Maduro pide “justicia severa” para Juan Guaidó en plena negociación con la oposición

Mientras en México Gobierno y oposición buscan consensos, el mandatario dijo que no habrá impunidad para el líder opositor

Maduro conversa con Ernesto Villegas en el Palacio de Miraflores en la entrevista transmitida este domingo.
Maduro conversa con Ernesto Villegas en el Palacio de Miraflores en la entrevista transmitida este domingo.- (AFP)

Venezuela ha iniciado un nuevo ciclo de diálogo para tratar de llegar a puntos de encuentro, pero eso no ha apagado las tensiones de micrófono. El fin de semana en que las delegaciones de la oposición y el chavismo por primera vez se han sentado para comenzar a tejer acuerdos, Nicolás Maduro ha pedido “justicia severa” para Juan Guaidó. “Sueño con el día en que Juan Guaidó pague”, ha dicho el mandatario en una entrevista que le hizo su ministro de Cultura, Ernesto Villegas, transmitida este domingo.

Más sobre el diálogo en México
El rubicón venezolano y la negociación en México
El diálogo de Venezuela en México se reanuda con el foco puesto en las elecciones de noviembre
Quién es quién en las delegaciones del chavismo y la oposición en México

“Aquí va a haber justicia, muy dura, porque acá le han hecho mucho daño al país, a la gente común. Con el robo de los activos de Citgo, con el secuestro y robo de 8.000 millones en cuentas bancarias, con el secuestro y robo del oro del banco de Inglaterra, con las sanciones que han prohibido la actividad económica de exportación y comercio libre para Venezuela, con los golpes de Estado. Habrá justicia, puede que tarde. Pero yo sueño con que haya justicia y que todos estos bandidos paguen con lo que le han hecho al pueblo venezolano”, respondió Maduro cuando se le preguntó sobre si “las negociaciones en México implicarían la impunidad para Guaidó”.

Las declaraciones recibieron una rápida respuesta de parte del líder opositor, quien ha centrado ahora su estrategia de lucha por una transición política en Venezuela en los acuerdos que surjan en México. “Yo sueño con que Venezuela sea libre y democrática. Veremos ese día. Por eso estamos en la calle luchando y buscando un acuerdo en México”, escribió en un tuit en el que recordó que Maduro está señalado por violaciones de derechos humanos en la Corte Penal Internacional y que Estados Unidos puso un precio de 15 millones de dólares por su captura. “Ni te atreves a salir a la calle a escuchar a la gente”, añadió en el mensaje.

Este fin de semana, los 18 miembros de las delegaciones del Gobierno y de la Plataforma Unitaria que reúne a la oposición han sostenido los primeros encuentros de trabajo en torno a los siete puntos de una agenda acordada y suscrita hace tres semanas. A la delegación opositora fue incorporado Freddy Guevara, que llevaba casi un mes detenido en la sede del servicio de inteligencia venezolano cuando se firmó el memorando de entendimiento entre Jorge Rodríguez y Gerardo Blyde como jefes de ambas delegaciones. Guevara, que estuvo activamente en la fase preliminar que llevó a México, entró en sustitución de Carlos Vecchio, también dirigente de Voluntad Popular y parte de la estructura del Gobierno interino de Guaidó como embajador en Estados Unidos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Su presencia había generado incomodidades en el chavismo cuando se encontraron hace tres semanas, que fueron confirmadas este fin semana. El propio Vecchio denunció que los representantes de Maduro se negaban a sentarse a conversar si él estaba presente. “Mis acciones y convicciones hacen que el dictador Maduro vete mi presencia como representante de Voluntad Popular, al punto de plantear paralización del proceso”, señaló el sábado en un comunicado en el que anunció que Guevara —liberado el 16 de agosto con medidas de presentación cada 30 días— tomaba su puesto y en el que pedía a los mediadores noruegos “no permitir la continuidad de estos chantajes”.

El comunicado de Vecchio sobre el veto que habría recibido ha sido la nota discordante en una jornada a la que sin duda chavismo asiste mucho más fortalecido que la oposición. Al respecto, Rodríguez señaló: “No vamos a contaminar el ambiente de las negociaciones”. Sugirió a los periodistas que lo abordaron a la salida de las reuniones que preguntaran a la delegación opositora por ese cambio. A la crispación, sin embargo, se suman las declaraciones de este domingo de Maduro sobre Guaidó.

En la jornada del sábado comenzaron a trabajar en los acuerdos parciales relacionados con la crisis humanitaria que vive Venezuela. “Vinimos a trabajar para producirle acuerdos al país en materia de emergencia humanitaria”, aseguró Blyde. “Esos acuerdos van a aminorar la crisis, pero esa crisis tiene problemas de fondo muy graves de un modelo que fracasó en Venezuela y que no reconoce el orden democrático y constitucional”. El chavismo también dio su versión sobre las primeras jornadas. “Hemos estado trabajando en acuerdos parciales para la atención del pueblo venezolano. Estamos atentos a que todas las garantías económicas que le han sido cercenadas y robadas al pueblo se recuperen”, señaló Rodríguez.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS