EDITORIAL
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

Doble acierto de Biden en Oriente Próximo

El presidente de EE UU actúa adecuadamente frente a Irán y Arabia Saudí

El presidente Joe Biden y la primera dama Jill Biden ayer en Base de la Fuerza Aérea Andrews, en Maryland.
El presidente Joe Biden y la primera dama Jill Biden ayer en Base de la Fuerza Aérea Andrews, en Maryland.Susan Walsh (AP)

Joe Biden, que asumió la presidencia de Estados Unidos hace poco más de un mes, ha tomado esta semana dos importantes decisiones —ambas acertadas— en una de las zonas más complejas del escenario internacional como es Oriente Próximo. La publicación por parte de la CIA de un informe que vincula al hombre fuerte de Arabia Saudí, el príncipe Mohamed bin Salmán, con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi —secuestrado, asesinado y descuartizado en el consulado saudí de Estambul en 2018— es una notable advertencia sobre la importancia que EE UU va a otorgar al respeto de los derechos humanos independientemente de la importancia de sus socios. Biden subrayó este concepto en una conversación telefónica con el rey saudí.

No cabe duda de la histórica importancia de la alianza entre Washington y Riad, como tampoco son indudables las violaciones de derechos humanos por parte del régimen saudí. Resulta oportuno que la Administración de Biden dé un paso como es el de hacer pública la implicación de altas personalidades saudíes en el asesinato de un disidente. Lo deseable ahora es que este aviso sea el comienzo de una política más exigente al Reino del Desierto en materia de derechos humanos.

Más información
La Administración de Biden cambia el rumbo en la relación con Arabia Saudí
Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

La otra decisión importante es la primera orden militar pública de Biden con un ataque aéreo en Siria contra infraestructuras controladas por milicias que actúan en aquel país con el respaldo de Irán. Según ha trascendido, Biden escogió la más moderada de las tres opciones militares que tenía sobre la mesa con lo que, por un lado, envía una señal de firmeza a Teherán y al mismo tiempo trata de no romper la aproximación con el régimen de los ayatolás para lograr la reactivación del tratado nuclear que saltó por los aires cuando su predecesor lo abandonó unilateralmente en 2018. El presidente de EE UU demuestra así un acertado conocimiento del tablero diplomático.

Ambas decisiones de Biden rezuman transparencia; salvaguardar las alianzas o preferir las salidas diplomáticas no significa titubear en la respuesta o mirar hacia otro lado ante los desmanes.

Juan Carlos I, durante los actos de conmemoracion del 40 aniversario de la Constitucion en el Congreso de los Diputados.

EDITORIAL | Juan Carlos I: la democracia española necesita explicaciones

La ciudadanía merece tener pleno conocimiento de las conductas del rey emérito

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS