_
_
_
_

El Supremo de EE UU prohíbe temporalmente la publicación de las declaraciones fiscales de Donald Trump

El Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia había dado luz verde para que Hacienda entregase los registros a un comité de la Cámara de Representantes

María Antonia Sánchez-Vallejo
Donald Trump
Donald Trump, el 1 de octubre de 2020 en la Casa Blanca, cuando aún ostentaba la presidencia de EE UU.JOSHUA ROBERTS (Reuters)

El juez jefe del Tribunal Supremo de Estados Unidos, John Roberts, ha prohibido este martes temporalmente la publicación de las declaraciones de impuestos del expresidente Donald Trump, accediendo así a la petición presentada la víspera por el equipo legal del magnate.

El exmandatario había solicitado al Alto Tribunal que quedara en suspenso la entrega de sus declaraciones fiscales por parte del Servicio de Impuestos (IRS, la Hacienda estadounidense) a un comité de la Cámara de Representantes, liderado por miembros del Partido Demócrata.

Trump presentó dicha petición, con carácter urgente, luego de que un tribunal de apelaciones, una instancia menor, allanase el camino para que su declaración de impuestos fuera entregada al Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes en los próximos días. Roberts, que supervisa el Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia que había dado luz verde a la divulgación de los archivos, ha dado de plazo hasta el 10 de noviembre, dos días después de que se celebren las decisivas elecciones legislativas de medio mandato.

La requisitoria del comité es la vía más rápida para que la Cámara Baja estadounidense se haga con las declaraciones del exmandatario republicano, después de haberlas pedido sin éxito por diferentes vías a lo largo de los últimos años. No obstante, la “suspensión administrativa”, además de tener un carácter temporal, no siempre refleja la disposición final del litigio. Es una medida que suele adoptarse cuando se acerca una fecha límite para preservar el statu quo y dar a los jueces más tiempo para actuar, informa la cadena CNN.

El caso data de 2019, cuando Trump ocupaba la Casa Blanca. Entonces, el presidente del comité, Richard Neal, demócrata de Massachusetts, pidió por primera vez sus declaraciones de la renta, y el IRS, bajo la Administración republicana, se resistió a entregarlas. El caso avanzó lentamente hasta 2021, cuando, ya bajo la Administración del presidente Joe Biden, el Departamento de Justicia cambió de opinión y concluyó que el IRS estaba obligado a satisfacer la solicitud del comité. Un juez nombrado por Trump falló a favor de la Cámara a finales del año pasado y el Tribunal de Circuito de Apelaciones de EE UU se ha negado a revertir ese fallo.

Tras varios reveses consecutivos, el equipo de abogados de Trump, que paralelamente afronta varias causas en tribunales de Nueva York por las presuntas irregularidades en los negocios del magnate, se apunta una victoria en plena ofensiva contra el republicano, desde el FBI a los fiscales neoyorquinos pasando por el comité que investiga el asalto al Capitolio, que le ha citado a declarar, al lograr que el Supremo paralice la publicación de sus declaraciones mientras espera a que otras instancias judiciales evalúen si aceptan, o no, un caso abierto para revisar los fallos de la Justicia que respaldan la divulgación de los mismos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los abogados del exmandatario presentaron su petición al Supremo basándose en la imposibilidad técnica y material de publicar los ejercicios fiscales de Trump, pues el fallo del Tribunal de Apelaciones que franquea su divulgación entra en vigor este jueves, por lo que habría incurrido en un defecto de forma.

“Ningún Congreso ha ejercido nunca sus poderes legislativos para exigir las declaraciones de impuestos de un presidente”, ha denunciado en más de una ocasión el magnate, quien ha advertido de que la decisión del Tribunal de Apelaciones tendrá “implicaciones de gran alcance”. Sobre la acción de la justicia y las causas que se siguen contra la Organización Trump, nombre del emporio familiar, el magnate ha señalado que carecen de base alguna y las ha calificado repetidamente de “caza de brujas con motivación política”. Este mismo lunes arrancó en Nueva York, con la lectura de los argumentos preliminares, la causa penal contra la Organización Trump instruida por la oficina del fiscal de Manhattan. Como el caso de las declaraciones fiscales solicitadas por el comité del Congreso, esta investigación también se arrastra desde 2019.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_