Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hillary Clinton da la espalda a la actriz Cynthia Nixon en la batalla por Nueva York

Los demócratas del Estado votan en bloque la reelección del gobernador pese al mensaje progresista de la estrella de 'Sexo en Nueva York'

Cynthia Nixon durante la convención de los demócratas.
Cynthia Nixon durante la convención de los demócratas. AP

Hillary Clinton volvió a dejarse ver por un evento político y lo hizo para hacer público su respaldo a Andrew Cuomo para que renueve por un tercer mandato como gobernador de Nueva York. El anuncio lo hizo ante la convención demócrata neoyorquina, en Long Island, a la que se acercó la actriz Cynthia Nixon buscando apoyos a su batalla para ser reconocida como candidata pese a que solo consiguió el voto del 5% de los delegados.

Tanto Cuomo como Nixon respaldaron la candidatura de Clinton a la presidencia de Estados Unidos en 2016. Pero el actual gobernador como la aspirante están llevando campañas con vistas a las elecciones de noviembre que se parecen más a la del independiente Bernie Sanders, con un mensaje muy progresista que busca movilizar a los electores situados más a la izquierda.

Hillary Clinton y Andrew Cuomo son viejos aliados. El demócrata sirvió para la Administración presidida por Bill Clinton como secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano. Además, son prácticamente vecinos en Westchester. La exsenadora y exprimera dama reconoce el trabajo que está haciendo el gobernador frente a las políticas que emanan de Washington.

“Nueva York está liderando el camino para luchar contra la agenda divisiva y de odio de los ultraconservadores”, afirmó, “y luchando por una economía que funcione para todos”. En este sentido, reiteró que seguirá trabajando con Cuomo para que en las elecciones a medio mandato los demócratas recuperen el control del Congreso de EE UU y la mayoría en el Senado de Nueva York.

Hillary Clinton reiteró que EE UU pasa por un "momento difícil" y recordó que el país avanzó en el pasado porque "abrió las puertas a las oportunidades". "Que nadie os diga algo distinto", reiteró ante los delegados, "no podemos dar un paso atrás". "Necesitamos ahora más que nunca líderes que defiendan los valores progresistas y que se planten ante los que quieren dividirnos", afirmó.

Pese al espaldarazo por parte de los líderes del Partido Demócrata de Nueva York, la estrella de la serie Sexo en Nueva York seguirá luchando por hacerse con el apoyo de las bases en la primarias previstas para septiembre. Este fin de semana recibió el apoyo de la organización Working Families Party. Nixon cree que Cuomo no es lo suficientemente progresistas para ser demócrata.

Candidato seguro

Cynthia Nixon necesita conseguir el 25% del apoyo de los delegados demócratas para contar como candidata oficial en las primarias. Aunque daba por hecho antes de empezar el voto que no iba a conseguirlos en esta convención, optó por participar porque se considera una demócrata de pleno derecho. "Es mi partido, no tengo miego, y no pueden ignorarme", comentó a su llegada.

“Como dice el propio gobernador”, recordó, “está gestionando el Estado de una manera que haría orgulloso a cualquier republicano”. Su táctica busca dar energía a los grupos activistas progresistas y a los electores más decepcionados, una dinámica contra el establishment que se ve en otras contiendas por el país y que alimentó la victoria de Donald Trump en las presidenciales.

La intervención de Hillary Clinton coincidió a la misma hora y casi en el mismo lugar que una mesa redonda sobre la violencia de la banda criminal MS-13 presidida por Donald Trump en la localidad de Bethpage, a escasos 15 minutos en coche desde donde se desarrollaba la convención demócrata. Clinton y Trump celebraron durante las presidenciales un debate en la misma zona.

Apoyando a Andrew Cuomo, los demócratas apuestan por la que consideran la opción más segura para ganar en noviembre. Los republicanos tienen poco que hacer en las elecciones a gobernador. Sin embargo, ven posibilidades si Cynthia Nixon se impusiera en las primarias o si con su ataque en la campaña hiciera el daño suficiente al gobernador como para provocar un trasvase de votos.

Más información