Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aeropuerto de Manila cancela todos sus vuelos por una gran columna de humo provocada por el volcán Taal

Miles de personas han sido evacuadas tras la erupción del Taal, situado a 65 kilómetros al sur de la capital de Filipinas y visitado por miles de turistas cada año

La columna de humo del volcán Taal, cerca de Manila, capital de Filipinas. En vídeo, imágenes de la erupción. Foto: AP | Vídeo: EPV

Miles de personas están siendo evacuadas este domingo después de que las autoridades de Filipinas elevaran la alerta por el aumento de la actividad del volcán Taal, situado en una isla cercana a Manila. El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas subió hoy la alerta del nivel 1 al 3 en una escala de 5 después de que se detectara un aumento de la actividad en el cráter y se generara una erupción de humo de un kilómetro de altura. La columna ha provocado que el aeropuerto Internacional Ninoy Aquino de Manila, situado a sur de la capital, anunciara a las 18.27 hora local (11.27 en Madrid) la suspensión de todos sus vuelos, tanto llegadas como salidas, debido a la erupción del volcán, de cuyo cráter sale una enorme columna de humo y ceniza.

Las autoridades han puesto en marcha la evacuación de los municipios de San Nicolás, Balete y Talisay, cercanos al volcán situado a 65 kilómetros al sur de Manila, según ha confirmado el portavoz del Consejo Nacional de Reducción de Riesgo de Desastres, Mark Timbal. Según datos de 2017, la población de estos tres municipios se situaría entre los 6.000 y los 10.000 habitantes.

La Cruz Roja de Filipinas ha desplazado a parte de su personal a la zona para ayudar con las labores de evacuación. Según relataron varios testigos, la ceniza llegó a los barrios del sur de Manila, como Alabang, que se encuentra a 60 kilómetros del volcán. El Departamento de Salud advirtió de que la exposición a la ceniza puede causar problemas de salud, por lo que recomendó que los habitantes de las zonas afectadas eviten estar al aire libre y si lo hacen que usen mascarillas y gafas.


Miles de turistas visitan cada año al Taal y algunos realizan excursiones hasta su cráter, parcialmente inundado y en el que es fácil ver pequeñas fumarolas. El volcán, que mató a 1.300 personas en 1911 y a 200 en 1965, forma parte de una cadena volcánica que se extiende por la región occidental de la isla de Luzón.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información