Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un borrador del acuerdo italiano prevé un mecanismo para salir del euro y el fin de las sanciones a Rusia

El documento, fechado hace dos días, incluía también pedir la cancelación de parte de la deuda italiana y la creación de un organismo paralelo al Consejo de Ministros

Matteo Salvini, líder de la Liga, en Roma.
Matteo Salvini, líder de la Liga, en Roma. EFE

Las previsiones más alarmistas en el seno de la Unión Europea empiezan a cobrar visos de realidad. El primer borrador del acuerdo de Gobierno entre Liga y Movimiento 5 Estrellas se ha filtrado esta noche y contiene, negro sobre blanco, elementos inquietantes para Bruselas, que lleva días alerta con la cocina de la alianza antiestablishment italiana. Entre ellos, figura la creación de un mecanismo para salir de la moneda única en caso de ser necesario, el propósito de recibir una suerte de condonación de la deuda italiana por parte del BCE y el diseño de un organismo paralelo al Consejo de Ministros para tomar decisiones políticas sin pasar por los cauces normales. Ambos partidos han señalado que el documento es viejo. Sin embargo, tiene solo apenas dos días.

La edición italiana del HuffPost ha publicado en exclusiva el borrador del documento, que tiene 39 páginas y varias bombas de relojería para la futura relación entre Italia y la UE. Entre otras cosas, la coalición muestra su cercanía a Rusia —como ya había hecho en tantas ocasiones y pide que se retiren las sanciones comerciales contra el país que preside Vladímir Putin. El desmentido por parte de los autores del texto llegó poco después. Pero a medias. “El contrato de Gobierno publicado por el Huffington Post es una versión vieja que ha sido ampliamente modificada en el curso de los últimos encuentros. La versión actual no se corresponde con esa. Muchos contenidos han cambiado radicalmente. Sobre el euro, por ejemplo, las partes han decidido ya no poner en discusión la moneda única. La versión publicada no es fiel a la actual”.

La moneda única y cancelar la deuda de 250.000 millones

Esta es la parte del borrador que con más rotundidad han querido desmentir ambas formaciones. “La gobernanza europea tendrá que ser repensada, incluida la política monetaria”. En el documento se pone en cuestión la irreversibilidad del euro y se propone la búsqueda de una posible salida. “Hay que introducir pocedimientos de naturaleza técnica y jurídica que consientan a los Estados miembros retirarse de la Unión Monetaria, de modo que puedan recuperar su propia soberanía, o quedar fuera de la moneda única con una cláusula opt-out permanente. Así los Estados miembros podrán “activar un camino compartido de salida concordada en el caso haya una clara voluntad popular para ello”. Pese al desmentido, esa es una promesa electoral de la Liga y el corazón ideológico de sus cerebros económicos: Armando Siri y Claudio Borghi.

Además, el documento señala que es necesaria una “rediscusión de los Tratados de la UE”. Se pone en cuestión el Pacto de Estabilidad, que “es insostenible desde el punto de vista económico y social y debe ser modficado radicalmente”. Pero lo más llamativo es que se pedirá al BCE que cancele 250.000 millones de euros en títulos del Estado, es decir, congelar y eliminar una parte de los bonos en manos del BCE. Algo que los estatutos del organismo que preside Mario Draghi prohiben de forma explícita, pero que ya empezaba a olerse en Bruselas. “Su cancelación vale 10 puntos porcentuales”, señala el documento.

El martes llegaron varias advertencias sobre la futura política económica y de inmigración que podría llevar a cabo la coalición formada entre Liga y M5S y que se suman al estado de creciente preocupación de los mercados. Pero lejos de arredrarse, como en otras ocasiones. Salvini lo convirtió en gasolina para su discurso antieuropeo. “Llega de parte de Europa la enésima e inaceptable interferencia de personas no electas. Nosotros hemos acogido y mantenido demasiados (inmigrantes), ahora es el momento de la legalidad, de la seguridad y de las repatriaciones”, dijo. Desde el otro lado de la coalición, el automproclamado garante del M5S, devolvió el miércoles vigor a la propuesta de realizar un referéndum para salir del euro.

‘Flat Tax’ e y política fiscal

El acuerdo entre ambas partes señala que la presión fiscal en Italia es demasiado elevada. Para solucionarlo, reza el documento, la palabra clave es “Flat Tax”. Aunque no se especifica, se refiere a un tipo fijo de IRPF del 15% para las rentas inferiores a 80.000, y del 20% para las superiores. Esa es la propuesta estrella de la Liga que, en un principio, no convencía a M5S. Por eso, esta vez se introduce una variación que llevaría adosado un sistema de deducciones para hacer más progresiva la la imposición y no darle otra patada al orden constitucional. Como en tantos otros apartados, parece que se ha impuesto el criterio del partido xenófobo. La idea es evitar la evasión fiscal (también aplicando medidas de cárcel para este tipo de delitos) y recuperar parte del dinero con la economía sumergida que afloraría.

Renta mínima de ciudadanía

La propuesta estrella del M5S continúa por escrito en el documento filtrado. “Es una medida para reinsertar al ciudadano en la vida social y laboral del país”. “El montante fijado es de 780 euros mensuales para las personas solteras, según los parámetros de la escala OCDE, modificada para núcleos familiares numerosos”, señala. La renta presupone un compromiso activo del beneficiario que deberá aceptar las ofertas de trabajo que llegan de los centros asistenciales (como máximo tres propuestas en un año), con su cancelación en caso de rechazar dichas propuestas. “Para esta medida están destinados 17.000 millones de euros al año”.

Un órgano extra parlamentario

Una de las sorpresas políticas del borrador es la creación de un órgano paralelo al Consejo de Ministros para resolver cuestiones en las que ambas formaciones no se pongan de acuerdo. El borrador lo llama Comité de Conciliación y está compuesto por el primer ministro, el líder político del M5S y el secretario general de la Liga. Además, participaría el ministro del ramo en cuestión y las decisiones se tomarían con mayorías de dos tercios. Tal y como está formulado, señalan ya los constitucionalistas, se encontraría fuera de los límites de la Carta Magna italiana.

Política exterior: soberanismo y apertura a Rusia

Este apartado del borrador lleva el sello de la Liga. “Compromiso de llevar a cabo una política exterior sobre la base de la centralidad de los intereses nacionales y el principio de no injerencia en los asuntos internos de los países”. El borrador confirma que Italia seguiría en la OTAN con EE UU como aliado privilegiado, pero con un apertura a Rusia. “No se percibe como una amenaza, sino como un socio económico y comercial. A tal propósito, es oportuna la retirada inmediata de las sanciones impuestas a Rusia, para rehabilitarla como interlocutor estratégico con el fin de resolver las crisis regionales de Siria, Libia y Yemen.

Más allá de lo económico, los dos partidos acordarían que Rusia “no es una amenaza militar, sino un potencial socio de la OTAN y la UE. Especialmente para controlar asuntos, reza el borrador, como el extremismo islámico, los flujos migratorios y las tensiones regionales.

Inmigración y repatriaciones

Este es otro de los ejes de debate que han mantenido estos días ambas formaciones. La Liga ha conseguido que se incluya en el borrador la idea de luchar contra “el negocio de la inmigración”. Algo que, en parte, se refiere a las ONG que trabajan “con fondos a menudo gestionados con poca transparencia y permeables a la criminalidad organizada. “El fracaso del actual sistema de gestión de flujos migratorios corre el riesgo de poner en discusión los acuerdos de Schengen. Italia debe recuperar un papel decisivo en la mesa negociadora europea. El documento propone reformular los sistemas de concesión de asilo y de acogida. Señala directamente a 500.000 inmigrantes irregulares, que deberían estar sujetos a una política seria “de repatriaciones”. Pero no se ofrecen detalles concretos de cómo hacerlo.

Ley de las pensiones

Aquí ambos partidos introducen un matiz a lo expresado en campaña. La abolición de la ley Fornero, que entre otras cosas había aumentado la edad de jubilación, pasa a ser la “superación de la ley Fornero”. Es decir, como en tantos otros asuntos, habrá que adaptar la reforma a las necesidades de caja que tiene el país ahora mismo.

Más información