Cartas a la Directora
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Árboles o torres

Los lectores escriben sobre los planes urbanísticos de algunos políticos, el tren a Extremadura, la contaminación acústica y la situación de los servicios de urgencias

Vista de un barrio de Valencia.
Vista de un barrio de Valencia.Mònica Torres

Los políticos que más me preocupan, por cercanía, son los de pueblos y ciudades que, suponemos, están al servicio de sus ciudadanos. En los últimos años, muchos de estos políticos locales consideran a sus ciudadanos como rehenes de sus fantasías urbanísticas. La salud, la educación y el urbanismo siempre deben estar al servicio de las personas y no deben utilizarse como armas y fantasías políticas. Las fantasías urbanísticas de algunos políticos son locuras de unas noches de terral. Los ciudadanos queremos tener zonas verdes con árboles y no torres. Torres por todos lados, típico complejo urbanístico de una ciudad que quiere ser otra cosa de la que es. Muchas ciudades no han necesitado tantas torres para ser agradables y amables, pero la realidad es que algunos barrios necesitan urgentemente zonas verdes y no torres. Espero que en estas ciudades prevalezca la opinión ambiental de sus vecinos y no la de los políticos. Los políticos, tarde o temprano, desaparecen como tales, pero los ciudadanos maltratados ambientalmente permanecen siempre.

Baltasar Cabezudo Artero. Málaga

Yo confiaba en el tren extremeño

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Soy uno de los extremeños que el pasado 18 de julio se creyó que, después de más de 20 años de engaños, retrasos y cambios de criterio, se inauguraba un nuevo concepto de tren en Extremadura, pero la ilusión duró poco. Comenzaron a acumularse retrasos y averías en los primeros días de funcionamiento. Ante la presión creciente de la ciudadanía y los medios y la permanente época electoral, Renfe destituyó al gerente de la línea, pero como el escándalo crecía, la ministra de Transportes ordenó a los presidentes de Renfe y Adif que vinieran a Mérida a dar la cara, y el de Renfe no tuvo otra ocurrencia que decir que para evitar los retrasos iban a ampliar el horario de llegada a Madrid. Y yo me pregunto: ¿se hubiera atrevido a decir esa idiotez en
Barcelona o en Bilbao? ¿Ese es el respeto que nos merecemos los extremeños? Solo faltó que hubieran traído un grupo de coros y danzas para amenizar esta farsa habida cuenta del día de la inauguración, pero esa es otra historia..

Luis Fernando López López. Plasencia (Cáceres)

Contaminación

Ruidos no deseados. Me pregunto por qué tenemos que soportar a un habitante en moto que nos agrede con su tubo de escape cuando muchos viajan en un bus silencioso. Me pregunto por qué todo un barrio tiene que aguantar la música que llega desde el hipódromo de la Zarzuela casi todas las noches del verano. ¿No podrían bajar un poco el volumen para que los demás podamos dormir?

Elena Novoa Picavea. Madrid

La situación de las urgencias

Madrid, 2022. Mi compañera de piso y yo volvíamos de comprar cuando nuestro vecino, anciano, nos llamó porque su mujer se había abierto la cabeza al caerse al suelo. Llamamos al 112 y nos contestaron que teníamos que esperar cinco horas para que llegase una ambulancia. Al llegar al hospital en taxi, nos encontramos con una ambulancia a la espera de algún aviso. El médico nos dijo que la mujer había sufrido un ictus. ¿Cómo puede esto suceder en la capital de un país de la Unión Europea?

Jesús González Cobos. Madrid



Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS