“Ayúdennos a salir de Afganistán”

Activistas afganas piden auxilio desde su encierro a la comunidad internacional y le demandan que “no olvide a las mujeres” de ese país

Un grupo de mujeres se manifiesta por sus derechos en Kabul el 17 de agosto. En vídeo, activistas y periodistas afganas piden auxilio a la comunidad internacional para salir del país. Vídeo: REUTERS / EL PAÍS.

Trabajaban como periodistas y defensoras de los derechos de la mujer hasta que este verano los talibanes llegaron a las ciudades donde ejercían. Su activismo las colocaba en el punto de mira de los extremistas. Temieron por sus vidas y huyeron a Kabul. Allí han coincidido en una casa refugio, donde toda su actividad se reduce a ver la vida pasar bajo su ventana. Pero no pueden estar calladas e incluso encerradas han producido un vídeo en el que piden ayuda.

Más información
“Quedarse en Kabul es no saber si te van a matar al día siguiente”
Las 3.214 personas que ofrecen su casa en España a las mujeres afganas

En las imágenes se las ve de espaldas manteniendo una reunión en la que debaten sobre lo que significa la llegada al poder de los talibanes. No tienen duda de que supone el fin de dos décadas de avances para las afganas. Rechazan que los extremistas hayan cambiado respecto a cuando gobernaron a finales del siglo pasado; consideran que se trata de “una mentira para ganarse a la comunidad internacional”.

Esperaban que alguna de las organizaciones extranjeras con las que han colaborado en estos años las ayudara a salir del país. No ha sido posible. Aun así, no desesperan.

Desafiando el riesgo de darse a conocer, Katrina Omari, periodista en la ciudad de Balj (al norte del país), habla de era oscura para el periodismo. “Nada volverá a ser igual”, afirma convencida de que, si no aceptan ser portavoces de los talibanes, sus vidas corren peligro. “Por eso pido a la comunidad internacional que nos ayude a salir de Afganistán”. Su colega Homaira Moradi se queja de que no solo les han prohibido trabajar, sino que con la presencia de los milicianos la calle se ha vuelto insegura para ellas. “No se olviden de las mujeres de Afganistán en estos tiempos difíciles”, pide.

La casa que debiera ser un refugio se ha convertido en una prisión.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ángeles Espinosa

Analista sobre asuntos del mundo árabe e islámico. Ex corresponsal en Dubái, Teherán, Bagdad, El Cairo y Beirut. Ha escrito 'El tiempo de las mujeres', 'El Reino del Desierto' y 'Días de Guerra'. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense (Madrid) y Máster en Relaciones Internacionales por SAIS (Washington DC).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS