Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por CARLOS E. CUÉ

Un hincha argentino expulsado del Mundial de Rusia por una burla machista

El aficionado que grabó un vídeo con una joven rusa a la que hacía repetir obscenidades no podrá ingresar a ningún partido más

Las burlas sexistas no causan gracia, sino rechazo. Hinchas de varios países latinoamericanos han mostrado estos días no ser conscientes del cambio de época en el que están inmersos. Colombianos, brasileños y también un argentino que viajaron al Mundial de Rusia grabaron a aficionadas repitiendo las obscenidades que ellos les decían y fueron objeto de duras críticas. En el caso del argentino, identificado como Fernando Penovi, su actitud le ha costado la expulsión de la competición futbolística. A petición del Gobierno argentino, Penovi tiene prohibido asistir como espectador a cualquier partido.

"Pedimos a las autoridades rusas que a esta persona, por procaz, por deshonesto, por indecente, le sea retirada la posibilidad de ingresar a los estadios de fútbol durante el Mundial", dijo hoy en radio La Red el director nacional de seguridad en eventos futbolísticos, Guillermo Madero. Según Madero, la Policía rusa retiró a Penovi el Fan ID, el documento obligatorio que deben presentar los espectadores para entrar en los estadios durante el Mundial.

En el polémico vídeo puede verse a Penovi acompañado de una adolescente rusa de 15 años que lleva la bandera de su equipo dibujada en el cuello. El argentino la hace repetir: "Hola argentinos, vengan para aquí. Quiero chupar pija". A continuación, el hincha tira un beso a cámara, la llama hermosa y se escuchan unas risas de fondo.

"Nos apena como argentinos ver esto cuando hay miles que están teniendo un comportamiento ejemplar", dijo el responsable de la seguridad. Anoche, la Cancillería argentina replicó un mensaje de la Embajada argentina en Moscú en la que advertía que "el respeto, la tolerancia y la educación son valores universales" y rechazaba "la utilización de las diferencias idiomáticas para faltar el respeto a nuestros anfitriones en la Federación de Rusia".

También tomó cartas en el asunto la Embajada rusa en Buenos Aires. A través de un comunicado, las autoridades del país anfitrión del mundial expresaron su profunda indignación "por el disparate obsceno y ofensivo cometido" por el hincha argentino. La delegación diplomática pidió al aficionado que pida disculpas públicas, pero por ahora no lo ha hecho.

Es la tercera vez en poco más de un mes que el fútbol argentino provoca un cortocircuito diplomático con Moscú. En mayo, la embajada rusa en Buenos Aires exigió a un canal argentino la retirada de un anuncio que parodiaba la homosexualidad. Días después, criticó con dureza el manual de idioma y cultura rusa distribuido por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) a periodistas deportivos en el que se daban consejos para seducir a mujeres rusas. La AFA se disculpó y atribuyó el contenido a un "error involuntario".

Más información