Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

India deja sin ciudadanía a más de cuatro millones de personas

El censo de votantes elaborado por las autoridades en el Estado de Assam, que vive un flujo migratorio constante desde Bangladés, siembra el temor entre la minoría musulmana

Un hombre muestra su nombre en el registro de ciudadanos de Assam.
Un hombre muestra su nombre en el registro de ciudadanos de Assam. AP

La Comisión Electoral Central de India ha dejado fuera del registro de ciudadanos a más de cuatro millones de habitantes del Estado de Assam, fronterizo con Bangladés, tras revisar las 32,9 millones de solicitudes de ciudadanía recibidas. “Los que no están en el borrador tendrán oportunidades de presentar sus quejas con amplio margen de tiempo. Se asistirá a la gente sin conocimientos. Se hará justicia con todos”, ha explicado el director del Registro Civil de India, Shailesh, quien reiteró en rueda de prensa desde Guwahati, principal ciudad del Estado, que la lista podrá actualizarse desde finales de agosto y hasta finales de septiembre.

El esperado anuncio del borrador final de la lista de ciudadanos de Assam quiere poner fin a un problema que se remonta a la constitución de India como nación independiente. Desde hace 70 años, este Estado oriental del subcontinente es la única región del país sin un registro oficial de sus votantes. Compartiendo cerca de 270 kilómetros de frontera con el vecino Bangladés, de mayoría musulmana, Assam vive un flujo migratorio constante; lo que es usado con fines electoralistas por grupos políticos locales para criticar la transformación demográfica fruto de la presencia musulmana. Así, el Gobierno central del partido de centroderecha y nacionalista, Bharatiya Janata Party (BJP), recoge la patata caliente de una región inmersa en intermitentes enfrentamientos entre la mayoría hindú y la minoría musulmana. Ante el actual refuerzo de la seguridad y el mayor control fronterizo, miles de musulmanes temen ser deportados o enviados a centros de detención, según Reuters.

El rumor de persecuciones contra los solicitantes que no figuran en la lista provisional ha llevado al coordinador de la comisión electoral en el Estado, Prateek Haleja, a decir que ese es el motivo por el que no se han ofrecido más datos al respecto, aclarando: “Nosotros tenemos en cuenta a todos los solicitantes. Cada uno recibirá notificaciones individuales con los pasos a seguir. Estamos intentando comunicarles que sus nombres han podido ser omitidos por diversas razones, como la falta de documentos”.

Para ser reconocidos como ciudadanos indios, los residentes en Assam tienen que aportar pruebas que acrediten que, bien ellos o sus familias, han vivido en la región desde antes del 24 de marzo de 1971. Esa fecha marca el final de la guerra por la liberación de Bangladés y el nacimiento de ese país, antes llamado Pakistán Oriental y de mayoría musulmana, tras la partición final del subcontinente indio y la consecuente oleada de refugiados a ambos lados de la frontera. Para entonces, de acuerdo con el censo de 1951, previo a la creación de Bangladés, la población de la región era de solo ocho millones de habitantes. Hasta ahora, el recuento de la población en Assam ha sido interrumpido por la violencia interreligiosa en varias ocasiones, como en 1983, cuando decenas de personas fueron asesinadas por muchedumbres contrarias a la presencia musulmana en el Estado.

Ante la posibilidad de que se avive el conflicto religioso en la región, el secretario adjunto del Ministerio del Interior, Satyendra Garg, ha aclarado: “Queremos que la ley y el orden se mantengan y no se permitirá que nadie cree problemas”. El portavoz del ministerio también ha insistido en que no se iniciará acción penal contra aquellos que no figuran en el borrador final hasta que sus casos hayan sido resueltos.

Los contrarios al examen de ciudadanía critican que el Gobierno central está liderando una campaña contra la minoría musulmana en India. Mientras que las autoridades estatales dicen estar representando la voluntad de los nativos de Assam, muchos de los cuales culpan a la inmigración de la falta de trabajo y de la escasez de recursos en una región que, actualmente, se acerca a los 33 millones de habitantes. En diciembre del año pasado, el borrador inicial de la Comisión Electoral Central registró a 19 millones de ciudadanos. Sin embargo, este mes, la propia comisión confirmó al Tribunal Supremo indio la retirada de 150.000 nombres de la lista inicial, un tercio de ellos mujeres casadas, debido a la falsedad de los documentos presentados por los solicitantes.

Más información