cartas a la directora
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Un compromiso con las mujeres aún pendiente

Los lectores escriben sobre el IVA de los productos de higiene femenina, los dispositivos electrónicos, la promoción con suspensos y las oposiciones de auxiliares de conversación

Mujeres de Period Spain entregan 70.000 firmas en el Congreso de los Diputados contra la pobreza menstrual el pasado día 11 de noviembre
Mujeres de Period Spain entregan 70.000 firmas en el Congreso de los Diputados contra la pobreza menstrual el pasado día 11 de noviembreEuropa Press (Europa Press)

¿Por qué los productos de higiene femenina tienen un IVA superior a otros productos de primera necesidad? En nuestro país, una compresa, un tampón o una copa menstrual soportan el mismo IVA, un 10%, que una cena en un buen restaurante o ir al cine. Otros productos más sostenibles, como las compresas de tela o las bragas menstruales, tienen un 21% de IVA, como un cubata o un paquete de tabaco. Esto agrava el coste que tenemos por el simple hecho de ser mujeres. A lo largo de la vida, utilizamos una media de 14.000 productos menstruales desechables y gastamos en ellos entre 6.000 y 10.000 euros. Somos unos 18 millones de mujeres menstruando todos los meses, lo que se traduce en miles de euros de impuestos que pagamos solo por ser mujeres. Eso no está al alcance de todo el mundo. Tener la regla no es un capricho, menstruar no es una elección. El Gobierno se comprometió a bajar el IVA de los productos femeninos al 4%, pero a día de hoy, seguimos pagando más por ser mujeres. Necesitamos con urgencia que esa rebaja se produzca ya.

Elisa Blasco. Zaragoza

Pantallas absorbentes

Al fin me doy cuenta del daño mental que me causan los dispositivos electrónicos. La mayoría del tiempo me la he pasado junto a una pantalla sin aprovechar el tiempo. Creo que hablo por todos, jóvenes y adultos, cuando digo que las pantallas nos han quitado horas, días e incluso semanas de vida. Tuvimos la opción de haber sido productivos y llenar nuestra mente de ideas y pensamientos sanos que nos llevasen a prolongar nuestra necesitada imaginación pero no tomamos conciencia. Esto se nos está acumulando y debemos luchar contra el vicio que produce y hacer de nuestra generación una afable y sana sociedad, como era antaño.

Antonio Tuñón. Madrid

Graduado con un suspenso

Tengo 38 años y me gradué de la ESO con una asignatura suspensa. No era mal estudiante, pero se me atrancaba el inglés. ¿Culpa mía? ¿Del profesor? Tras eso aprobé bachillerato, selectividad, estudié en cinco años la carrera que quería; he trabajado en España y en el extranjero, y al regresar estoy haciendo mi doctorado en un centro de investigación de reconocimiento internacional. Nadie me ha regalado nada, solo mi esfuerzo, pero pensar en mi yo de 15 años perdiendo un año por una asignatura me hace dudar de que hubiera alcanzado el lugar en el que estoy hoy.

Óscar Ercilla Herrero. Madrid

Clases de conversación

En unas semanas se publicará, de nuevo, la convocatoria de auxiliares de conversación españoles en el extranjero. Como siempre, traductores e intérpretes —con carreras puramente humanísticas y hasta formación pedagógica— serán relegados a un triste segundo plano. Parece ser que nuestro título, que nos permite comunicar y mediar cultural y lingüísticamente, no se ha ajustado nunca a lo requerido por el Ministerio de Educación. Sin embargo, otras carreras, junto con un tierno nivel intermedio de lengua, sí son suficientes para asegurarse una plaza como docente en varios países… ¿Le darán, otra vez, las uvas al Gobierno antes de deshacerse del dichoso maestro Ciruela?

Noelia Martínez. Cariño (A Coruña)


Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS