El signo de los tiempos

Pese a la suspensión de pagos y la reestructuración de la deuda, Argentina debe poder acceder a los fondos necesarios para hacer frente a la crisis sanitaria

Un hombre se manifiesta el pasado día 6 de mayo contra el pago de la deuda externa, en Buenos Aires.
Un hombre se manifiesta el pasado día 6 de mayo contra el pago de la deuda externa, en Buenos Aires.Juan Ignacio Roncoroni / EFE

Justo cuando la mayoría de los Gobiernos del mundo están lidiando con la pandemia del coronavirus y la búsqueda de recursos para hacer frente a las necesidades de su población, Argentina vuelve a estar sentada en la mesa de negociación con los acreedores internacionales. El país acaba de incurrir en una nueva suspensión de pagos pero a diferencia de otros episodios, este default no ha sorprendido a nadie. Se veía venir desde que los mercados provocaron el desplome del peso y la Bolsa el verano pasado, cuando las

Más información

Lo más visto en...

Top 50