la crónica

Recortes por decreto

El PSOE intentó en privado que los decretos se tramitaran como leyes

La bancada del PSOE con Rosa Aguilar, Ximo Puig, Julio Villarrubia y José María Barreda, durante la votación de los decretos.
La bancada del PSOE con Rosa Aguilar, Ximo Puig, Julio Villarrubia y José María Barreda, durante la votación de los decretos.CLAUDIO ÁLVAREZ

Una veintena de decretos en cinco meses. Este elevado afán de dirigir el país sin el intercambio de pareceres con la oposición lo practica el Gobierno de Mariano Rajoy por razones de “urgencia”, según ha justificado en privado ante algunos portavoces. Así ocurrió este jueves con tres de los cuatro decretos- ley que el Gobierno aprobó con sus propios votos: recortes en Sanidad, en Educación y cambio de modelo para la elección del Presidente de la Corporación RTVE. Un cuarto decreto sobre medio ambiente tuvo el apoyo de UPyD, al conseguir este grupo parlamentario que el Gobierno aceptara tramitarlo como proyecto de ley y, por tanto, con el Parlamento como sujeto activo.

Y no hubo más en la sesión de este jueves. “La utilización del decreto para legislar es la negación absoluta del parlamentarismo”, afirma el portavoz del PNV, Josu Erkoreka. “Solo por eso los grupos parlamentarios estábamos ya predispuestos a votar en contra de las medidas del Gobierno”, añade el portavoz nacionalista.

En las horas previas al debate hubo un intento de la dirección del Grupo Parlamentario Socialista para que los decretos pudieran ser tramitados como proyectos de ley. Ésta era la única posibilidad de que pudiera haber alguna modificación. Hubo algunas consultas entre el Grupo Parlamentario Popular y el Gobierno pero la conclusión fue la prevista: no puede haber ningún cambio.

El Gobierno argumenta que la necesidad de recortar 10.000 millones en Sanidad y Educación es urgente, por lo que no puede haber demora en la entrada en vigor. El Gobierno acelera al máximo el ajuste, pide lo mismo a las comunidades autónomas y, por tanto, no hay margen para posponer durante semanas los recortes en Sanidad y Educación.

Esta es la carta de presentación del Gobierno español ante las instituciones europeas y los mercados y con esta prisa el trámite parlamentario no tiene cabida, constatan con cierto abatimiento la mayoría de los portavoces parlamentarios. La imposibilidad de convertir los decretos en proyectos de ley fue comunicado por Alfonso Alonso, portavoz del Grupo Popular, a su colega socialista, Soraya Rodríguez, en la noche del miércoles. Por tanto, cuando comenzó el pleno todos sabían ya a que atenerse.

El único contacto entre PSOE y PP fue por el procedimiento de tramitación de los decretos, pero en ningún momento hubo diálogo sobre el contenido de los mismos, según reconocen fuentes de ambos grupos.

Sí lo hubo entre el Grupo Popular y CiU, sobre sanidad y educación, pero después de intercambio de papeles el grupo nacionalista no encontró ningún aliciente para aprobar los recortes del Gobierno central; tan intensos y contundentes como los que lleva a cabo el Gobierno catalán, de CiU, con el apoyo del PP de Cataluña.

El diálogo entre CiU y PP sobre el decreto con el cambio de modelo para elegir al presidente de RTVE fue por mejor camino. En el marcador del Congreso se plasmó el apoyo de CiU a este decreto. Se da por seguro que en el futuro Consejo de Administración de RTVE habrá un representante de CiU.

Sobre la firma

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción