Mauricio Pochettino, opacidad para “ordenar” la herencia

El entrenador del PSG operó una sociedad en Islas Vírgenes durante su paso por el Espanyol. El excapitán de la selección argentina las disolvió tras acordar una condena por evasión en España

Mauricio Pochettino, en un partido del PSG contra el Lyon el 21 de septiembre de 2021.
Mauricio Pochettino, en un partido del PSG contra el Lyon el 21 de septiembre de 2021.NurPhoto (NurPhoto via Getty Images)
IVÁN RUIZ, MARIEL FITZ PATRICK Y SANDRA CRUCIANELLI (INFOBAE) HUGO ALCONADA MON Y MAIA JASTREBLANSKY (LA NACIÓN) EMILIA DELFINO (ELDIARIOAR)
Buenos Aires -

El entrenador argentino Mauricio Pochettino armó una sociedad offshore en las Islas Vírgenes Británicas, uno de los paraísos fiscales más opacos del mundo, mientras trabajaba como director técnico en el club Espanyol, en Barcelona. La entidad había sido armada -explicaron desde entorno- para “ordenar” los fondos del patrimonio familiar.

La familia Pochettino fue beneficiaria final de Poinsettia Properties Ltd, según la información que aparece en los Papeles de Panamá, una nueva filtración del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en sus siglas en inglés), pilotada en Argentina por La Nación, Infobae y elDiarioAR. La sociedad fue creada en marzo de 2010, cuando el entrenador vivía en Barcelona y, tras distintos movimientos internos, fue finalmente disuelta en 2017.

Pochettino tocó las puertas del estudio panameño Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal), un bufete especializado en el montaje de estructuras offshore (en el exterior) para crear Poinsettia Properties Ltd. Fue nombrado como único accionista de la sociedad fantasma desde el 16 de marzo de 2010 hasta días después, el 23 de marzo. Luego, el actual entrenador del Paris Saint-Germain cedió el control de la sociedad al fideicomiso Equity Trust Ltd, también registrado en Islas Vírgenes.

(El fideicomiso consiste en que una persona cede a otra sus bienes para que los gestione conforme el propietario le indica).

Fotografía del exterior del edificio Humboldt Tower, donde se ubican las oficinas de la firma de abogados Alcogal en Ciudad de Panamá.
Fotografía del exterior del edificio Humboldt Tower, donde se ubican las oficinas de la firma de abogados Alcogal en Ciudad de Panamá. Carlos Lemos (EFE)

Los beneficiarios del fideicomiso son la esposa de Pochettino y sus hijos: Maurizio y Sebastiano. “Es una sociedad”, explicaron en el entorno del entrenador, “que se armó por un tema de herencia, como una estrategia para dejar ordenado el patrimonio para su familia. Fue declarada tanto en España como en Inglaterra”. Esas fuentes agregaron que el fideicomiso en Islas Vírgenes tenía como objetivo manejar una posible sucesión familiar.

El siguiente movimiento ocurrió el 6 de abril de 2015. En ese momento, Pochettino ya había cambiado su residencia: había dejado atrás Barcelona para mudarse a Londres, donde entrenaría al Tottenham. Pochettino dejó ese 6 de abril de 2015 de ser director de la sociedad y delegó el cargo en dos asistentes de Alcogal.

Los cambios más importantes ocurrieron un día después. Poinsettia Properties Ltd resolvió emitir nuevas acciones: el 50% a nombre del exfutbolista y la otra mitad a nombre de su esposa. El fideicomiso ya había sido dejado de lado.

“La estrategia familiar de sucesión cambió, entonces lo mejor fue deshacer el fideicomiso y después la sociedad”, explicaron fuentes cercanas a Pochettino. Efectivamente, el 18 enero de 2017 se disolvió la sociedad, según los documentos internos de Alcogal que pudo revisar el equipo argentino de ICIJ.

¿Por qué se utilizó un paraíso fiscal? Por impuestos. “Es más sencillo desde el punto de vista legal. Si le hubiera pasado algo a Mauricio [Pochettino], sus herederos no habrían pagado impuestos por la estructura societaria [el fideicomiso] que reunía ese dinero. Estas sociedades son vehículos para que tributen impuestos las personas físicas por lo que generan como ingresos”, aclararon. Las offshore permiten, entonces, ahorrar los impuestos correspondientes a las sociedades por la normativa de baja tributación que rige en los paraísos fiscales.

Mascherano, lejos del fisco

Javier Mascherano, el ex capitán de la selección argentina y jugador de clubes europeos como el Liverpool y el Barcelona, tuvo dos sociedades en las Islas Vírgenes Británicas entre 2013 y principios de 2016, para hacer inversiones inmobiliarias fuera de los ojos del fisco de España, donde tenía residencia en esos años. Las llamó Alenda Investments Ltd y Lonesome Overseas Ltd. Ambas fueron registradas en ese paraíso fiscal por el estudio Alcogal, el mismo que trabajó para Pochettino.

Javier Mascherano en La Plata, Argentina, el 7 de diciembre de 2019.
Javier Mascherano en La Plata, Argentina, el 7 de diciembre de 2019.Jam Media (Getty Images)

Mascherano fue acusado por la Fiscalía española en septiembre de 2015 por evasión y por fraude al fisco por valor de 1,5 millones de euros, entre 2011 y 2012, delitos que luego admitió y por los que pactó una condena de un año de prisión en suspenso. Pero ninguna de esas dos sociedades offshore fue mencionada en las maniobras de defraudación y evasión fiscal por las que fue sentenciado en enero de 2016.

La existencia de Alenda Investments fue revelada el año pasado por el equipo argentino de ICIJ en la investigación internacional FinCen Files. Mascherano la usó para transferir más de un millón de dólares a finales de 2015 y principios de 2016, para una inversión inmobiliaria en Uruguay. Los fondos salieron de Estados Unidos y vía Portugal terminaron en Uruguay. Esas transacciones lo pusieron en la mira de las autoridades regulatorias antilavado norteamericanas. El exjugador explicó el año pasado que adquirió dos inmuebles en Uruguay, uno de los cuales alquiló luego a la embajada de Chile en Montevideo.

Pero hasta ahora no se sabía que había otra sociedad, Lonesome Overseas, cuyo único accionista y beneficiario final también fue Mascherano. Fue registrada en las Islas Vírgenes Británicas el 10 de febrero del 2015, con un capital inicial de 50.000 acciones de un dólar cada una.

“Lonesome es una sociedad que no tuvo movimientos. Fue creada, como Alenda, para realizar una inversión inmobiliaria que finalmente se frustró. El mejor ejemplo de esto son las fechas: fue disuelta en menos de un año después de su creación”, dijeron desde el entorno de Mascherano. Según los registros de Alcogal, en efecto, Lonesome fue disuelta el 26 de enero de 2016.

“Mascherano tiene muchas inversiones en distintos lugares del mundo. La sociedad offshore no se hace con el objetivo de evadir, sino que se buscan estructuras societarias que faciliten las posibilidades de hacer negocios en cualquier lugar del mundo y que después su accionista las tribute en su país de residencia”, agregaron fuentes cercanas al jugador ante la consulta del equipo argentino de ICIJ.

Entre los cientos de documentos revisados, figuran la constitución y el registro ante las autoridades de Islas Vírgenes de Lonesome Overseas y Alenda Investments. También, un poder otorgado a Mascherano para operar en nombre de ambas empresas en los “negocios” que realice la sociedad “en cualquier país”. Los archivos que intercambiaron los oficiales de Alcogal incluyen el certificado en el que el exfutbolista figura como único titular de las acciones. Además de sus datos personales, aparece copia del pasaporte.

En el entorno de Mascherano aclararon al equipo argentino de ICIJ que Alenda fue incluida en el pacto fiscal sellado con las autoridades españolas por evasión. En cambio, Lonesome quedó fuera de ese acuerdo porque -sostienen- a diferencia de Alenda no hizo efectiva las inversiones inmobiliarias.

SAR tardío ante las noticias adversas

A partir de que trascendiera el proceso judicial en España por fraude y evasión, Mascherano disolvió ambas sociedades. Poco tiempo antes, frente a las noticias del juicio, directivos y empleados de Alcogal intercambiaron decenas de correos en los que analizaron si convenía emitir un Reporte de Operación Sospechosa (conocidos como SAR, por Suspicious Activity Report en inglés) en ese momento, o esperar a que las sociedades fueran cerradas. Temían la llegada de una inspección que detectara que no habían hecho un procedimiento exhaustivo de due dilligence (acuerdo de transparencia) para prevenir el posible lavado de dinero. Este proceso de “debido conocimiento” del cliente exige a este justificar el origen de los fondos e identificar claramente para qué se va a usar la offshore que se quiere registrar

Javier Mascherano.
Javier Mascherano.VCG (VCG via Getty Images)

En esos intercambios, los oficiales de Alcogal discutían sobre la conveniencia de emitir un SAR en forma “defensiva” para “cubrirse” ante un hipotético requerimiento de las autoridades antilavado. Finalmente, en un correo del 29 de enero 2016, la estrategia de “cobertura” queda definida: frente a la liquidación de ambas compañías, los empleados del estudio panameño dicen que “pueden proceder entonces con el SAR”.

La decisión se canalizó en el SAR Nro. 32 de Alcogal, enviado a las autoridades antilavado de las Islas Vírgenes el 5 de febrero de 2016, cuando las dos sociedades de Mascherano ya habían sido liquidadas. Esta alerta generó que la Unidad de Información Financiera (UIF) de la isla, a su vez, reportara el 2 de abril de 2016 a Mascherano y a las dos firmas, en un formulario confidencial al que tuvo acceso el equipo argentino de ICIJ. El motivo alegado era “evasión fiscal y fraude”, y su condición de beneficiario final y accionista de Alenda y Lonesome.

El intermediario uruguayo

Tanto en Alenda como en Lonesome, el estudio uruguayo que intervino como intermediario entre Mascherano y Alcogal fue el Víctor Paullier & Cía, con domicilio en la ciudad de Montevideo. Involucrado en el escándalo del pago de millones de dólares de coimas a dirigentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Paullier era un cliente habitual del bufete panameño.

En los Papeles de Pandora, el domicilio de Lonesome Overseas informado por Mascherano es Cerrito 517, Oficina 603, en Montevideo. Pero esa no es la dirección oficial del estudio Paullier. Sí coincide con el domicilio de decenas de sociedades pantalla reveladas en los Papeles de Panamá, vinculadas a ese bufete uruguayo. Entre ellas, Arco Business and Developments Ltd, utilizada en el pago de supuestos sobornos a dirigentes de la Conmebol para acceder a los derechos de televisión del fútbol de la región, según reveló el semanario uruguayo Búsqueda.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS