energías renovables

Donde los excrementos se convierten en criptomoneda

Un investigador de Corea del Sur inventa un váter ecológico que crea energía a partir de los desechos

Una ilustración de las criptomonedas a base de excrementos.
Una ilustración de las criptomonedas a base de excrementos.Science Walden

La economía circular es el futuro. En este blog hemos escrito sobre iniciativas ingeniosas que han comprendido que todo “residuo” es reaprovechable: es “comida” que debe ser reintroducida en el ciclo productivo. Hablamos en su día de una escuela india que acepta como pago el plástico que las familias desecharían y que acabaría en el mejor de los casos incinerado. Otro ejemplo: la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un sistema de recogida de residuos orgánicos en mercados, escuelas y huertos urbanos para que esos restos sirvan de abono para huertas ecológicas del extrarradio.

Más información

Hoy llevamos el reciclaje y el reaprovechamiento de recursos a un nivel superior. Un investigador en una universidad de Corea del Sur ha inventado un váter eco-friendly que convierte los excrementos en energía. No es ninguna broma. Los estudiantes de la universidad son alentados a hacer uso del wc: su contribución a la causa es recompensada con criptomoneda.

Los estudiantes de la universidad son alentados a hacer uso del wc: su contribución a la causa es recompensada con criptomoneda

Cho Jae-weon, catedrático de ingeniería urbana y medioambiental en el Ulsan National Institute of Science and Technology (UNIST) es el creador del aparato, que ha sido instalado en esta universidad (Corea del Sur). El cachivache ecológico ha sido bautizado como “BeeVi Toilet”. La palabra “BeeVi” es un compuesto de las palabras inglesas para ‘abeja’ y ‘visión’. Para Cho Jae-weon se trata de pensar de manera diferente y de utilizar una tecnología científica diferente para comprender que las heces tienen valor y son útiles. El investigador explica por email que estas son “el recurso bioenergético más sostenible y que inspira mayor confianza”.

Cho Jae-weon, catedrático de ingeniería urbana y medioambiental en el Ulsan National Institute of Science and Technology (UNIST)  y creador del "BeeVi”.
Cho Jae-weon, catedrático de ingeniería urbana y medioambiental en el Ulsan National Institute of Science and Technology (UNIST) y creador del "BeeVi”.Science Walden

Este peculiar váter está conectado a un laboratorio, donde se convierten los excrementos en biogás y en abono. BeeVi utiliza una bomba de aspiración para enviar las heces directamente a un contenedor bajo tierra y así reducir el uso de agua. Una vez allí los microorganismos liberan el metano, que es utilizado como fuente de energía para el edificio: en concreto para una cocina de gas, un calentador de agua y una pila de combustible. Según Cho, una persona defeca de media al día 500 gramos, lo que puede convertirse en 50 litros de gas metano. Este gas puede generar a su vez 0,5 Kwh de electricidad o hacer circular un coche durante 1,2 kilómetros.

Según Cho, una persona defeca de media al día 500 gramos, lo que puede convertirse en 50 litros de gas metano. Este gas puede generar 0,5 Kwh de electricidad o hacer circular un coche durante 1,2 kilómetros

El catedrático ha concebido además una criptomoneda, la Ggool, palabra coreana que significa ‘miel’. Cada persona que utiliza el wc ecológico recibe 10 Ggool al día. Ese dinero virtual que reciben por hacer sus necesidades pueden utilizarlo luego en el campus y comprar con él por ejemplo pasta, fruta e incluso libros o pagar la factura en la clínica de medicina coreana del campus universitario.

El pago se realiza escaneando un código QR. El 30% del dinero que se recibe en Ggool tiene que ser compartido con otras personas de tu entorno. Esta moneda virtual se activa a base de compartirla y de gastarla. No está por lo tanto incentivando la acumulación de riqueza. Otro elemento que favorece su uso y no su acumulación es que el Ggool tiene una tasa de interés negativa del 7%.

Cho Jae-Won ve en su proyecto no solo una manera de invertir en la economía circular y darle un respiro al planeta, sino también una posibilidad de ayudar más allá de las fronteras. En sus propias palabras: “tengo una visión de trabajar con las personas de Corea del Norte, a quienes hoy en día les falta agua, energía y abono. Quiero llegar a las dos Coreas, para crear riqueza a través de Ggool y trabajar para la reunificación.”

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50