Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garuda Indonesia es la primera aerolínea que cancela un pedido del B737 MAX

La compañía atribuye la decisión a la pérdida de confianza de los pasajeros tras los dos accidentes de este modelo

Dos aviones de la aerolínea Garuda Indonesia en el aeropuerto de Yakarta.
Dos aviones de la aerolínea Garuda Indonesia en el aeropuerto de Yakarta. EFE

Boeing ha recibido la primera orden de cancelación de un pedido del nuevo B737 MAX. Se trata de la compañía Garuda, que opera con bandera de Indonesia, la misma que Lion Air. El encargo era por 49 aviones y se valoró en 6.000 millones de dólares. La aerolínea estatal argumenta que los pasajeros perdieron confianza en el modelo de avión tras los dos siniestros que sufrió en cinco meses.

Garuda es la primera compañía que públicamente da el paso atrás, aunque no es definitivo y el pedido podría ser negociado para recibir como alternativa otro modelo de Boeing. La única opción actual en el mercado es el A320neo de Airbus, que tiene una configuración y una características similares a las del B737 MAX. Pero el consorcio europeo cuenta con una cartera de pedidos que cubre cinco años de producción.

La aerolínea mandó la petición de cancelación el pasado 14 de marzo, cuatro días después del siniestro de Ethiopian Airlines. Está previsto que los representantes comerciales de Boeing viajen a Yakarta la semana próxima para discutir los términos. Garuda opera en la actualidad un avión B737 MAX 8, la misma variante de los dos aviones siniestrados y que está en tierra desde hace una semana.

Actualmente hay 387 aviones de la familia B737 MAX. De ese total, 74 están registrados en Estados Unidos. La cartera de pedidos de Boeing asciende actualmente a 5.100 unidades. El B737, la aeronave preferida por las compañías de bajo coste, empezó a volar hace medio siglo y se han entregado más de 10.000 unidades en sus diferentes versiones desde entonces. La serie MAX es la cuarta generación del modelo B737.

La semana pasada, la aerolínea rusa Aeroflot amenazó también con cancelar el pedido del B737 MAX que tiene pendiente de entrega. Aunque en su caso lo hizo por el retraso que va a sufrir en la recepción de las nuevas aeronaves, por la suspensión global impuesta a los vuelos de este modelo. Puso de plazo a Boeing hasta noviembre próximo para que resuelva el problema con el sistema de estabilización.

El modelo B737 es vital para Boeing. Sus títulos caían un 2% este viernes en la apertura de Wall Street. La investigación de las causas de los accidentes continúa. El fabricante, en todo caso, tendría ya lista la actualización del programa informático que determina si la inclinación del avión es la correcta. Está previsto que este fin de semana los pilotos de American Airlines hagan una prueba en el simulador.

También se espera que incorpore un indicador de alerta cuando se produce un conflicto en la lectura de los sensores de vuelo, para así dar más control a los pilotos. Se incluirán también instrucciones más precisas en el manual y se introducirán nuevos requerimientos para la formación de los aviadores. La solución deberá ser certificada por las autoridades reguladoras de la aviación civil.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información