El nuevo impuesto gravará a 150.000 patrimonios de más de un millón

El portavoz del Ejecutivo cifra en 1.000 millones la cantidad que se recaudará

El portavoz del Gobierno y ministro de Fomento, José Blanco.
El portavoz del Gobierno y ministro de Fomento, José Blanco.EUROPA PRESS

La cúpula del PSOE ha empezado a desgranar  las líneas maestras del nuevo impuesto del patrimonio, que contiene una modificación clara respecto al que el Gobierno socialista eliminó en 2008, cuando estaba en dura pugna política con el PP para prometer rebajas de impuestos. La reforma principal, confirmada tanto por José Blanco como por Alfredo Pérez Rubalcaba, consiste en subir el mínimo exento casi diez veces, desde poco más de 100.000 euros hasta un millón, para gravar solo a grandes patrimonios. Con ello se espera recaudar mil millones de euros y se pretende eliminar la principal crítica política que le hace el PP: la de que este impuesto afecta a la clase media.

Más información
El Gobierno sopesa que tributen solo quienes tengan más de 1 millón
Rubalcaba espeta a Rajoy que el PP mantuvo ocho años el tributo
El PP evite prometer la eliminación del impuesto
Sigue la actualidad política en Eskup

Los técnicos de Hacienda están en pleno proceso de remate de los cálculos y nada es definitivo hasta el viernes, pero fuentes gubernamentales sitúan en unas 150.000 las personas afectadas que tendrían bienes de forma individual —no familiar— por más de un millón de euros, excluida gran parte de la vivienda habitual. Se trata de una reducción importante de los afectados, ya que el último año en que se cobró, 2007, eran más de 900.000.

En cualquier caso, tanto antes como ahora, y pese a las críticas de que afecta a la clase media, se trata de un impuesto que solo grava a una minoría. 150.000 personas suponen solo un 0,7% de los más de 19 millones de contribuyentes que declaran IRPF en España, por ejemplo.

Por la mañana, el portavoz del Gobierno, José Blanco, ha clarificado con cifras cómo será el nuevo impuesto de patrimonio que el Consejo de Ministros va a recuperar el próximo viernes. Blanco ha confirmado esta mañana que el Ejecutivo cifra en unos 1.000 millones de euros la cantidad que pretende recaudar con la restauración del impuesto sobre el patrimonio. El dirigente socialista también ha adelantado que, a falta de afinar en los cálculos, solo unas 90.000 personas se verán afectadas por el impuesto, únicamente las que tengan un patrimonio superior al millón de euro.

El portavoz ha afirmado que no entiende por qué el PP puede oponerse a que los grandes patrimonios contribuyan a la crisis
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En 2007 el último año en que se cobró este impuesto, tributaron casi un millón de personas de las que 94.066 personas lo hicieron sobre una base imponible superior a un millón de euros. De ellas, 1.618 tenían un patrimonio superior a 10 millones de euros. Entonces pagaban todos aquellos cuyo patrimonio, una vez descontadas sus deudas, superaba 108.000 euros. La vivienda habitual no se tenía en cuenta a la hora de hacer estos cálculos.

Blanco ha adelantado que el mínimo exento se situará en torno al millón de euros. Con estos cálculos la media de cada contribuyente es de 11.000 euros por persona.

Frente a quienes, como el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, han criticado el escaso efecto recaudatorio que conllevará la reinstauración del impuesto, Blanco ha sido muy claro: "usted no sabe lo que yo haría con un millón de euros". En este sentido ha destacado que si en la Comunidad de Madrid se aplicara el tributo, el Gobierno de Esperanza Aguirre no tendría que haber efectuado recortes en educación. "Prefiero que paguen los que más tienen y no recortar en servicios públicos".

También ha defendido Blanco la "equidad" de este impuesto frente al argumento del PP que denuncia que se grava doblemente a quienes ahorran. El portavoz ha afirmado que no entiende por qué el PP puede oponerse a que los grandes patrimonios contribuyan a la crisis. Y ha recordado que durante este último año sí lo han hecho los funcionarios, que han visto rebajados su sueldos, y los pensionistas, que han sufrido una congelación de sus pensiones, por lo que considera justo que las rentas más altas también hagan un sacrificio para superar la crisis.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS