La crisis del coronavirus

Piñera anuncia ayudas a la clase media en Chile en medio de la crisis sanitaria

La actividad económica cayó un 15,3% en mayo y la pandemia de la covid-19 ha destruido 1,5 millón de puestos de trabajo

El presidente Sebastián Piñera, durante una comparecencia.
El presidente Sebastián Piñera, durante una comparecencia.EFE

El Gobierno de Sebastián Piñera ha anunciado este domingo nuevas ayudas para la población, esta vez enfocadas en la clase media. El paquete de medidas se empuja desde el Ejecutivo cuando la actividad económica registra una caída de un 15,3% en mayo y se espera un deterioro superior para junio, según el Ministerio de Hacienda. Con 1,5 millón de puestos de trabajos destruidos por la covid-19 y la desocupación en un 11,2%, el plan anunciado por el presidente desde La Moneda incluye créditos blandos a tasa 0%, la postergación de hipotecas y la ampliación del subsidio de arriendo y del crédito para la educación superior. El país registra hasta ahora 295.532 contagios y 10.159 fallecidos (considerando las muertes confirmadas y las sospechosas) y Santiago de Chile se acerca a los dos meses de confinamiento total el próximo 15 de julio.

Chile acordó a mediados de junio un plan de 12.000 millones de dólares para superar la crisis del coronavirus, una iniciativa inédita en Latinoamérica que el país sudamericano puede permitirse dada su política de responsabilidad fiscal que han respetado Gobiernos de diferentes tendencias hace dos décadas. En el marco de la pandemia, el Ejecutivo había echado a andar anteriormente dos paquetes de medidas por unos 17.105 millones de dólares, equivalentes al 6,9% del PIB. Pero la clase media había quedado fuera de las ayudas enfocadas en un principio en los sectores de mayor vulnerabilidad, por lo que distintos grupos políticos –incluso oficialistas– presionaron por una nueva batería de medidas.

El Crédito Covid Clase Media propuesto este domingo por Piñera y que debería aprobarse previamente en el Parlamento, por ejemplo, contempla una suma de hasta por 3.230 dólares, pagados en cuatro partes, con un período de gracia de un año. Administrado por la Tesorería General de la República, los beneficiarios deberán cumplir una serie de requisitos –como demostrar una caída mayor o igual al 30% en sus ingresos, superiores a los 621 dólares–, y pagarlo en el plazo máximo de 48 meses.

“Nuestras estimaciones son que podemos llegar hasta aproximadamente unas 600.000 personas”, indicó Ignacio Briones, ministro de Hacienda, que nuevamente desestimó una de las propuestas que se debaten en el Congreso: la posibilidad de que los trabajadores puedan retirar un 10% de sus fondos de las pensiones. “Como ministerio y como Gobierno hemos dicho que nos parece una mala idea”, señaló el economista, aunque expertos como el expresidente del Banco Central, José de Gregorio, se han mostrado a favor de la iniciativa, bajo ciertas condiciones.

Entre las medidas anunciadas por Piñera se encuentran iniciativas para el pago de arriendos: quienes hayan perdido hasta el 30% de sus ingresos podrán postular a un subsidio de hasta 190 dólares por tres meses para alquileres que no superen el equivalente a unos 500 dólares. Lo mismo para el pago de créditos hipotecarios. Aunque en marzo la banca acordó con sus clientes la posibilidad de diferir hasta en tres meses el pago, la prolongación de la crisis sanitaria llevará al Estado a entregar una garantía al sector bancario para que asuma mayor riesgo y postergue las hipotecas hasta seis meses. Podrán postular las personas cuya vivienda tenga un valor inferior a los 350.000 dólares.

Las ayudas a la clase media contemplarían beneficios para los universitarios que estudien con créditos con aval del Estado (CAE), un sistema que ocupa una buena parte de los estudiantes de educación superior en Chile, que se endeudan con la banca para sacar adelante sus carreras. Piñera indicó que se abrirá un proceso excepcional de postulación a este crédito para estudiantes del 90% de mayor vulnerabilidad que no cuenten con otros beneficios y que hayan visto perjudicada su situación económica luego del proceso de postulación 2020.

Los anuncios han sido valorados por el oficialismo, mientras que la oposición, a la espera de conocer mayores detalles de las propuestas, empiezan a deslizar las primeras críticas. Apuntan, sobre todo, a que el paquete del Gobierno de Piñera implica endeudar mayormente a la clase media. De acuerdo al Banco Central chileno, en 2019 se volvió a marcar un récord para el endeudamiento de los hogares chilenos, donde la deuda representó un 74,9% de su ingreso disponible, un máximo histórico desde que existen registros.

Más información

Lo más visto en...

Top 50