Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANTONIO TAJANI | PRESIDENTE DEL PARLAMENTO EUROPEO

“En la Unión Europea falta la fuerza italiana y española”

El político italiano exhorta a desarrollar una estraegia europea para regular el sector digital y contrarrestar las noticias falsas

Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, este martes en Madrid. FOTO: ELPAIS / VÍDEO: ATLAS

La Europa que protege parece afirmarse cada vez más como leitmotiv para sacar a la UE de las procelosas aguas contemporáneas. Antonio Tajani (Roma, 1953), presidente del Parlamento Europeo desde enero de 2017, esgrime el concepto —utilizado a menudo también por Emmanuel Macron— en diferentes declinaciones durante una entrevista concedida el martes en Madrid en perfecto castellano. Protección de los ciudadanos golpeados por la crisis (y, según él, por una excesiva austeridad), protección frente al terrorismo, nuevas reglas para disciplinar el mercado digital y contrarrestar la difusión de noticias falsas, apoyo a un mayor gasto en Defensa y una reducción menos intensa de los fondos de cohesión y agrícolas de lo que propone la Comisión Europea. Tajani, aliado político de Silvio Berlusconi, fue galardonado este miércoles con el premio Carlos V.

Pregunta. En Italia, formaciones euroescépticas o eurófobas lograron un 54% en las últimas elecciones; en la primera vuelta de las presidenciales francesas, candidatos con esas posiciones políticas obtuvieron un 48%; el 52% de los británicos avaló el Brexit, la ultraderecha sube en Alemania y el Este está desafiante. ¿Qué ha hecho la UE para merecer esto?

Respuesta. Yo creo que Europa no contestó bien a algunas inquietudes de los ciudadanos europeos. Después de la crisis, los europeos piden más protección. Porque subió el paro, hubo un flujo migratorio muy fuerte, una falta de seguridad por el terrorismo. Los ciudadanos piden soluciones. Europa ha cometido errores, ha tenido retrasos en su reacción a la crisis. Mucha austeridad. Yo creo que es importante respetar las reglas, pero la austeridad…

P. ¿Fue demasiada?

R. Creo que sí. Europa no ha hecho lo suficiente en favor de la economía real. Y después, cada vez que hay un problema, los Gobiernos apuntan a Bruselas. Claro que Europa comete errores, hay que cambiar muchas cosas. Pero no podemos olvidar 70 años de paz. Ahora hay que trabajar. Hace falta más democracia. Por eso es importante defender la posición del Parlamento. Añadir poder de iniciativa legislativa al Parlamento.

P. La Comisión acaba de presentar su proyecto de Presupuesto. Hay un incremento de gasto; propuestas para desplazar fondos de los capítulos de cohesión regional y agricultura a otras áreas; y condicionalidad vinculada al respeto de principios y solidaridad. Ya se nota la resistencia del Norte a lo primero y del Este a lo último. ¿Cómo ve la propuesta y la batalla que se fragua?

R. A mí la propuesta de la Comisión me parece más positiva que negativa. Por ejemplo me parece importante poner más dinero en favor de innovación e investigación.

P. ¿Es correcto poner menos dinero en cohesión regional?

R. Hay menos dinero en la propuesta. Yo creo que se podría añadir un poco. Creo que en política agrícola también se puede suavizar un poco la reducción. Veo bien el dinero en favor de la industria de la defensa, en favor de la seguridad externa, para la gestión de la cuestión migratoria y para el Erasmus, porque ayuda integración de los jóvenes. Estas son cosas positivas.

P. ¿Italia va rumbo a convertirse en el próximo gran problema de la UE?

R. Espero que no, desde luego Italia tiene problemas: la deuda pública, desarrollo del sur, porque el país está dividido.

P. ¿Le preocupa la inestabilidad política?

R. La inestabilidad es un problema. Falta un Gobierno fuerte, capaz de ser protagonista en Europa, no solo para defender a Italia, también para ayudar a Europa a ser más equilibrada. Porque hoy Francia y Alemania son los pilotos de Europa. Yo creo que, con el Brexit, España e Italia pueden buscar un papel más importante, en favor de una situación más equilibrada.

P. ¿Por qué no ha habido sintonía entre Italia y España?

R. Errores, incomprensiones personales. Desde mañana es importante estudiar una estrategia para reforzar los lazos entre España e Italia. Dos países hermanos que pueden y deben jugar un papel importantísimo en Europa.

P. ¿Cree que junto a Macron pueden lograr que Alemania ceda terreno?

R. Se puede intentar. Alcanzar una solución equilibrada. Alemania es el país más importante en la UE. Pero si no hay interlocutores, no hay países fuertes… En la UE falta la fuerza italiana y española. Juntos Italia y España pueden hacer muchísimo en favor de todo el sur de Europa para una Europa más equilibrada.

P. ¿Es una irresponsabilidad votar en julio en Italia, como han pedido Liga Norte y Movimiento 5 Estrellas?

R. No se puede votar en julio. Hace demasiado calor. ¿Pueden votar los mayores con 42 grados en Sicilia, Calabria y Apulia? ¿Con la gente de vacaciones? Si el presidente decide que votemos, mejor después del verano. No me parece inteligente hacerlo el 22 de julio.

P. ¿Después del verano y con un presupuesto ya votado?

R. No sé si con un presupuesto antes. Pero hay muchas cosas que hacer a nivel económico. Yo en Italia optaría por una solución a la española: un Gobierno de centroderecha sin mayoría absoluta buscando votos por cada ley.

P. La creciente difusión de noticias falsas amenaza el debate público a lo largo del continente, causa polarización y deteriora las democracias. ¿Hay que apoyar a los medios tradicionales para frenar estos riesgos? ¿Cuál es la vía?

R. Claro que sí. Hay que reforzar los periódicos tradicionales. Yo no estoy en contra de la libertad en Internet , pero es importante la función de filtro de los profesionales. Por eso creo que es importante ayudar a los periódicos, también su digitalización. Es necesaria una estrategia, una política europea para dar reglas a un sector superimportante. Es importante estudiar reglas y tomar medidas contra las noticias falsas, porque pueden cambiar la realidad. Mira qué pasó en la campaña del Brexit, en Cataluña. Y atención, no hay solo noticias falsas que llegan de Rusia. Hay cerebros que están pensando estrategias de fake news en otros países. Hacen falta reglas. Las reglas no están en contra de la libertad. Están para garantizar la libertad. Yo estoy a favor de Twitter, Google, Amazon. Estoy a favor del mercado. Hay reglas en el mercado interior. Ahora es necesario hacer reglas en ese sector, que es importante, pero que sin reglas hace daño.

P. ¿Reglas significa legislar? La propuesta de la Comisión no va tanto por ese camino…

R. La comisión invita a los países a legislar.

P. Pero no hay una iniciativa legislativa a nivel europeo. ¿Sería oportuno?

R. Si no lo hacen los países, claro que sí. Ahora hay un mensaje de autorreglamentación. Dicen: haced. Si no lo hacen, lo hará la Comisión

P. ¿Cómo ve la crisis catalana?

R. Es un problema de España, no es un problema de Europa. El marco constitucional español es el marco constitucional europeo, nosotros defendemos el Estado de derecho. No existe la pequeña patria, existe la patria. Yo no conozco mi pequeña patria. Roma no es mi pequeña patria. Mi patria es Italia, y después, Europa. Por eso creo que es importante ayudar la autonomía, desarrollarla en todos los países europeos, donde hay minoría, donde hay personas que hablan otros idiomas. Pero la independencia es otra cosa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información