Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bienvenida oficial sin tratamiento claro para Guaidó

Las instituciones europeas dudan a la hora de dirigirse al líder opositor venezolano, reconocido como presidente interino frente a Maduro

Juan Guaidó, el lunes en Bogotá.
Juan Guaidó, el lunes en Bogotá. AFP

Alfombra roja, pero no se sabe muy bien para quién. Las instituciones comunitarias darán este miércoles una bienvenida por todo lo alto a Juan Guaidó, pero no queda muy claro en calidad de qué reciben al destacado político venezolano.

El aspirante a derrocar a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela se reunirá en primer lugar con el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, quien este lunes anunció de manera imprevista la visita de Guaidó.

Fuentes del Servicio Europeo de Acción Exterior de la Comisión Europea señalan que el visitante será recibido "en calidad de presidente legítimo de la Asamblea Nacional". Ese es el título, explican, con el que la diplomacia comunitaria se refiere a Guaidó. Pero el rival de Maduro se define a sí mismo como presidente encargado de Venezuela y así fue reconocido por numerosos países de todo el mundo, empezando por EE UU.

Guaidó parece disfrutar de otro rango en su visita al Parlamento Europeo, donde tendrá como principal anfitriona a Dita Charanzová, vicepresidenta del Parlamento Europeo encargada de América Latina. En este caso, Guaidó es acogido como "presidente legítimo interino de Venezuela", según la invitación cursada desde el Parlamento para asistir a la rueda de prensa conjunta de Charanzová y el dirigente venezolano.

"La opción viable para nosotros es la opción democrática", señala Charanzová la víspera del encuentro. "Desde enero de 2019", añade la vicepresidenta del Parlamento Europeo, "reconocimos a Juan Guaidó como presidente interino legítimo de Venezuela. Desde entonces, Maduro ha hecho todo lo posible para deslegitimarlo a él y a la Asamblea Nacional. Por eso, es más importante que nunca que la Comunidad Internacional se pronuncie a favor de las fuerzas democráticas en Venezuela".

El tratamiento del Parlamento se asemeja al que le ha dispensado el gobierno de Boris Johnson. En Londres, el ministro de Exteriores, Dominic Raab, ha recibido a Guaidó este martes como "presidente interino de Venezuela".

Las discrepancias protocolarias revelan las dificultades de Bruselas y otras capitales europeas para relacionarse con un invitado que hace un año fue ampliamente respaldado por la mayoría de los socios de la UE pero cuyos credenciales y poderes reales no han logrado consolidarse.

En febrero de 2019, 22 de los 28 socios de la UE reconocieron a Guaidó como el mandatario interino de Venezuela, una decisión que fue tomada a rebufo de la ofensiva de la Administración de Trump para poner fin al régimen de Maduro.

En aquel momento, solo Italia, Grecia, Rumanía, Irlanda, Eslovaquia y Chipre, se resistieron por diversos motivos a secundar el visto bueno internacional al relevo presidencial. El Gobierno de Pedro Sánchez, con Borrell precisamente como ministro de Exteriores, pasó de los titubeos iniciales al reconocimiento sin ambages del nuevo presidente encargado.

El Parlamento Europeo ya se mostró en aquel momento mucho más entusiasmado con Guaidó. Y fue la primera institución comunitaria que le otorgó el reconocimiento de presidente interino en una resolución aprobada con el apoyo mayoritario de populares, socialistas, liberales, y conservadores británicos y polacos.

A pesar del amplio respaldo internacional, Guaidó no ha conseguido hacerse con el poder en Caracas. Y desde su autoproclamación ha pasado por diferentes altibajos pero en ningún momento ha llegado a dominar la situación. Al poco tiempo de ser reconocido, quedó claro que no podía ejercer de manera efectiva la presidencia interina.

En las últimas semanas ha disfrutado de una cierta recuperación, sobre todo, tras su salida del país para reunirse con el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo. El viaje lo ha completado con una gira por Europa en la que, además de Bruselas y Londres, visitará Davos para asistir al Foro Económico Mundial (invitado como presidente de la Asamblea Nacional) y Madrid.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información