Al menos seis muertos por un tiroteo en Sacramento, la capital de California

La policía de la ciudad informa de que una decena de personas han resultado heridas por el ataque en la zona de ocio de la capital del Estado

Elementos de la Policía de Sacramento colocan marcadores de evidencia en la calle 10, en la escena de un tiroteo masivo, el 3 de abril.
Elementos de la Policía de Sacramento colocan marcadores de evidencia en la calle 10, en la escena de un tiroteo masivo, el 3 de abril.JOSE CARLOS FAJARDO (AP)

Al menos seis personas han muerto y doce han resultado heridas en un tiroteo ocurrido esta madrugada en el centro de Sacramento, la capital de California, según ha informado la policía. “Los agentes han localizado varias víctimas. Es una situación muy trágica”, ha dicho este domingo la jefa de la policía, Katherine Lester, sobre el incidente registrado alrededor de las dos de la mañana. Se trata del último tiroteo masivo en Estados Unidos, donde las armas de fuego causan unas 40.000 muertes al año, incluidos suicidios, según el sitio web Gun Violence Archive. La violencia armada golpea nuevamente al Estado más poblado de Estados Unidos a pesar de ser la entidad con las leyes más estrictas para la tenencia de armas.

Testigos del incidente han señalado a The San Francisco Chronicle que el tiroteo siguió a una pelea originada tras el cierre de los bares en una de las zonas más concurridas de Sacramento y solo a unas cuadras del Capitolio, la sede del Ejecutivo local. A través de Twitter, la policía pidió a los residentes que no se acercaran al lugar y también ha dado una actualización con el número de muertos y heridos. Lester ha confirmado este mediodía que en el tiroteo estuvieron involucrados “varios tiradores”. Ninguno de estos ha sido identificado ni ha sido detenido. Un arma ha sido recuperada en la escena, aunque no se ha especificado su calibre.

“Necesitamos ayuda de la gente. Si alguien vio algo, tiene algún vídeo o puede proveer información al departamento de policía, necesitamos su ayuda”, ha dicho Lester en la mañana del domingo. La jefa de policía ha señalado que de momento se ignora si las víctimas fueron atacadas directamente o al azar y que los investigadores están estudiando los vídeos disponibles, principalmente de las redes sociales, para determinar el número de agresores involucrados.

Quienes frecuentaban el popular sitio de la vida nocturna, muy cerca del pabellón Golden 1, sede de los Sacramento Kings de la NBA, grabaron vídeos en los que se ve a gente corriendo buscando refugio mientras se escucha el sonido de disparos. “Parece que mucha gente inocente perdió la vida esta noche”, dijo a la prensa local una mujer que aguardaba junto al cordón policial a la identificación de los fallecidos. Temía que su esposo se encontrara entre las víctimas.

“Tristemente, lloramos de nuevo las vidas perdidas y a los heridos de otro horrendo acto... El azote de la violencia amada es una crisis de nuestro país y nosotros debemos de poner fin a esta carnicería”, ha dicho Gavin Newsom, el gobernador de California, mediante un comunicado. El alcalde de Sacramento, Darrell Steinberg, aseguró que estaba a la espera de más detalles sobre del incidente. Este se ha convertido en el peor tiroteo masivo de la región desde el ocurrido en mayo pasado, cuando un exempleado del servicio de trenes mató a nueve compañeros y después se suicidó en la ciudad de San José, a 190 kilómetros de Sacramento. A finales de febrero, un hombre mató en la capital del estado a tres de sus hijos y a una cuarta persona al interior de una iglesia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Newsom, un político demócrata, ha emprendido una cruzada contra la violencia armada. Lo ha hecho copiando las formas en que los republicanos han castigado al aborto. El gobierno local elaboró una ley que imita la legislación de los conservadores de Texas que permite a cualquier ciudadano demandar por la vía civil a quien ayude a una mujer a abortar. La norma de California, que espera ser aprobada por el Congreso local este año, permitirá demandar a los fabricantes de armas y a sus vendedores.

Tres cuartas partes de todos los homicidios en Estados Unidos se cometen con armas de fuego. En 2020, se vendieron más de 23 millones de armas, una cifra récord, y otros 20 millones en 2021, según datos compilados por el sitio web Small Arms Analytics, informa la agencia France Presse. Ese número no incluye las denominadas armas “fantasma”, que se venden desarmadas y carecen de números de serie, por lo que son muy apreciadas en los círculos criminales y que tanto el Gobierno de Joe Biden como el de California han presentado leyes para prohibir. En junio de 2021, un 30% de los adultos estadounidenses dijeron poseer al menos un arma, según una encuesta de Pew.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.


Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS