Elecciones EE UU

Un simpatizante de grupos supremacistas blancos, entre los muertos tras la revuelta en el Capitolio de EE UU

La policía identifica a los fallecidos: una mujer de Georgia, un hombre de Alabama y otro de Pensilvania, que se suman a la exmilitar Ashli Babitt en la lista de decesos tras los actos violentos en Washington

Un simpatizante de Trump choca con la policía frente al Capitolio, el 6 de enero. En vídeo, el forcejeo de los manifestantes con la policía frente a las puertas del Capitolio.Foto: AFP | Vídeo: REUTERS

Fotos con armas, mensajes de apoyo a grupos racistas y consignas a favor de Donald Trump. Esas fueron algunas de las últimas publicaciones en redes sociales de Kevin Greeson, uno de los cuatro fallecidos tras la toma violenta del Congreso estadounidense este miércoles en Washington. Después de que se diera a conocer que la veterana del Ejército Ashli Babbitt fue abatida en el Capitolio, la policía del Distrito de Columbia ha identificado a los otros fallecidos como Rosanne Boyland, una mujer de Georgia de 34 años; Benjamin Phillips, nacido en Pensilvania hace 50 años, y a Greeson, de 55. Pocas horas después se conoció la muerte de un policía que fue herido en el asalto al Capitolio, con lo que las víctimas se elevan a cinco.


A diferencia de Babbitt, el resto de los asaltantes fallecidos murió después de sufrir complicaciones médicas, han detallado las autoridades locales en una rueda de prensa. La familia de Greeson ha señalado en un comunicado difundido por la prensa estadounidense que sufría de problemas de presión alta en la sangre y que murió tras un infarto. “Kevin era un padre y un esposo maravilloso que amaba la vida”, se lee en el mensaje de sus familiares, que lo describen como un amante de las motocicletas y los perros, en contraste con la imagen que proyectaba en los grupos de las redes sociales que concentran a seguidores de Trump, defensores de teorías de conspiración y simpatizantes de extrema derecha.

“Kevin defendía al presidente Trump y asistió al mitin que se celebró el 6 de enero de 2021 para demostrar su apoyo”, afirma la familia en el comunicado. “Estaba emocionado de estar ahí”, se agrega, y se aclara después que “él no estaba ahí para participar en la violencia ni en los disturbios”. “Nuestra familia está devastada”, concluye el comunicado.

“¡Recuperemos el país! ¡Carguemos nuestras armas y tomemos las calles!”, escribió Greeson en una publicación del pasado 17 de diciembre. “El único republicano con cojones es Trump”, se lee en otro de sus mensajes del 13 de diciembre. “Quizá Nancy Pelosi se contagie [de covid-19] y se muera”, escribió en otra ocasión. Las últimas dos publicaciones que compartió fueron dos felicitaciones, una por el cumpleaños de Donald Trump Jr. y otra de los Proud Boys, un grupo supremacista blanco, que deseaba un feliz año nuevo.

La policía ha informado de que se ha detenido 68 personas, 60 hombres y ocho mujeres, tras la irrupción violenta en el Congreso para obstaculizar la ratificación de Joe Biden, del Partido Demócrata, como el próximo presidente de Estados Unidos. Los agentes han recalcado que de las 41 personas arrestadas en el Capitolio, solo una era habitante del Distrito de Columbia. Greeson, por ejemplo, vivía en Athens, en el norte de Alabama.

“La Casa Blanca lamenta las pérdidas de vidas que ocurrieron ayer [por el miércoles] y extiende sus condolencias a sus familias y seres queridos”, ha dicho Judd Deere, del equipo de prensa del Gobierno de Trump. Las críticas se han centrado en el papel que ha tenido el presidente como instigador de los actos violentos, al aferrarse a sus acusaciones de fraude tras perder en las elecciones de noviembre pasado. Varios líderes demócratas han pedido que se inicie el proceso legal para destituir a Trump. Biden, por su parte, ha tildado a los asaltantes de “terroristas nacionales”. También está en el punto de mira la información que circula por redes sociales y su potencial como combustible de actos violentos como los de las últimas horas.

Las autoridades han dicho que se ha abierto una investigación para esclarecer la muerte de Babbitt, que falleció en un hospital tras sufrir un disparo. Sin embargo, no se ha detallado de forma oficial qué complicaciones médicas sufrieron los otros fallecidos. “Debido a que mis hijos están de luto y procesando los eventos impactantes de ayer, les pido que respeten su privacidad”, ha escrito Nicole S. Mun, exesposa de Phillips, en un comunicado. Más de cincuenta agentes de policía resultaron heridos y dos debieron ser hospitalizados. La policía también dio a conocer que se decomisaron seis armas de fuego y dos artefactos explosivos.

Más información

Lo más visto en...

Top 50