El Parlamento de Hungría revoca el estado de emergencia y recupera los poderes cedidos a Orbán

La Cámara aprueba una ley para que el Gobierno del ultranacionalista le devuelva las competencias extraordinarias ostentadas durante la gestión del coronavirus

Budapest - 16 jun 2020 - 14:23
El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, en Budapest el pasado viernes.
El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, en Budapest el pasado viernes.BERNADETT SZABO (Reuters)

El Parlamento de Hungría ha aprobado este martes una ley para que el Gobierno del primer ministro, el ultranacionalista Viktor Orbán, devuelva a la Cámara los poderes extraordinarios que le concedió sine die el pasado marzo en el marco del estado de emergencia decretado para luchar contra el coronavirus. La nueva ley, que establece el fin de la medida excepcional (previsiblemente el 20 de junio), ha recibido el apoyo unánime de los 192 diputados presentes en el hemiciclo. Solo han faltado los votos de siete legisladores que no han acudido a la sesión.

El Gobierno de Orbán pidió a mediados de marzo al Parlamento competencias especiales para gobernar por decreto sin establecer un límite temporal y sin ningún control, tampoco parlamentario. En una primera votación su solicitud fue bloqueada. Pero en la segunda, a final de mes, recibió el apoyo de la mayoría de dos tercios de los escaños que ostenta su partido, el conservador Fidesz. La oposición votó en contra y numerosos políticos de dentro y fuera del país, así como ONG, criticaron fuertemente el poder casi ilimitado que pasó a tener Orbán.

Hasta 13 Gobiernos de la UE criticaron estas medidas excepcionales en Hungría y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, expresó su “preocupación” por la situación. Ante la alarma creada, Bruselas planteó el recorte de fondos al país si aprovechaba el coronavirus para cercenar libertades. “Necesitamos estar seguros de que la solidaridad se basa en el respeto al Estado de derecho. Es muy difícil pedir a los europeos que sean solidarios con quien no los respeta", señaló el pasado abril el comisario de Justicia europeo, Didier Reynders, respecto a la polémica situación.

En el texto de la normativa aprobada este martes, el Gobierno húngaro alude a las críticas recibidas como parte de “una campaña política coordinada y una histeria nunca vistas dentro y fuera del país”. A finales de mayo, Orbán había avanzado que su Gabinete iba a presentar el proyecto para poner fin a las competencias especiales, tras considerar que la medida había cumplido su misión y que sus críticos deberían disculparse por haber cuestionado el sistema democrático en el país centroeuropeo. La eurodiputada del partido opositor Momentum Anna Donáth, por su parte, ha asegurado en un comunicado que “la destrucción de la democracia y el Estado de derecho en Hungría” es resultado de los últimos 10 años de gobierno, (desde que Orbán está en el poder).

El próximo paso formal para la entrada en vigor de la vuelta al estado anterior es la firma de la ley adoptada este martes por el presidente del país, János Áder. No obstante, en un comunicado conjunto Amnistía Internacional, la Unión por los Derechos Fundamentales y el Comité Helsinki Húngaro han alertado de que dicha ley contiene una disposición que abre las puertas a que el Parlamento vuelva a traspasar al jefe de Gobierno poderes extraordinarios similares, aunque con plazos limitados. Tras el fin del estado de emergencia, Hungría mantendrá la alerta epidemiológica debido a la eventualidad de que se produzca una segunda ola de contagios por coronavirus, según han adelantado las autoridades del país.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS