Venezuela

Una relatora de la ONU afirma que las sanciones a Maduro “han agravado las calamidades de los venezolanos”

Alena Douhan señala que las sanciones económicas y el bloqueo han impedido al país comprar vacunas contra la covid-19

Alena Douhan, relatora de la ONU, en una conferencia de prensa en Caracas (Venezuela).
Alena Douhan, relatora de la ONU, en una conferencia de prensa en Caracas (Venezuela).MIGUEL GUTIERREZ / EFE

La relatora especial de Naciones Unidas Alena Douhan ha afirmado en su visita a Caracas que las sanciones de EE UU al Gobierno de Venezuela, aplicadas en el marco del forcejeo político que mantienen ambos países desde hace unos años, han agravado las privaciones y calamidades del país. Douhan pasó 12 días en Venezuela y tuvo conversaciones sobre la situación venezolana con el presidente Nicolás Maduro y con otros 50 dirigentes políticos. Las declaraciones de Douhan han sido bien recibidas por Maduro. “Hoy la relatora de la ONU, Alena Douhan, ha hecho un llamado a los Gobiernos de Estados Unidos y la Unión Europea a que levanten las sanciones contra Venezuela, porque estas han exacerbado una crisis humanitaria enorme contra el pueblo.”

“Antes del bloqueo”, afirmó Douhan, “Venezuela usaba el 76% de sus ingresos petroleros para invertirlos en programas sociales y ahora no puede ni invertir el 1%”. La relatora de la ONU agregó que el país “no puede comprar vacunas porque no tiene derecho a usar su dinero”, aludiendo a los bienes congelados por parte del Banco de Inglaterra y otros activos internacionales confiscados luego de unas cuestionadas elecciones presidenciales de 2018 en las que Maduro fue reelegido.

Desde 2014, la estrategia económica de Maduro, heredada de los tiempos de Hugo Chávez, naufragó en medio de una crisis cambiaria que se tradujo en un daño patrimonial a las entonces cuantiosas reservas monetarias del país. El agravamiento de la economía hizo a Maduro endurecer su tono revolucionario frente al sector privado. Estableció así draconianos controles en la comercialización de los productos que provocaron una grave escasez, y, a la larga, junto a la corrupción y el desorden monetario y fiscal, hiperinflación.

Las afirmaciones de la relatora especial de la ONU han sido recibidas con beneplácito por el chavismo, que ha hecho del “bloqueo” su consigna del momento. Pero también provocaron gran indignación en los sectores políticos de la oposición, que responsabiliza del actual naufragio venezolano al despilfarro y la corrupción vigente en el chavismo.

Las palabras de la funcionaria han sido comentadas y magnificadas por los medios oficiales en sus espacios de opinión, destacando especialmente las enormes dificultades actuales que tiene Caracas para comercializar petróleo y obtener combustible en los mercados internacionales, uno de los argumentos que asisten al chavismo para condenar las medidas adoptadas en el pasado por el Gobierno estadounidense de Donald Trump en contra del país.

Los sectores civiles de la oposición colocaron en las redes sociales una etiqueta convertida en tendencia en el cual se afirma que #LaCrisisFuePrimero. La oposición – entre ella organizaciones de derechos humanos, activistas civiles y abogados, dirigentes políticos y partidos- argumenta que las denuncias sobre la existencia de una crisis humanitaria en el país tienen siete años y que por mucho tiempo fueron negadas por el chavismo.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

“Hoy la relatora especial sobre las medidas coercitivas presentó su informe sobre Venezuela. Lamentamos que un funcionario de Naciones Unidas se preste para la propaganda y narrativa que excusa al régimen de su responsabilidad en la emergencia humanitaria y la violación de derechos humanos”, afirmó por su parte, Miguel Pizarro, Comisionado por Juan Guaidó ante la ONU y miembro del partido Primero Justicia.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50