Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El atacante de las dos mezquitas de Nueva Zelanda se enfrenta a 50 cargos de asesinato

La policía del país presenta además 39 cargos de tentativa de asesinato contra el australiano Brenton Tarrant

Uno de los heridos tras el atentado en Christchurch, el pasado 15 de marzo.
Uno de los heridos tras el atentado en Christchurch, el pasado 15 de marzo. REUTERS

La policía de Nueva Zelanda ha presentado este jueves 50 cargos de asesinato y 39 de intento de asesinato contra el australiano Brenton Tarrant, acusado del ataque terrorista contra dos mezquitas de la ciudad de Christchurch. En un comunicado publicado en las redes sociales, las autoridades anunciaron que consideran presentar otros cargos contra el supremacista blanco relacionados con el asalto armado a los recintos religiosos.

Está previsto que Tarrant, que fue arrestado el 15 de marzo, el mismo día que perpetró la masacre, declare el viernes mediante videoconferencia —desde la prisión de Paremoremo, en Auckland, donde se encuentra detenido— frente al tribunal Superior de Christchurch.

En la vista el 16 de marzo, un día después del atentado, Tarrant rechazó a su abogado de oficio y manifestó que planea defenderse solo de los cargos que se le imputen. El asaltante, de 28 años, permanece lúcido y sin ningún tipo de arrepentimiento, según señaló entonces el abogado Richard Peters —en un principio asignado de oficio a Tarrant—. El letrado también dijo que no le pareció que el acusado fuera mentalmente inestable más allá de expresar su ideario extremista. Según el abogado, el detenido busca utilizar el proceso como altavoz de su ideología xenófoba. 

Medio centenar de personas perdieron la vida y otras 50 resultaron heridas en el ataque indiscriminado contra los musulmanes que se encontraban en las mezquitas antes del rezo de mediodía del viernes 15 de marzo. El terrorista, de 28 años, grabó en directo el ataque con una cámara GoPro y lo difundió por redes sociales. 

Una nueva ley de armas 

Tras la masacre de Christchurch, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Arden, impulsó una nueva ley para prohibir la posesión de armas militares semiautomáticas y los rifles de asalto, ambas utilizadas para perpetrar el ataque. Este jueves, el parlamento neozelandés discutía sobre este proyecto de reforma de ley, que tienen previsto aprobar la semana que viene. 

En este país oceánico unas 250.000 personas poseen licencias estándares de categoría A para portar armas, que permite a las personas mayores de 16 años poseer, y usar rifles y escopetas, tras superar unas pruebas policiales. El supuesto atacante, identificado como Brenton Tarrant, poseía esta licencia desde 2017 y desde entonces compró cinco armas, incluyendo dos semiautomáticas, que en su mayoría adquirió por Internet.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información