta ya con la aprobación de La Moncloa y de Génova porque Sánchez-Camacho nunca dará un paso de ese calibre sin esa doble complicidad. Rajoy, de hecho, reiteró en Sitges lo que dice desde hace años: que escuchará la reivindicación del pacto fiscal cuando se supere la crisis.

Sánchez-Camacho subrayó que el PP quiere evitar la confrontación e invitó a Mas a buscar el consenso entre CiU, PSC y PP (el 80% de los diputados de la Cámara). Aun así, prepara una campaña para denunciar la “ineficacia” de Mas por centrar su acción de gobierno en el pacto fiscal y en criticar otras instituciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS