_
_
_
_
_

Grecia comandará la misión de la UE en el mar Rojo desde un barco italiano

La operación europea de “acompañamiento y protección” a buques comerciales podrá responder a los ataques hutíes pero solo hacia el mar y no hacia tierra firme

Cazas estadounidenses en el portaviones 'Dwight D. Eisenhower', en el sur del mar Rojo.
Cazas estadounidenses en el portaviones 'Dwight D. Eisenhower', en el sur del mar Rojo.Associated Press/LaPresse (APN)
María R. Sahuquillo

Grecia comandará la nueva misión naval de la Unión Europea en el mar Rojo. Un comandante griego liderará la nueva operación para acompañar y proteger barcos europeos de los ataques de la milicia hutí de Yemen, según fuentes comunitarias. Lo hará desde un cuartel general operativo que estará en el mar, a bordo de un barco italiano. Los ministros de Exteriores de los Veintisiete tienen previsto aprobar este lunes la nueva misión de protección y acompañamiento, llamada Aspides, compuesta por cuatro fragatas y que durará al menos un año.

Los buques de la UE tendrán capacidad de derribar misiles y drones y defenderán a los barcos europeos que tienen como misión escoltar, pero solo responderán a los ataques lanzados desde el mar. No dispararán hacia tierra firme, según fuentes diplomáticas. La misión será independiente de la liderada por Estados Unidos en la zona, Guardián de la Prosperidad, con la que colaborará y compartirá información, también de inteligencia.

La operación se ha montado en muy poco tiempo ante la preocupación por el deterioro de la seguridad marítima en la zona. Los barcos comerciales ya están evitando el mar Rojo y toman rutas más largas, lo que implica un aumento de costes, justifica la misión la propuesta europea, a la que ha tenido acceso EL PAÍS. Los hutíes, que afirman que atacan barcos vinculados con Israel —aunque agreden a embarcaciones occidentales—, han asegurado que continuarán con la campaña de ataques hasta que Israel ponga fin a la ofensiva contra Hamás en la franja de Gaza.

Francia (que será el segundo en la escala de mando de la operación), Alemania (que ya ha aprobado la dotación de personal militar), Bélgica y Dinamarca aportarán barcos a la delicada misión y otros Estados miembros la respaldarán con medios técnicos. En las reuniones de preparación, el nuevo operativo, que cooperará con Guardián de la Prosperidad y con otros aliados, recibió el sostén de todos los socios. También de los que, como España, no participarán. La operación podría costar unos 5,1 millones de euros al año y tomará como modelo la misión Agenor, liderada por Francia en el estrecho de Ormuz y con cuartel general en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos).

Tensiones con Washington

La nueva misión Aspides, que adelantó este diario, se ha creado después de que el club comunitario decidiera no seguir la misión encabezada por EE UU en la zona y crear una propia. Una opción que cristalizó después de que, a finales de diciembre, España rechazase que se encomendara a la misión Atalanta —creada en 2008 para luchar contra la piratería en las costas de Somalia y que tiene solo un buque, la fragata española Victoria— la tarea de patrullar la zona para apoyar a la estadounidense Guardián de la Prosperidad. Esto despertó algunas tensiones con Washington. España reclamó entonces un dispositivo europeo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Aspides, que según el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, ha sido reclamada por numerosas empresas europeas afectadas por el incremento de costes derivados de los ataques en el mar Rojo, se empezó a perfilar justo antes de los primeros ataques de EE UU y el Reino Unido contra objetivos hutíes en Yemen.

La situación en la región es volátil y muy compleja. Ya se están notando los efectos en el tráfico de mercancías. La crisis ha llevado a algunas de las navieras más grandes del mundo a cambiar las rutas de los barcos que viajan desde y hacia Europa para alejarlos del mar Rojo y del golfo de Adén. Han apostado, en su lugar, por la navegación alrededor del cabo de Buena Esperanza, en África, a pesar del aumento de los costes y del tiempo (unas dos semanas) que esto supone. El transporte marítimo de contenedores a través del mar Rojo cayó casi un 30% con respecto al año pasado, según datos de principios de mes del Fondo Monetario Internacional (FMI), en un contexto de ataques de los rebeldes hutíes.

El precio de entrega de un contenedor se ha quintuplicado en la ruta Shanghái-Génova, según explica un informe del Instituto de Análisis de Relaciones Internacionales, que detalla que el costo promedio de envío mundial ha aumentado desde el inicio de las hostilidades un 179% en comparación con las tarifas promedio de 2019 (antes de la pandemia).

Los ministerios de Exteriores y Defensa de España han discrepado sobre la participación del país, pero el Gobierno de Pedro Sánchez se ha inclinado por la postura de Defensa, con la ministra Margarita Robles al frente, al rechazar participar de momento en una de las operaciones más comprometidas de la UE.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

María R. Sahuquillo
Es jefa de la delegación de Bruselas. Antes, en Moscú, desde donde se ocupó de Rusia, Ucrania, Bielorrusia y el resto del espacio post-soviético. Sigue pendiente de la guerra en Ucrania, que ha cubierto desde el inicio. Ha desarrollado casi toda su carrera en EL PAÍS. Además de temas internacionales está especializada en igualdad y sanidad.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_