_
_
_
_

Así te hemos contado el discurso del estado de la Unión 2023 | Biden tiende la mano a los republicanos, apoya a Ucrania y avisa a China

El presidente de Estados Unidos presume de sus logros económicos y lanza una proclama en defensa de la democracia

El presidente Joe Biden durante su discurso, en el Capitolio estadounidense, este miércoles.
El presidente Joe Biden durante su discurso, en el Capitolio estadounidense, este miércoles.Jacquelyn Martin / POOL (EFE)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha pronunciado este martes el discurso del estado de la Unión que marca el ecuador de su mandato. El demócrata ha exhibido ante el Congreso los logros de su Administración, desde la gestión económica a su mensaje sobre la defensa de la democracia. Sin embargo, la aparición de un supuesto globo espía chino en los cielos estadounidenses no solo disparó las tensiones diplomáticas entre Washington y Pekín, sino que ha impactado en esta cita crucial. Biden ha hecho un llamamiento a la colaboración: “A mis amigos republicanos, si pudimos trabajar juntos en el último Congreso, no hay razón para que no podamos trabajar juntos en este nuevo Congreso. El pueblo nos envió un mensaje claro. Luchar por luchar, el poder por el poder, el conflicto por el conflicto, no nos lleva a ninguna parte”. El presidente de Estados Unidos ha ofrecido a Ucrania todo el apoyo que necesite para defenderse de Rusia y ha lanzado un aviso a China: “No se equivoquen: como dejamos claro la semana pasada, si China amenaza nuestra soberanía, actuaremos para proteger a nuestro país”. El presidente ha cerrado su discurso con un llamamiento a la defensa de la democracia.

Joe Biden ofrece el discurso anual sobre el estado de la UniónFoto: Shawn Thew (AP) | Vídeo: Reuters
Luis Pablo Beauregard
Luis Pablo Beauregard
El presidente Biden saluda al líder de la mayoría, el republicano Kevin McCarthy.

Biden saluda al líder de la mayoría, Kevin McCarthy. / POOL / via REUTERS

Biden culmina un mensaje destinado a unir al país

Joe Biden ha cerrado su discurso como lo comenzó, con un mensaje para tender puentes a los republicanos. A lo largo del que ha sido su segundo discurso del estado de la Unión, el presidente llamó una y otra vez a los opositores para trabajar juntos en una agenda que haga repuntar a Estados Unidos como líder mundial.

Con breves menciones a Ucrania y a China, el presidente demócrata dedicó el grueso de su mensaje a la política interior, donde abarcó un amplio abanico de temas. Comenzó con lo que dice que es un buen momento económico por la sólida creación de empleos; habló de la importancia del plan de infraestructuras y de la importancia de estimular el consumo interno. 

Aunque la estrategia del discurso era evitar momentos de confrontación con los republicanos, estos fueron inevitables. Especialmente cuando Biden habló de los esfuerzos de su Gobierno por incrementar los recursos de la lucha contra el cambio climático y en el estira y afloja sobre el techo de deuda, que se ha convertido en un tema de polarización con la oposición. 

Pero Biden, un político de 80 años, mostró vitalidad y energía a lo largo de los 90 minutos que duró la ceremonia. A pesar de que estuvo leyendo de una pantalla, el mandatario se permitió chistes que hicieron reír a ambos lados de los pasillos del Congreso. Evitó pifias como las que tuvo en su primera comparecencia.

También hubo momentos de confrontación. Algunos congresistas republicanos le gritaron "¡es tu culpa!", cuando Biden hablaba de la epidemia de muertes que ha provocado la crisis de opioides y de fentanilo. Los gritos lo sacaron de ritmo.  

La noche en el Congreso tuvo emotivos momentos. En especial cuando Biden habló de la lucha contra el cáncer y de las víctimas de la epidemia de violencia armada y brutalidad policiaca. En el Congreso estuvieron como invitados los padres de Tyre Nichols, un negro asesinado por agentes en Memphis y Brandon Tsay, el joven de 26 años que desarmó al tirador de la matanza de Monterey Park. Biden llamó a prohibir las armas de asalto, una propuesta que recibió aplausos de parte del Congreso y el rechazo de los republicanos. 

El presidente dedicó los últimos minutos a la defensa de la democracia tras el asalto al Capitolio y a cargar contra la "gran mentira" que algunos republicanos han empujado para manchar sin pruebas los procesos electorales. También reconoció a Paul Pelosi, el esposo de la exlíder de la mayoría demócrata, quien fue atacado con un martillo en su casa de San Francisco en una muestra de la polarización política que vive EE UU y que al que Biden quiere rebajar el tono. 

Agradecemos mucho que nos haya acompañado en este directo sobre el discurso del Estado de la Unión. Hasta la próxima.   

María Antonia Sánchez-Vallejo
María Antonia Sánchez-Vallejo
Sarah Sanders, en 2019 en la Casa Blanca

Sarah Sanders, en 2019 en la Casa Blanca / JIM WATSON

La réplica: la 'guerra cultural' de Sarah Sanders

La réplica republicana a la intervención de Joe Biden ha servido también para recalcar la avanzada edad del mandatario (80 años). La encargada de responderle ha sido Sarah Sanders, recién elegida gobernadora de Arkansas, y a sus 40 años la más joven del país. La propia respuesta de Sanders llevaba implícita una apuesta por un recambio generacional en el liderazgo. Ultraconservadora, una de sus primeras medidas de gobierno en Arkansas fue prohibir el uso del término inclusivo latinx en los documentos de la Administración estatal. El resto de órdenes ejecutivas que rubricó el primer día de mandato fueron prohibir el uso de TikTok en los dispositivos del Gobierno estatal, y sobre todo revisar las políticas educativas que "adoctrinan a los estudiantes con ideologías" como la teoría crítica de la raza.

Con esas credenciales, no es de extrañar que en la réplica a Biden la emprendiera contra la supuesta debilidad del mandatario, a quien reprochó "su negativa a enfrentarse a China", y contra todo lo woke. “En la América de la izquierda radical, Washington te grava con impuestos y prende fuego al dinero que tanto te cuesta ganar, pero a ti te machacan con los altos precios de la gasolina, las estanterías vacías de los supermercados y a nuestros hijos les enseñan a odiarse los unos a los otros por su raza, pero no a amarse los unos a los otros ni a nuestro gran país", ha denunciado Sanders. "Y mientras vosotros cosecháis las consecuencias de sus fracasos, la Administración Biden parece más interesada en fantasías woke que en la dura realidad a la que los estadounidenses se enfrentan cada día. La mayoría de los estadounidenses simplemente quieren vivir sus vidas en libertad y paz, pero estamos siendo atacados en una guerra cultural de izquierdas que no empezamos y nunca quisimos luchar".

La gobernadora más joven de EE UU es vista por algunos correligionarios como una posible compañera de tique presidencial de Trump, pero ni uno ni otra se han pronunciado al respecto. Sanders tampoco ha apoyado a ningún candidato oficioso para las primarias republicanas, ni siquiera a su antiguo jefe. Sanders fue secretaria de prensa de la Casa Blanca durante parte del mandato de Trump.

Sanders hizo campaña el año pasado con la promesa de "una nueva generación de liderazgo" y mencionó el concepto "nueva generación" seis veces en su discurso de investidura el pasado 10 de enero. Su discurso de hoy ha retomado este tema, animando a los líderes más jóvenes a luchar por los ideales conservadores. "Ha llegado la hora de que asumamos el liderazgo", ha subrayado en su intervención, mediante un vídeo grabado de antemano.

Iker Seisdedos
Iker Seisdedos

La lucha contra el cáncer, asunto prioritario

La lucha contra el cáncer ha sido una de las prioridades sanitarias de Joe Biden en sus dos primeros años en La Casa Blanca. Y la referencia a esa pelea, que Biden ha comparado con el esfuerzo conjunto que llevó a los estadounidenses a llevar a un hombre a la luna en los años sesenta, no ha faltado en su discurso. 

"Nuestro objetivo es reducir la tasa de mortalidad por cáncer en al menos un 50 % en los próximos 25 años. Convertir más cánceres de sentencias de muerte en enfermedades tratables. Y brindar más apoyo a los pacientes y sus familias. Es personal para muchos de nosotros", ha dicho en referencia a la muerte de su hijo Beau, a causa de un tumor cerebral en 2015.
 
"Hace veinte años, bajo el liderazgo del presidente Bush emprendimos un esfuerzo bipartidista para la lucha contra el Sida. Fue un gran éxito. Creo que podemos hacer lo mismo con el cáncer", ha rematado.
 
Terminemos con el cáncer tal como lo conocemos y curemos algunos cánceres de una vez por todas.

Biden, durante su discurso.

Biden, durante su discurso. / POOL / via REUTERS

Biden llama a la defensa de la democracia con el ejemplo de Paul Pelosi

Biden ha concluido su mensaje con un tema en el que ha insistido una y otra vez: la defensa de la democracia. Fue un lema clave en su campaña de las elecciones legislativas del pasado noviembre. Para presentarlo, se ha servido de la presencia de Paul Pelosi, el marido de Nancy Pelosi, brutalmente agredido en su casa en noviembre pasado. La democracia, ha dicho “es lo más fundamental de todo. Con democracia, todo es posible. Sin ella, nada lo es”.

“En los últimos años, nuestra democracia se ha visto amenazada, atacada y puesta en peligro. Puesta a prueba aquí, en esta misma sala, el 6 de enero”, ha continuado, en un ataque a su rival en las presidenciales de 2020, Donald Trump. “Hace sólo unos meses, desquiciado por la Gran Mentira, un asaltante desató la violencia política en el domicilio de la entonces presidenta de esta Cámara de Representantes, [Nancy Pelosi]. Usando el mismo lenguaje que los insurrectos que acecharon estos pasillos corearon el 6 de enero. Esta noche, en esta Cámara, está el hombre que lleva las cicatrices de ese brutal ataque, pero que es tan duro, fuerte y resistente como ellos. Mi amigo, Paul Pelosi.

“Pero un acto tan atroz nunca debería haber ocurrido. Todos debemos alzar la voz. No hay lugar para la violencia política en América. En América, debemos proteger el derecho al voto, no suprimir ese derecho fundamental. Debemos respetar los resultados de nuestras elecciones, no subvertir la voluntad del pueblo. Debemos defender el imperio de la ley y restaurar la confianza en nuestras instituciones democráticas. Y no debemos dar refugio al odio y al extremismo en ninguna de sus formas”.

Biden ha insistido en que Estados Unidos está “en un punto de inflexión”, de esos “a los que solo se enfrentan unas pocas generaciones, en el que las decisiones que tomemos ahora decidirán el curso de esta nación y del mundo en las próximas décadas”. “Debemos ser la nación que siempre hemos sido en nuestro mejor momento. Optimista. Esperanzada. Con visión de futuro”.

Y ha terminado con otra de las frases que lleva repitiendo una y otra vez: “Nunca he sido más optimista sobre el futuro de América. Sólo tenemos que recordar quiénes somos. Somos los Estados Unidos de América y no hay nada, nada más allá de nuestra capacidad si lo hacemos juntos”.

María Antonia Sánchez-Vallejo
María Antonia Sánchez-Vallejo

Crisis de los opioides y salud mental

La crisis de los opioides ha ocupado un lugar importante en el discurso del presidente. El fentanilo, recordó, "está matando a más de 70.000 estadounidenses al año", dijo,  instando a una gran ofensiva para detener "la producción, venta y tráfico de fentanilo, con más máquinas de detección de drogas para inspeccionar los cargamentos y detener las pastillas y el polvo en la frontera". El llamamiento ha estado acompañado de un apoyo decidido a la salud mental, "especialmente para nuestros niños". "Cuando millones de jóvenes luchan contra el acoso, la violencia y los traumas, les debemos un mayor acceso a la atención de salud mental en la escuela". Biden también se dirigió a los responsables de las grandes tecnológicas propietarias de redes sociales, "por el experimento que están llevando a cabo con nuestros hijos con fines lucrativos"

Luis Pablo Beauregard
Luis Pablo Beauregard
El presidente gesticula durante un momento de su discurso.

El presidente gesticula durante un momento de su discurso. / J- Martin / Bloomberg

Joe Biden endurece el tono con China

"Díganme un solo líder mundial que estaría dispuesto a cambiar lugares con Xi Jinping (el presidente chino). ¡Díganme uno solo!", dijo con un gesto enérgico el mandatario. El momento ha sido recogido por las redes sociales y va camino a ser uno de los más recordados de esta noche. Es una muestra de fuerza en días de tensión en la relación entre Pekín y Washington. En otro momento, Biden aseguró que "si China amenaza nuestra soberanía, actuaremos para proteger a nuestro país. Eso hicimos". Esto en referencia al globo espía chino que fue derribado el sábado sobre Carolina del Sur.   

Luis Pablo Beauregard
Luis Pablo Beauregard

Biden habla de migración.

"Los problemas en la frontera no se van a resolver hasta que el Congreso actúe", ha dicho esta noche Biden sobre el tema migratorio. El presidente, que ha enfrentado una dura situación en la línea con México por el incremento de la inmigración ilegal, dice que la situación requiere del apoyo de los republicanos.

Destacó que durante su Gobierno se han detenico 8.000 traficantes de personas y se han incautado más de nueve toneladas de fentanilo, el potente opiáceo sintético, en los últimos meses.

"Desde que lanzamos nuestro nuevo plan en la frontera hace un mes, la inmigración ilegal de Cuba, Venezuela, Haití y Nicaragua ha caído un 97%", añadió. Biden ha subrayado la necesidad de dar a los dreamers la ciudadanía, una de sus primeras promesas al llegar a la Casa Blanca y que sigue sin cumplirse.  

Iker Seisdedos
Iker Seisdedos
El Supremo de Estados Unidos está decidido a anular el derecho al aborto que ese mismo tribunal consagró en 1973 en la histórica sentencia del 'caso Roe contra Wade'. Así se desprende de un borrador inicial publicado en la noche del lunes por el diario 'Politico', en una filtración de información que carece de precedentes en el organismo. Apenas minutos después de la publicación de 'Politico', decenas de personas se han concentrado para protestar a las puertas del edificio del alto tribunal en Washington, el lunes por la noche, como se puede ver en la imagen.

Protestas ante el Tribunal Supremo por la sentencia del aborto. / EVELYN HOCKSTEIN / Reuters

“El Congreso debe restaurar el derecho que el Tribunal Supremo derogó el año pasado"

“El Congreso debe restaurar el derecho que el Tribunal Supremo derogó el año pasado y codificar la protección constitucional del aborto”, ha dicho Biden en referencia a uno de los temas que ha marcado la política en los nueve meses que han pasado desde que los nueve magistrados del alto tribunal, que estaban sentados frente a él, en primera fila, con sus togas negras y su gesto impasible.

“La vicepresidenta [Kamala Harris]  y yo estamos haciendo todo lo posible para proteger el acceso a la atención de la salud reproductiva y salvaguardar la privacidad de los pacientes. Pero ya, más de una docena de estados están aplicando prohibiciones extremas del aborto”, ha continuado. Y se ha quedado corto, ya son 18 los estados que han aprovechado la regresión judicial para cambiar un derecho que estaba protegido

“No se equivoquen: si el Congreso aprueba una prohibición nacional del aborto, la vetaré”, ha advertido también.

El movimiento por la protección del derecho de las mujeres a decidir ha recibido con satisfacción el hecho de que Biden les haya dedicado uno de los segmentos de su discurso y algo tan sencillo, pero tan importante para esas organizaciones, como que haya pronunciado la palabra "aborto" en dos ocasiones.

WASHINGTON, DC - FEBRUARY 07: U.S. President Joe Biden delivers his State of the Union address during a joint meeting of Congress in the House Chamber of the U.S. Capitol on February 07, 2023 in Washington, DC. The speech marks Biden's first address to the new Republican-controlled House.   Chip Somodevilla/Getty Images/AFP (Photo by CHIP SOMODEVILLA / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)

Biden, durante su discurso / CHIP SOMODEVILLA / Getty Images via AFP

Economía, colaboración con los republicanos, violencia policial, armas de fuego, Ucrania y China

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, lleva ya casi una hora de discurso. Ha tendido la mano a los republicanos para trabajar juntos ("El pueblo nos envió un mensaje claro. Luchar por luchar, el poder por el poder, el conflicto por el conflicto, no nos lleva a ninguna parte"), ha exhibido los logros económicos de su presidencia ("Hace dos años nuestra economía se tambaleaba. Mientras estoy aquí esta noche, hemos creado la cifra récord de 12 millones de nuevos puestos de trabajo: en dos años se han creado más puestos de trabajo que los que ningún presidente ha creado en cuatro años"), ha reclamado la reforma policial y la prohibición las armas de asalto. Además, ha lanzado un mensaje de apoyo a Ucrania y ha lanzado un aviso a China: "Si China amenaza nuestra soberanía, actuaremos para proteger a nuestro país", ha dicho.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_