Guerra en Ucrania | Así le hemos contado el día 280 de la invasión

Bruselas propondrá la creación de un tribunal especial para juzgar los crímenes rusos en Ucrania | Von der Leyen anuncia que la UE y sus socios buscarán vías legales para que Moscú pague la “devastación” causada en Ucrania | EE UU acusa a Rusia de descargar su “cólera” sobre los civiles

Varias personas pasean por el barrio de Solomianski, en Kiev, el miércoles.Foto: Jeff J. Mitchell/Getty Images

EL PAÍS ofrece de forma gratuita la última hora del conflicto en Ucrania como servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete.

Este miércoles, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado que la UE va a proponer la creación de un tribunal especializado, respaldado por la ONU, para investigar y los crímenes cometidos por Rusia en Ucrania. En un mensaje en Twitter, la jefa del Ejecutivo europeo ha escrito que “Rusia debe pagar por sus horribles crímenes. Trabajaremos con el Tribunal Penal Internacional y ayudaremos a poner en pie un tribunal especializado para juzgar los crímenes de Rusia”. Estas declaraciones han llegado horas después de que el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, instara a crear un tribunal especial en el seno del Tribunal Penal Internacional para que “cada asesino ruso reciba el castigo merecido”.

Además de los esfuerzos para levantar un Tribunal especial para juzgar estos crímenes, Von der Leyen ha adelantado que la UE y sus socios buscarán las opciones legales para asegurarse “de que Rusia pague la devastación que causó con los fondos congelados de los oligarcas y los activos de su banco central”, que ha cifrado en 19.000 y 300.000 millones de euros, respectivamente. La jefa del Ejecutivo europeo ha cuantificado la destrucción material en Ucrania en 600.000 millones de euros.

Cuando se cumple el día 280 de la guerra, el secretario de Estado de EE UU, Antony Blinken, ha acusado al presidente ruso, Vladímir Putin, de enfocar su “fuego y cólera” sobre la población civil de Ucrania, con su campaña de bombardeos sobre las infraestructuras críticas del país, en particular su red eléctrica. Esa nueva estrategia, ha advertido Blinken, “no funcionará”. En una rueda de prensa al término de la reunión de ministros de Exteriores de la OTAN en Bucarest, Blinken ha cargado contra la nueva ofensiva de Rusia de destruir las infraestructuras civiles ucranias, como sus sistemas de electricidad, de agua corriente o de calefacción, con las que Moscú pretende minar la moral de la población privándola de suministros básicos justo cuando entra el invierno y las temperaturas se sitúan bajo cero.

En este contexto de crisis energética en Ucrania, con fallos en los sistemas de calefacción, el servicio estatal de emergencias ha comunicado que en las últimas 24 horas nueve personas han muerto en varios incendios al tratar de calentar sus hogares. El número de incendios ha aumentado desde el inicio de la última ofensiva rusa. Los ciudadanos ucranios recurren cada vez más al uso de generadores de emergencia, velas y cilindros de gas en sus hogares debido a los cortes de energía. “Solo en el último día hubo 131 incendios en Ucrania, 106 de ellos en el sector residencial. Nueve personas han muerto y otras ocho han resultado heridas”, explica el servicio de emergencias en un comunicado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre el terreno, el Ejército ruso ha asegurado haber tomado el control de dos nuevas localidades en la región ucrania de Donetsk, según ha informado en el parte de guerra el portavoz del mando ruso, Igor Konashénkov. “Durante la ofensiva de las tropas rusas en la dirección de Donetsk fueron liberadas totalmente las localidades de Belohirivka y Pershne Travna”, ha señalado el militar. Según Konashénkov, durante los combates “fueron aniquilados hasta 50 militares ucranios, cuatro blindados, tres piezas de artillería autopropulsada y seis automóviles”.

Más allá de las fronteras de Ucrania, la actualidad se ha centrado en dos cartas sospechosas que han llegado por la mañana a la Embajada ucrania de Madrid; y por la tarde a una empresa armamentística de Zaragoza. La primera ha provocado un herido leve por la deflagración que se ha producido al manipular la carta, según fuentes policiales. El trabajador ha resultado herido, en principio con carácter leve, y ha acudido por su propio pie a un centro hospitalario, añaden las mismas fuentes. Un segundo paquete de similares características ha llegado a la sede en Zaragoza de la empresa Instalaza, fabricante de los lanzagranadas que el Ministerio Defensa envió al gobierno de Volodímir Zelenski. Fuentes conocedoras de la investigación señalan que ambos sucesos están relacionados.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS