_
_
_
_

Cae Tareck El Aissami, ministro de Petróleo de Venezuela, por la corrupción de PDVSA

La apertura de una investigación y la detención de altos funcionarios acelera la renuncia del responsable político de la petrolera estatal

Tareck El Aissami
Tareck El Aissami, ministro de Petróleo de Venezuela, con Nicolás Maduro en una foto de archivo.FEDERICO PARRA (AFP)

La recién nombrada Policía Nacional Anticorrupción del Gobierno de Nicolás Maduro lanzó un inusual operativo en las entrañas del aparato chavista que este lunes ha desencadenado la renuncia del ministro de Petróleo, Tareck El Aissami. Una investigación de un caso de corrupción en la petrolera estatal, PDVSA, ha llevado a la detención de superintendente nacional de Criptoactivos, un organismo público que gestiona los fondos de la industria petrolera, cada vez más escasos, a través de operaciones con criptomonedas; dos altos funcionarios militares, tres jueces, un alcalde y un diputado.

En medio de esta purga se ha producido la caída de uno de los dirigentes de mayor peso en el chavismo, quien es considerado blanco final de esta pugna de facciones oficialistas. El superintendente nacional de Criptoactivos, Joselit Ramírez, es una figura que llegó a gozar de la confianza del Palacio de Miraflores, y era considerado mano derecha de El Aissami. El diputado detenido es Hugbel Roa, también cercano a El Aissami en lo personal y lo político. Los militares son el coronel Antonio Pérez Suárez, vicepresidente de Comercio y Suministros de Petróleos de Venezuela, y el Teniente Coronel José Agustín Ramos, director de Seguridad de la Faja Petrolífera del Orinoco.

El alcalde del municipio Michelena, en el estado Aragua, Pedro Hernández, fue detenido bajo la acusación de guardar nexos con grupos de la delincuencia organizada del centro costero del país. Los jueces apresados son el Presidente del Circuito Judicial Penal de Caracas, Cristóbal Cornielles, y José Macsimino Márquez, con competencia en Delitos Asociados al Terrorismo. Este último funcionario es conocido también por sus sentencias en contra de los políticos opositores, Freddy Guevara y Nicmer Evans, además del periodista Roland Carreño.

“En virtud de las investigaciones que se han iniciado sobre graves hechos de corrupción en PDVSA, he tomado la decisión de presentar mi renuncia como Ministro de Petróleo, con el propósito de apoyar, acompañar y respaldar totalmente este proceso”, señaló El Aissami en su cuenta de Twitter, agregando en otro mensaje que se pone “a disposición de la dirección del PSUV para apoyar esta cruzada que ha emprendido el presidente Maduro”.

El contralor General de la República, Elvis Amoroso, cercano al círculo presidencial, ha emitido una declaración respaldando estas decisiones, que fueron informadas por el Ministro de Comunicación e Información, Freddy Náñez. También el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ha decidido acompañar el proceso judicial.

Estas detenciones, según lo que ha trascendido hasta ahora, están vinculadas al desmantelamiento de una red delictiva que estaría descontando y desviando para sus bolsillos la comercialización de crudo venezolano, -que, a causa de las sanciones internacionales, debe ser vendido a través de varios intermediarios- provocando un grave daño patrimonial a la nación.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Las pérdidas podrían comprender el 30% del dinero percibido por la venta de petróleo entre 2021 y 2022. Joselit Ramírez, y el propio El Aissami, se encuentran además sancionados por Estados Unidos bajo acusaciones de corrupción y narcotráfico.

El saqueo de Petróleos de Venezuela ha sido uno de los argumentos por excelencia de la oposición venezolana en estos años para denunciar el hundimiento de las finanzas públicas, que a la postre produjo una grave crisis social y económica.

Cuando la oposición conquistó la mayoría parlamentaria en las elecciones de 2015, los dirigentes del Partido Socialista de Venezuela negaron sistemáticamente estas acusaciones y frenaron las investigaciones legislativas que inculpaban a Rafael Ramírez, el zar energético de Hugo Chávez. Después, han seguido los escándalos de otros jerarcas de la producción petrolera local, como Eulogio del Pino, hoy preso, y Nelson Martínez, que falleció en prisión. El chavismo sigue atribuyendo a las sanciones internacionales del hundimiento económico vigente del país

Las investigaciones hechas en 2016 por el entonces diputado opositor Freddy Guevara sobre los desfalcos en Petróleos de Venezuela apuntaban a una pérdida para la nación de 9.000 millones de dólares. El diario chavista Últimas Noticias informa ahora de que en este nuevo fraude - del cual el chavismo ha decidido hacerse cargo- han desaparecido 5.000 millones más. La cifra es reconocida por el fiscal general, Tarek William Saab. En medio del escándalo, Saab anunció que también fueron detenidos el presidente de PDVSA-Gas Comunal, Jacob Grey, junto a tres gerentes de plantas de llenado, por cobros ilegales y extorsiones.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_