Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bachar el Asad devuelve la Legión de Honor a Francia

El Elíseo había iniciado el procedimiento para retirarle la máxima condecoración oficial al presidente sirio

Devolución en Damasco de la Legión de Honor concedida a El Asad en la embajada rumana en Siria
Devolución en Damasco de la Legión de Honor concedida a El Asad en la embajada rumana en Siria AFP

Damasco no ha querido esperar a que París completara un gesto tan simbólicamente humillante como es retirarle al presidente sirio, Bachar el Asad, la Legión de Honor, la máxima condecoración del Estado francés. Según ha anunciado el régimen sirio, el reconocimiento ha sido devuelto, bajo la excusa de que el ataque del fin de semana contra presuntas plantas y laboratorios de armas químicas en Siria perpetrado por Estados Unidos con apoyo de Reino Unido y Francia hacía imposible conservar tan alta distinción de un país “esclavo” de Washington.

“Para el presidente El Asad, no constituye ningún honor portar una condecoración atribuida por un régimen esclavo de Estados Unidos, que apoya a los terroristas”, dijo la presidencia Siria en un comunicado. De acuerdo con la información oficial, la devolución se realizó a través de la Embajada rumana en Damasco, que es la que representa los intereses franceses en la capital siria.

La noticia se conoce solo unos días después de que el Elíseo anunciara, este lunes, que había emprendido el procedimiento para quitarle la Legión de Honor a El Asad, que obtuvo este reconocimiento en su máximo grado, la gran cruz, por parte del presidente Jacques Chirac en 2001, tras suceder a su padre, Hafez el Asad, al frente del país. Como actual presidente francés, Emmanuel Macron, es también Gran Maestro de la Legión de Honor y legalmente puede despojarle de una condecoración que, en el caso de ciudadanos extranjeros, se otorga a quienes se hayan distinguido “por los servicios rendidos a Francia o a causas que esta apoya”.

Pero igual que puede darla, Francia también puede quitarla, al menos en el caso de los caballeros de la Legión aún vivos. En el caso de los condecorados franceses, la distinción se retira si son condenados por un crimen o a una pena de cárcel de al menos un año. Otro de los motivos, que habría sido el aplicado en el caso de El Asad si este no se hubiera adelantado, es que haya “cometido actos o hayan tenido un comportamiento susceptibles de ser contrarios al honor o perjudiciales para los intereses de Francia en el extranjero o a las causas que esta apoya en el mundo”. Desde 2010, un decreto permite retirar más fácilmente el honor a un extranjero que haya “cometido actos graves o contrarios al honor”.

El Asad no es el único dictador que ha recibido la máxima distinción francesa. En la lista de los condecorados figuran también Franco, Mussolini, Gadafi o Ceaucescu. Tampoco habría sido el único en perder la Legión de Honor. Francia ya le retiró esta condecoración al ciclista estadounidense Lance Armstrong o al diseñador británico John Galliano. Tras destaparse el escándalo de abusos sexuales del productor estadounidense Harvey Weinstein, Macron anunció que también había iniciado el procedimiento para retirarle al antiguo magnate de Hollywood la condecoración que le dio el presidente Nicolas Sarkozy en 2012. 

Más información