_
_
_
_

El temporal invernal deja más de una treintena de muertos en EE UU y se concentra al oeste del Estado de Nueva York

La principal compañía eléctrica del país pide a sus abonados que bajen la temperatura del termostato para ahorrar energía

Un hombre retira la nieve de la entrada de su casa, este domingo en Búfalo, al noroeste de Nueva York.Foto: AP | Vídeo: EPV
María Antonia Sánchez-Vallejo

El noroeste de Estados Unidos sigue este lunes con temperaturas bajo cero, a pesar de que este domingo empezó a remitir el frente ártico que ha cubierto de nieve y hielo más de la mitad del territorio de EE UU durante el fin de semana navideño. Más de una treintena de muertos —38 y 37, según informan respectivamente las cadenas CBS y CNN— en accidentes causados por el mal tiempo o congelados tras quedar atrapados en sus coches, más de 1,6 millones de hogares sin electricidad y unas jornadas de pesadilla en el transporte aéreo, con miles de cancelaciones, son las principales huellas que ha dejado una tormenta calificada de histórica por el servicio meteorológico nacional (NWS, en sus siglas inglesas).

Aunque la nieve respetó a la Gran Manzana, el noroeste del Estado de Nueva York pasó la Nochebuena bajo una capa de dos metros, mientras la principal compañía eléctrica del país recomendaba en mensajes de texto a todos sus abonados en el Estado reducir la temperatura del termostato para conservar energía, por “un frío extremo, una alta demanda y problemas de distribución interestatal que están causando escasez en el suministro de gas natural”. La ciudad de Nueva York, bajo un sol esplendoroso que duró todo el fin de semana, experimentó una caída en las temperaturas de 28 grados entre la madrugada del viernes y la del sábado, según la tradicional medición en Central Park. El termómetro no había bajado tanto en la Gran Manzana desde enero de 2019.

Aunque el frente ártico se debilita a medida que avanza hacia el este, sigue siendo “extremadamente peligroso viajar en estas condiciones” en la mitad noroccidental del país, recordó el NWS. A mediodía del domingo, cerca de 200.000 personas se hallaban bajo alerta por tormenta de nieve, la mayoría de ellas en el Estado de Nueva York. El día de Nochebuena habían sido cuatro millones, y más de 200 millones en todo el país. El aeropuerto de Búfalo, al noroeste del Estado, sigue cerrado, aunque el número de vuelos cancelados este domingo, menos de 3.000 según la web de rastreo Flight Aware, es menor que en días precedentes. También está cerrado el aeropuerto de Milwaukee (Wisconsin).

El suministro eléctrico, que dejó sin luz a más de 1,5 millones de hogares entre el viernes y el sábado, ha sido restablecido en su mayor parte, y a mediodía de este domingo solo quedaban sin servicio unos 260.000 usuarios, en datos de la web Power Outage.

El NWS calificó el jueves de histórica la tormenta invernal, una masa de aire ártico, o vórtice polar: una gran masa de aire frío en rotación que suele rodear el Ártico, pero que de vez en cuando se desplaza hacia el sur del polo. “Una tormenta de las que solo sucede una en una generación”, especificó el servicio meteorológico.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete


El enfado del comentarista y su vídeo viral

La anécdota de un fin de semana marcado por el caos en el transporte y las celebraciones a puerta cerrada fue la improvisada cobertura en directo de un comentarista deportivo de Iowa, obligado por su cadena a narrar desde la calle, bajo la nevada, las inclemencias meteorológicas durante un interminable programa en directo dedicado a la tormenta. Mark Woodley, periodista de deportes de KWWL News 7, la emisora local de la NBC en Waterloo (Iowa), fue literalmente empujado a la calle, desde donde entró repetidas veces en directo. Como muestra un vídeo que pronto se hizo viral, el reportero se mostraba cada vez más irritado, cuenta el portal Axios. Cuando el presentador le preguntó desde el estudio cuál era la sensación en la calle, Woodley respondió: “Igual que hace ocho minutos, cuando me hiciste la misma pregunta... Es alucinante, Ryan”, contestó con tono de fastidio.

“Qué mejor momento para pedirle al chico de los deportes que venga unas cinco horas antes de lo que normalmente se levantaría, se exponga al viento, la nieve y el frío y les diga a otras personas que no hagan lo mismo”, despotricó Woodley. “Está siendo un programa realmente largo, ¿puedo volver a mi puesto?”. Luego tuiteó un clip de la emisión en directo con el mensaje: “Esto es lo que ocurre cuando le pides al chico de deportes que cubra una ventisca para un programa matinal”. El vídeo ha logrado siete millones de visualizaciones, aunque se ignora si el reportero ha recibido alguna reprimenda —o felicitación— por parte de sus jefes. Sus comentarios, eso sí, le valieron ser nombrado el hombre del tiempo favorito de los internautas.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_