Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cynthia Nixon presenta su candidatura a gobernadora de Nueva York

La actriz de 'Sexo en la Nueva York' reta al demócrata Andrew Cuomo con un mensaje progresista

Cynthia Nixon da el paso. En un vídeo de dos minutos de duración colgado en las redes sociales, la actriz anuncia formalmente su candidatura para disputar el cargo de gobernador a Andrew Cuomo. “Algo debe cambiar”, dice la estrella que en la serie Sexo en Nueva York protagonizó a la abogada Miranda Hobbes. Ahora tiene por delante seis meses de campaña hasta la celebración de las primarias demócratas.

“Nueva York es mi casa”, dice al arrancar su primer anuncio electoral, “nunca viví en otro sitio”. A partir de ahí cuenta que la crió su madre en un modesto apartamento sin ascensor y que es también en Nueva York donde está viendo crecer a sus tres hijos. En la primera parte hace una defensa directa de la educación pública y reconoce que tuvo oportunidades que los niños de ahora no tienen.

En ese momento pasa al ataque, para decir que los actuales líderes políticos están fallando a los ciudadanos. “Somos el Estados más desigual en todo el país”, afirma, citando la riqueza “increíble” que acumulan las clases más altas y que contrasta con la pobreza extrema de los más marginados. “La mitad de los niños en las zonas del norte viven por debajo del umbral de la pobreza”, apunta.

Cynthia Nixon durante el estado de la unión de las personas, celebrado un día antes del discurso del estado de la unión de Donald Trump.
Cynthia Nixon durante el estado de la unión de las personas, celebrado un día antes del discurso del estado de la unión de Donald Trump. Reuters/cordon press

Nixon se pregunta en voz alta cómo se ha permitido que se llegara a esta situación. La candidata defiende un cambio “para que nuestro gobierno vuelva a funcionar” y cita cuestiones sensible como la salud, la masificación de las cárceles y la congestión que sufre la infraestructura de transporte en el área metropolitana más importante de Estados Unidos, en la que residen 12 millones de personas.

“Estamos hartos de políticos que se preocupan más de los titulares y del poder que por nosotros”, afirma la actriz en la voz de fondo del anuncio. En este momento, entra un vídeo de un discurso que dio recientemente en el que dice que “esto no puede continuar” y habla de dar “un vuelco al sistema” si realmente se quiere acaba con la desigualdad económica y social que sufren los neoyorquinos.

Nixon, de 51 años de edad, concluye diciendo que llegó el momento de que los electores se hagan escuchar, “de ser visibles y de luchar”. “Juntos podemos ganar esta pelea”, dice sentada en un tren mirando a la cámara. Como dicen los analistas políticos, va a ser una batalla por ganarse el corazón de los demócratas en muchos aspectos.

La actriz abrió la puerta a presentar su candidatura a gobernadora el pasado mes de agosto y desde entonces el apoyo fue creciendo. Hace dos semanas, esta posibilidad se hizo evidente y se le vio por las calles de Manhattan con un equipo que la filmaba mientras paseaba por los distintos barrios de la ciudad de los rascacielos. Las encuestas más recientes muestran que su perfil anti-Trump cala entre los jóvenes.

La contienda electoral se anticipa dura. Andrew Cuomo, que antes ejerció como fiscal general del Estado, tiene un presupuesto de campaña de 30 millones de dólares y su nombre se cita como posible candidato a disputar la presidencia de EE UU a los republicanos. Las encuestas le dan un apoyo del 66% de los electores potenciales, frente al 19% de Cynthia Nixon. El demócrata ejerce de gobernador desde 2011.

Las elecciones se disputan a comienzos de noviembre, coincidiendo con la renovación de la mitad de los puestos en el Congreso de EE UU. Cuomo aceleró durante los últimos días todo su dispositivo de campaña para sumar el mayor apoyo posible de grupos progresistas, anticipando la maniobra de la actriz. Nixon cree, sin embargo, que no es lo suficiente liberal y por eso pide a los electores que se movilicen para dar un giro más a la izquierda.