_
_
_
_
_

Arévalo destaca la lucha anticorrupción y la vuelta a la democracia como sus prioridades para Guatemala

El presidente centroamericano cierra su gira internacional en Madrid asegurando que acabar con las pandillas para mejorar la seguridad del país es otro de sus principales objetivos

Bernardo Arevalo Guatemala
El presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo, este viernes en la Casa de América en Madrid.FERNANDO VILLAR (EFE)
Diego Stacey

El presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo, ha terminado este viernes en Madrid su primera gira internacional desde que fue investido a mediados de enero y ha hecho hincapié en su interés de restablecer las normas democráticas en el país centroamericano. “Estamos en una etapa de transición, en la medida que estamos volviendo a buscar la democracia y la paz, y huimos de la configuración autoritaria”, ha recalcado. Durante su visita en España, se ha entrevistado con el rey Felipe VI y con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quienes han dado su respaldo al nuevo Gobierno y a la restauración del Estado de derecho.

Arévalo ha señalado que en tan solo cinco semanas al frente del Ejecutivo guatemalteco ya ha impulsado medidas contra la corrupción en las instituciones estatales, comenzando con la destitución de cientos de trabajadores supuestamente implicados. “El trabajo va a ser gradual y progresivo porque, pese a que la corrupción corroe todos los niveles del Estado, no quiere decir que todos los funcionarios lo sean”, ha asegurado en un evento organizado por Casa de América y la agencia Efe.

Antes de aterrizar en España, Arévalo se reunió en Bruselas con el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, con quien firmó un memorando de entendimiento con el fin de “reforzar” las relaciones de la UE con Guatemala. Además, estuvo en Alemania ―en la Conferencia de Seguridad de Múnich―, en Francia y en Suiza, donde se reunió con el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Turk, a quien reiteró su “compromiso para la promoción de la igualdad, la libertad y el respeto a la dignidad” de los ciudadanos guatemaltecos.

Durante el evento de este viernes, el presidente socialdemócrata se ha referido a la fiscal general guatemalteca, Consuelo Porras, que es considerada una de las principales responsables de intentar frustrar la transición democrática. “El papel de la fiscal ha quedado claro nacional e internacionalmente: es una persona proscrita, que ya ha sido sancionada por EE UU y la UE. Fue un instrumento de las élites para conducir el intento de subvertir el orden electoral”, ha condenado. Porras fue sancionada por el Consejo de la UE por “socavar la democracia, el Estado de derecho y la transferencia pacífica de poder” en Guatemala, tras dilatar por horas el ascenso al poder de Arévalo.

Con esta gira, el mandatario buscaba relanzar Guatemala al mundo, prometiendo seguridad jurídica a los inversionistas y destacando sus esfuerzos en mejorar la seguridad que se ha visto perjudicada por las redes criminales y las pandillas. En un encuentro con empresarios españoles, Arévalo dijo que durante su Gobierno fomentará las relaciones económicas entre ambos países para aumentar la productividad y las inversiones. “Es a través del empleo y los impuestos que genera una actividad económica desarrollada que vamos a poder lograr nuestro compromiso con la honestidad y competencia que han sido grandes faltantes de la historia política de nuestro país”.

Un día antes, el rey Felipe VI destacó en un encuentro con el líder centroamericano “la determinación de un pueblo en defensa de su voluntad soberana” y trasladó el apoyo de España en “esta nueva etapa para construir una patria” para el pueblo guatemalteco. Mientras, La Moncloa resaltó “el excelente estado en el que se encuentran las relaciones bilaterales entre ambos países” y el deseo de “seguir profundizando en ellas”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Pese a que uno de los núcleos de la Administración de Arévalo es mejorar la seguridad en el país, el presidente ha aprovechado para desmarcarse de los ideales de su vecino y homólogo salvadoreño, Nayib Bukele. “Hemos aplicado una respuesta a las pandillas con el pleno respeto de los derechos humanos”, ha contestado a una pregunta de la prensa sobre si abordaría el problema de la violencia con un enfoque similar al de El Salvador. “El fenómeno de las pandillas es común en toda Centroamérica, pero la respuesta es diferente en cada país”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Diego Stacey
Periodista de la sección Internacional. Anteriormente trabajó en 'El Tiempo', en Colombia. Es licenciado en Comunicación Social por la Universidad Javeriana de Bogotá y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_