La gravedad de la crisis ucrania lleva a Biden a Bruselas para participar en las cumbres de la OTAN y de la UE

La Alianza Atlántica convoca una reunión extraordinaria el 24 de marzo para mostrar un “firme apoyo a Ucrania y un mayor refuerzo de la defensa”

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, este martes en la Casa Blanca durante la rueda de prensa diaria.
La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, este martes en la Casa Blanca durante la rueda de prensa diaria.NICHOLAS KAMM (AFP)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, viajará la próxima semana a Bruselas para participar en una cumbre extraordinaria de la OTAN y en una reunión del Consejo Europeo para tratar la crisis de Ucrania, según ha confirmado este martes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki. Las reuniones virtuales, llamadas y contactos entre el presidente de Estados Unidos y los aliados europeos se han multiplicado a lo largo de todo el conflicto y, especialmente, desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero. Pero este será el primer desplazamiento del líder norteamericano para un encuentro presencial. La cita de la Alianza Atlántica está prevista para el 24 de marzo, jueves.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, confirmó la convocatoria en un mensaje publicado en Twitter poco antes del anuncio formal de Washington. “Abordaremos la invasión de Ucrania por parte de Rusia, nuestro firme apoyo a Ucrania y un mayor refuerzo de la defensa y fuerza de disuasión de la OTAN”, señaló. “En este momento crítico, Norteamérica y Europa deben continuar juntos”, añadió.

Los aliados de la OTAN no han desplegado tropas en Ucrania para su defensa ante Moscú, ya que el país no forma parte de la Alianza Atlántica, pero sí están respaldando a esta antigua república soviética frente a los zarpazos de Vladímir Putin a base de entrega de armamento y ayuda humanitaria. Lo que sigue fuera de la mesa, tal y como insistió la portavoz de la Casa Blanca, es el envío de aviones caza, algo que las potencias occidentales rechazan porque consideran que no es lo que más necesita la defensa ucrania y haría escalar el conflicto peligrosamente.

Planes frente a las crisis de seguridad y energética

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, también ha confirmado que Biden asistirá a la primera jornada de la cumbre europea prevista para el 24 y 25 de marzo. La cita estaba llamada a centrarse en los planes de contingencia para hacer frente a las crisis de seguridad y energética provocadas por la invasión rusa de Ucrania. En particular, a las medidas necesarias para contener el precio de la electricidad. Pero la presencia del presidente de EE UU revela la gravedad de la situación que perciben Bruselas y Washington. “En estos tiempos que nos ponen a prueba, la acción transatlántica es más importante que nunca”, ha señalado Michel.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Biden ya participó por videoconferencia en el Consejo Europeo celebrado hace un año, en el que se analizó la evolución de la pandemia de covid-19 y sus repercusiones a ambos lados del Atlántico. Pero ya entonces la sombra de un posible conflicto planeaba sobre la reunión. Entonces, el presidente ruso, Vladímir Putin, ya había comenzado a acumular tropas junto a las fronteras de Ucrania.

“Cuando cayó el imperio soviético, creímos en el llamado ‘final de la historia’ y en el triunfo definitivo de la democracia”, le dijo entonces Michel a Biden. “Pero al cabo de 30 años, sabemos que nos equivocamos sobre el triunfo de la democracia liberal”, reconoció el europeo. Y abogó por una unidad transatlántica comparable a la de la II Guerra Mundial. “Lo que hagamos juntos hoy determinará el mundo en que vivan mañana nuestros hijos y nietos”, argumentó Michel.

La visita de Biden a Bruselas será el primer viaje del presidente de EE UU a Europa desde que Putin inició la guerra contra Ucrania el pasado 24 de febrero. Preguntada sobre la posibilidad de que el Biden aproveche el viaje para visitar Polonia, país limítrofe con la atacada Ucrania y que ha visto llegar las bombas muy cerca de sus fronteras, Psaki respondió que la agenda no está cerrada todavía. Tres jefes de Gobierno de países de la Unión Europea ―Polonia, República Checa y Eslovenia― viajaron este martes en tren a Kiev, la capital ucrania, en una muestra poderosa de apoyo.

La portavoz de la Casa Blanca bromeó con las sanciones contra el presidente Biden y otros altos cargos anunciadas este martes en Rusia, advirtiendo de que la que afecta al mandatario va dirigida a “Joseph Robinette Biden”, omitiendo la terminación “júnior”, que se utiliza cuando padre e hijo comparten el mismo nombre y apellido (en Estados Unidos no suelen usarse dos apellidos): “El presidente Biden es júnior, puede que hayan sancionado a su padre, que en paz descanse”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS