Juan Orlando Hernández se declara “no culpable” en su primera audiencia ante un juez en Estados Unidos

Los fiscales han alegado que el expresidente de Honduras usó dinero obtenido de drogas enviadas a EE UU para enriquecerse y financiar sus campañas políticas

El expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en un bosquejo que muestra la audiencia inicial en su contra celebrada este martes en Nueva York.
El expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en un bosquejo que muestra la audiencia inicial en su contra celebrada este martes en Nueva York.JANE ROSENBERG (REUTERS)

El expresidente hondureño Juan Orlando Hernández se declaró no culpable este martes ante un tribunal de Nueva York que lo juzga por narcotráfico. Los fiscales estadounidenses acusan a Hernández, extraditado a Estados Unidos y quien se presentó en la audiencia con cadenas alrededor de los tobillos, de recibir millones de dólares de narcotraficantes a cambio de protección mientras gobernaba Honduras desde 2014 hasta enero de este año. Los fiscales han alegado que Hernández usó el dinero para enriquecerse y financiar sus campañas políticas. En la sesión de hoy, realizada en un tribunal federal de Manhattan, el abogado del exmandatario se ha quejado de las condiciones de “prisionero de guerra” en la cárcel donde Hernández espera a que se desarrolle el juicio.

El exmandatario se declaró inocente de tres cargos penales, incluida la conspiración para importar cocaína y posesión de armas, en una lectura de cargos ante el juez federal de distrito Kevin Castel. El expresidente ingresó a la sala del tribunal con una camiseta azul con cadenas en los tobillos y habló brevemente a través de un intérprete de español para decir que no era culpable.

Hernández ha negado las acusaciones en el pasado, presentándose a sí mismo como un feroz oponente de los cárteles de la droga y acusando a los traficantes de calumniarlo para vengarse y aligerar sus sentencias. En la audiencia, su abogado Raymond Colón ha dicho que Hernández estaba recluido en régimen de aislamiento en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn y que no se le había permitido llamar a su familia. Colón ha afirmado que se le negó el acceso para visitar a Hernández en varias ocasiones. “Está siendo tratado como un prisionero de guerra”, ha dicho Colón. “No estamos pidiendo que reciba un tratamiento especial porque es un exjefe de Estado, pero estas condiciones son psicológicamente debilitantes”.

Un portavoz de la Oficina de Prisiones de EE UU ha confirmado que Hernández está detenido en el centro de Brooklyn, pero se negó a comentar sobre “las condiciones de confinamiento de cualquier recluso individual”, informa Reuters. Castel ha ordenado a los fiscales que discutieran las condiciones de detención de Hernández con los funcionarios del Centro de Detención Metropolitano y le informaran. “No puedo imaginar por qué no podría llamar a la familia, tener acceso al correo electrónico o a los abogados”, ha dicho el juez Castel, el mismo que presidió el juicio que enviara a su hermano Juan Antonio ‘Tony’ Hernández tras las rejas en Estados Unidos por el resto de sus días.

La próxima audiencia está prevista el 28 de septiembre y en la misma se definirá la fecha del juicio, que previsiblemente se iniciará a principios del año próximo con la constitución del jurado que con su fallo sellará el futuro del exmandatario. Hernández, que fue extraditado a Estados Unidos el pasado 21 de abril, parecía relajado durante la vista de este martes. Al entrar a la sala de la audiencia, se dirigió al numeroso público e hizo un breve saludo llevándose la mano al corazón. Ello no evitó que al término de su comparecencia oyera improperios del público que lo llamaron “Rata”, “Asesino”, “¡A arrepentirse, Juan Orlando!”.

Por el momento, JOH, como es conocido en Honduras, seguirá detenido. La defensa anunció posteriormente a la prensa que está tratando de encontrar los avales para presentar una fianza “de varios millones” para que el expresidente, que entregó el mando a su sucesora, la izquierdista Xiomara Castro, el pasado 27 de enero, pueda aguardar el juicio en libertad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Hernández está acusado de recibir “millones de dólares” de cárteles de la droga, entre ellos del narcotraficante mexicano Joaquín ‘Chapo’ Guzmán, también condenado a cadena perpetua en Estados Unidos y de crear un “narcoestado” durante su presidencia (2014-2022).

El exjefe de la Policía de Honduras, extraditado a EE UU

Este mismo martes fue extraditado el exjefe de la Policía Nacional hondureña Juan Carlos ‘El Tigre’ Bonilla, acusado de “supervisar” las supuestas operaciones de narcotráfico de JOH. Bonilla “presuntamente abusó de sus puestos en la policía hondureña para burlar la ley y desempeñar un papel clave en una violenta conspiración internacional de tráfico de drogas”, indicó en la época el fiscal de Manhattan, Geoffrey Berman.

Según la fiscalía estadounidense, Hernández habría ayudado a introducir 500 toneladas de cocaína en Estados Unidos entre 2004 y 2022. Según la acusación, el dinero de la droga le sirvió para enriquecerse y “financiar su campaña política y cometer fraude electoral” en los comicios presidenciales de 2013 y 2017.

La defensa espera contar con el testimonio de personas de la sucesivas administraciones estadounidenses, de Barack Obama y Donald Trump, con los que colaboró para extraditar a otros narcotraficantes que actualmente cumplen condenas en Estados Unidos.

El acusado, que llegó a jactarse de los elogios de Washington por la labor de su Gobierno en la incautación de drogas y la lucha contra el crimen organizado, podría buscar llegar a algún acuerdo con la fiscalía para ver reducida su pena. Pero la justicia estadounidense parece estar dispuesta a enviar un mensaje contundente, como ya lo hizo con su hermano ‘Tony’, con su colaborador Geovanny Fuentes Ramírez, condenado a cadena perpetua, y con Fabio Lobo, hijo del expresidente hondureño Porfirio Lobo (2010-2014), que cumple 24 años de cárcel por el mismo delito. Las autoridades de Estados Unidos han advertido que están decididas “a desbaratar todo el ecosistema de las redes de tráfico de droga que dañan a los estadounidenses”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS