Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guaidó busca animar a sus seguidores y lanza un nuevo ciclo de protestas contra Maduro

El líder venezolano pide a la población formar “comandos de ayuda” para concretar un plan bautizado como "Operación Libertad" y acorralar al régimen

Juan Guaidó, con simpatizantes este sábado en Caracas. REUTERS

Juan Guaidó, jefe del Parlamento de Venezuela reconocido por casi 60 países como presidente interino, se volcó este sábado en infundir aliento a sus seguidores en una nueva jornada de movilizaciones contra Nicolás Maduro. Convocó a miles de personas para trazar la ruta para el inicio de lo que denomina Operación Libertad. Lo hizo desde El Marqués, una urbanización de clase media al este de Caracas que se encuentra a unos 17 kilómetros de su objetivo, el Palacio de Miraflores. El político se propone acorralar al régimen chavista y despachar pronto desde la sede del Gobierno.

La oposición se concentró en esta ocasión en 358 puntos en todo el país, pero su líder ha convocado a otra manifestación para el próximo miércoles con un doble propósito. “El 80% de la Operación Libertad somos nosotros. Es la toma y el acercamiento al centro de poder. Pero también son importantes las Fuerzas Armadas. Basta de la irregularidad de grupos armados financiados también por Cuba”, dijo Guaidó que, además, pidió a la población crear “comandos de ayuda” para reforzar las protestas.

Este es un camino a tientas para muchos opositores. Hace unos días, el chavismo ha arreciado contra el dirigente. La Asamblea Nacional Constituyente (ANC), la Cámara oficialista, ha ordenado seguir con una investigación contra el dirigente y retirar su inmunidad parlamentaria para facilitar una detención. Pero el político respondió con un desafío y prometió transformar en un hervidero el país. “El régimen tiembla porque estamos en las calles”, exclamó.

Nada está garantizado en la contienda por el poder. El oficialismo amenaza con defender su poderío hasta el extremo. Diosdado Cabello, presidente de la ANC, tilda de “ilusos” a los que descartan la tesis de una intervención de Estados Unidos en el país. Su crítica está dirigida a contradecir a Elliott Abrams, enviado de la Administración de Donald Trump para Venezuela, quien ha calificado como “prematura” la activación del artículo 187.11 de la Constitución, un decreto que concede al Congreso la potestad para autorizar el ingreso de misiones militares extranjeras al país.

El conflicto venezolano ha roto fronteras. Maduro se afianza en China y Rusia, mientras que la oposición se envalentona con el respaldo de Estados Unidos. Guaidó ha insistido en que no quiere “injerencia” internacional, sino cooperación. “Nuestros aliados dijeron que es prematuro... Pero yo pregunto: ¿Esperaremos o seguiremos en las calles de Venezuela?”, agregó. La oposición no demuestra un plan completo para acorralar a Maduro, aunque asegura que están encaminados en una solución al desmadre político. “Hemos construido, a veces no tan rápido como quisiéramos. Nos enfrentamos a un régimen sádico. Pero tenemos que seguir. Los que estamos en la calle vamos a echar el resto”, insistió.

Elonis López, de 83 años, un teniente retirado de la Fuerza Armada, ha salido a la plaza Altamira, en el este de Caracas, para apoyar al jefe del Legislativo y con la intención de acercarse hasta la sede de la Presidencia en Caracas. “Si no tenemos ayuda de aliados extranjeros no cambiaremos de Gobierno en Venezuela. Yo sí quiero ir a Miraflores y pronto”, dijo. Pero el oficialismo ha reforzado la seguridad en las cercanías del centro de la ciudad con policías, militares y motorizados chavistas para impedir cualquier ingreso de manifestantes adversarios a Maduro.

De momento, las movilizaciones han permanecido en calma, menos en Maracaibo (estado occidental de Zulia), una ciudad severamente afectada por los apagones. Los militares han detenido durante unas horas a los diputados Renzo Prieto y Nora Bracho y a los activistas Gregory Sanabria y Andrés Robayo. “La Guardia Nacional comenzó a dispararnos y lanzar bombas lacrimógenas, con una violencia que nunca habíamos visto en Zulia… Me apresaron, yo no quería montarme en una tanqueta y me arrastraron entre varios”, relató Bracho tras ser liberada. También han reprimido a los manifestantes en el estado de Lara, una reacción común del sucesor de Hugo Chávez a las protestas centradas en exigir su dimisión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información