Al Qaeda

Francia asegura que ha matado al líder de Al Qaeda en el Sahel

La operación militar que ha liquidado a Abdelmalek Drukdel tuvo lugar el miércoles en Malí

Abdelmalek Drukdel, en primer plano, durante la ocupación yihadista del norte de Malí en 2012.
Abdelmalek Drukdel, en primer plano, durante la ocupación yihadista del norte de Malí en 2012.- / AFP

La ministra francesa de Defensa, Florence Parly, anunció este viernes a través de su cuenta de Twitter que soldados galos han matado este miércoles al argelino Abdelmalek Drukdel, líder de Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI), durante una operación militar en el norte de Malí. La ministra aseguró que también fueron eliminados “muchos de sus colaboradores”.

El terrorista argelino es uno de los auténticos pesos pesados del yihadismo en el Sahel y no solo era la cabeza visible de AQMI sino que formaba parte de la dirección del Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), una especie de confederación de grupos armados que vio la luz en 2017 y que desde entonces se ha convertido en una pesadilla para los ejércitos de Malí, la fuerza castrense regional del G5 del Sahel, la operación militar francesa Barkhane y la Misión de la ONU en Malí (Minusma).

Según Parly, la operación que provocó la muerte a Drukdel ha sido “un gran éxito” dentro de “un combate esencial para la paz y la estabilidad en la región”. Asimismo, la titular de Defensa recordó que durante la cumbre entre el presidente francés Emmanuel Macron y los jefes de Estado del G5 del Sahel celebrada en Pau, todos reafirmaron “su determinación a continuar con sus esfuerzos de lucha contra los grupos terroristas que operan en la banda sahelo-sahariana”.

Drukdel militaba en el terrorismo yihadista desde hace tres décadas. A principios de los años noventa se sumó al Grupo Islámico Armado (GIA) y luego se convirtió en fundador del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), embrión de AQMI y, por tanto, líder del brazo armado de Bin Laden en el norte de África.

Se le considera el instigador y responsable intelectual de decenas de atentados y ataques no solo en Argelia, sino en Mauritania, Malí e incluso Níger y Burkina Faso. Drukdel lleva décadas en el objetivo de los servicios de inteligencia y antiterroristas de Francia y Estados Unidos.

AQMI fue uno de los tres grupos armados que ocupó el norte de Malí durante nueve meses en 2012, el detonante de la desestabilización yihadista que hoy desangra a todo el Sahel. Esta organización se responsabilizó de la gestión de Tombuctú, ciudad en la que aplicaron la sharía o ley islámica. Uno de sus ataques más sonados tuvo lugar el 20 de noviembre de 2015 y fue el secuestro de decenas de rehenes en el hotel Radisson Blue de Bamako, en el que fallecieron 19 personas. La acción fue coordinada por Mojtar Belmojtar, alias El Tuerto, pero fue reivindicada por AQMI en colaboración con la katiba Al Murabitun.

La ministra Parly también informó a través de Twitter de la detención, el pasado 19 de mayo, del terrorista Mohamed el Mrabat, destacado dirigente del grupo radical Estado Islámico del Gran Sáhara (EIGS) que opera en Malí, Níger y Burkina Faso. Ambas acciones fueron ejecutadas por la operación francesa Barkhane, que cuenta con unos 5.200 efectivos en la región del Sahel. “Felicito y agradezco a todos los que han llevado a cabo estas operaciones audaces, que golpean con dureza a estos grupos terroristas. Nuestras fuerzas, en colaboración con sus aliados del G5 del Sahel, continuarán persiguiéndolos sin descanso”, añadió Parly.

Más información

Lo más visto en...

Top 50