Un tribunal de apelaciones ordena el sobreseimiento del caso contra Michael Flynn, exconsejero de Trump

El fallo constituye una victoria para el presidente, al que los demócratas acusan de politizar el Departamento de Justicia

El exconsejero de Seguridad Michael Flynn.
El exconsejero de Seguridad Michael Flynn.Joshua Roberts / Reuters

Un tribunal federal de apelaciones ha ordenado este miércoles el sobreseimiento del caso penal contra Michael Flynn, el primer consejero de Seguridad Nacional de la Administración de Donald Trump y uno de los primeros caídos por la investigación de la trama rusa a principios de 2017. Con dos votos a favor y uno en contra, el tribunal ha fallado que la controvertida decisión del Departamento de Justicia de retirar los cargos contra Flynn pone fin al caso, a pesar de que el acusado se declaró culpable en dos ocasiones de mentir a los agentes federales durante la investigación del fiscal especial Robert Mueller, que confirmó la injerencia rusa en las elecciones de 2016, pero exoneró al presidente Trump de conspiración con el Kremlin.

El fallo constituye una victoria para la Administración Trump y para el Departamento de Estado, al que los demócratas acusan de haber renunciado a la independencia y haberse convertido, bajo la dirección del fiscal general William Barr, en un mero instrumento político en manos del presidente. “¡Bien! El tribunal de apelaciones ratifica la solicitud del Departamento de Justicia de abandonar el caso penal contra el general Michael Flynn”, ha tuiteado el propio Trump, al poco de conocerse el fallo.

La decisión supone un nuevo giro en la enrevesada trama político judicial que rodea al caso de Flynn. Exonerado por Mueller, Trump encontró en su exconsejero de Seguridad Nacional la personificación de las supuestas injusticias de una investigación a la que se refiere a menudo como una “caza de brujas”. Flynn, que se había declarado culpable en dos ocasiones de falso testimonio al FBI en la esperanza de obtener una sentencia más benévola, quiso a principios de este año retirar su confesión, y el mes pasado Barr ordenó a los fiscales que desestimaran los cargos y pidieran el sobreseimiento del caso.

Pero el juez encargado del caso, Emmet Sullivan, se resistió. Dejó en suspenso la insólita decisión del Departamento de Justicia y nombró a un exjuez para contestar la moción del Gobierno. Los abogados de Flynn recurrieron, y ahora el tribunal de apelaciones les da la razón y ordena el sobreseimiento del caso.

El magistrado que votó en contra acusa a sus colegas de sobrepasar “gravemente” sus competencias. “Es enormemente irónico que, al fallar que el tribunal de distrito excedió su jurisdicción, este tribunal sobrepase tan gravemente la suya propia”, dice la nota particular del magistrado Robert Wilkins. El juez Sullivan puede pedir al pleno del tribunal de apelaciones que revise el fallo, o el propio tribunal podría hacerlo de oficio, si considera que es de excepcional importancia.

Más información

Lo más visto en...

Top 50