Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy sugiere futuros recortes en el empleo público para reducir el déficit

El líder del PP reformará la ley para evitar agujeros en las Administraciones

Mariano Rajoy conversa con Rita Barberá (alcaldesa de Valencia) y Ana Mato (secretaria de Organización del partido). Ampliar foto
Mariano Rajoy conversa con Rita Barberá (alcaldesa de Valencia) y Ana Mato (secretaria de Organización del partido). EFE

Quedan 80 días para las elecciones. El PP es cada vez más consciente de que tendrá que hacer un enorme recorte si quiere alcanzar a finales de 2012 el objetivo fijado del 4,4% de déficit, algo que Mariano Rajoy ha prometido. Nadie en el partido considera llegado el momento de aclarar cómo y dónde se hará ese ajuste. Eso, después de las elecciones, explican. Sin embargo, Rajoy, sin detallar mucho, sí apuntó ayer en Zaragoza, más claro que otras veces, a un importante recorte de personal en la Administración. No habló de Sanidad ni Educación, lo hizo en genérico, de gastos de personal, en medio de un discurso muy completo en el que, esta vez sí, enumeró incluso algunas de las leyes que promoverá “en los primeros 100 días”, dijo, usando un lenguaje propio de quien ya se ve en La Moncloa.

“Con el PSOE se ha producido un 50% crecimiento de gasto de personal. Si el Estado ha podido funcionar con menos, habrá que hacerlo”, aseguró Rajoy, apuntando así un importante recorte de empleo público. “La calidad de las Administraciones no se mide por lo que gastan, sino por lo que ahorran”, dijo, dejando clara su filosofía, para rematar: “El gasto descontrolado es responsable de muchos de nuestros problemas”. El líder del PP está muy de acuerdo con los recortes en interinos que han hecho sus comunidades, que ya han provocado una huelga en la educación, y esa es la vía en la que trabaja el PP.

Rajoy, como otros muchos en el PP, es un opositor con plaza de registrador de la propiedad al que no le convence la idea de los interinos y menos en plena crisis. El líder del PP habló de recortar “de lo superfluo”. “Las Administraciones se van a tener que apretar el cinturón igual que las familias se han apretado el cinturón”, remató para aclarar, eso sí, que está totalmente en contra de eliminar las Diputaciones. Puso ejemplos de excesos de contratación de estas, aunque obvió la de Ourense, donde José Luis Baltar, del PP, ha llegado a tener 33 personas contratadas como porteros en una sala de exposiciones con tres puertas.

Dentro de un paquete completo de reformas, el líder del PP también incluyó una para hacer que los gestores que dejen agujeros en las Administraciones tengan que asumir alguna responsabilidad. Tampoco citó a nadie —aunque era evidente que pensaba en dirigentes socialistas— y obvió que algunas de las Administraciones controladas hace años por el PP son las que más problemas financieros tienen.